publicidad
.

Médicos pensaban que el copiloto de Germanwings no era apto para volar l...

Imagen de Andreas Lubitz tomada de redes sociales.

Médicos pensaban que el copiloto de Germanwings no era apto para volar

Médicos pensaban que el copiloto de Germanwings no era apto para volar

Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo 925 de Germanwings, no era apto para volar, según pensaban sus médicos, que nunca informaron sobre este dato.

Imagen de Andreas Lubitz tomada de redes sociales.
Imagen de Andreas Lubitz tomada de redes sociales.

Andreas Lubitz, el copiloto que estrelló el vuelo 925 de Germanwings, tenía problemas de la vista y temía quedar ciego, y algunos médicos que lo vieron pensaban que no estaba en condiciones de volar pero no lo reportaron a la aerolínea debido a las leyes alemanas sobre la confidencialidad de los pacientes, informó un fiscal.

publicidad

El fiscal de Marsella, Brice Robin, dijo el jueves a la prensa en París que el copiloto Andreas Lubitz visitó a siete médicos un mes antes de la tragedia aérea del 24 de marzo, incluyendo tres citas con un psiquiatra.

Lea:  Siete preguntas sin respuesta del accidente aéreo de Germanwings

Robin indicó que algunos médicos consideraron que Lubitz era psicológicamente inestable, y otros que era incapaz de volar, pero "lamentablemente que la información no se difundió debido al secreto médico".

En Alemania, los médicos se arriesgan a ir a prisión si revelan información sobre sus pacientes a menos que haya evidencia de su intención de cometer un delito grave o daño a sí mismos.

El 24 de marzo de 2015 este vuelo internacional, operado por un Airbus A320, partió del Aeropuerto de Barcelona hacia Düsseldorf con 144 pasajeros, dos pilotos y cuatro miembros de la tripulación. Se estrelló en el macizo de Estrop, en los alpes franceses de Provenza.

Las autoridades francesas y alemanas, además de un portavoz de Germanwings, han indicado que la caída de la aeronave fue intencional. Según las grabaciones de las cajas negras, Lubitz, de 27 años, estrelló el avión de manera voluntaria, debido a su estado depresivo.

El copiloto Germanwings ensayó cómo estrellar el avión /Univision

El piloto le cedió los mandos mientras iba al baño, cuando volvió, el copiloto no le abrió la puerta de la cabina y tampoco contestó las llamadas realizadas desde la torre de control. Los pasajeros nunca se dieron cuenta de la situación hasta unos segundos antes del impacto. Todos murieron.

Lea: El copiloto de Germanwings ensayó la maniobra

Familiares de las víctimas se entrevistaron este jueves en París con los investigadores del caso, en la misma semana en que los primeros restos de las víctimas fueron devueltos a su familia.

Escoltados por guardias de seguridad y policías, los familiares partieron de un hotel en París en cuatro autobuses para reunirse con el fiscal Robin y otros funcionarios franceses.

Nuevos y escalofriantes detalles del copiloto de Germanwings /Univision

El abogado alemán Peter Kortas, cuya firma representa a los familiares de 34 víctimas, dijo que las negociaciones con Germanwings acerca de la compensación comenzaron hace varios días. Las familias también buscan explicaciones sobre la demora en la entrega de los restos de las víctimas.

"En este momento no hay nada más importante que el hecho de que los restos serán devueltos a sus familias", afirmó. "Han pasado ya más de dos meses y medio, de modo que es necesario restañar las heridas".

"La pérdida de los familiares debe ser compensada con una adecuada suma de dinero", agregó. "Hay dos puntos en estas negociaciones: primero las pérdidas materiales y segundo la compensación por el padecimiento".

El primer entierro se aguarda para el viernes. Casi la mitad de las víctimas eran alemanas, 47 españolas y el resto de 17 nacionalidades.

La semana pasada un fiscal había asegurado que Lubitz buscó a decenas de médicos antes de que ocurriera la tragedia. Esta revelación sugirió que el copiloto estaba buscando orientación sobre su condición mental. Posiblemente, sobre una enfermedad que mantenía en secreto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En uno de sus últimos actos antes de dejar la presidencia, Barack Obama conmutó la condena de prisión de Chelsea Manning, la responsable de la mayor filtración de información clasificada estadounidense.
El presidente venezolano dijo en un programa televisado que usaría sus "facultades presidenciales" para liberar a Leopoldo López si "me entregan a Oscar López Rivera". Este martes, el presidente Barack Obama decidió excarcelar a una de las figuras más polémicas dentro del movimiento independentista de Puerto Rico.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
publicidad