publicidad

Matan a policia de Dallas

Matan a policia de Dallas

5 mil personas participaron en una manifestación para exigir al Gobierno federal una reforma migratoria.

Matan a policia de Dallas c639a34bd72248b4b3c6211b587f02cb.jpg

Sólo fue mitin

DALLAS.- Alrededor de 5 mil personas participaron en una manifestación pacífica en las afueras del Ayuntamiento de Dallas para exigir al Gobierno federal una reforma migratoria para los millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

Organizado con la ayuda de varias instituciones cívicas y religiosas, el denominado "Rally por la nueva familia americana" marcó este fin de semana además la celebración del primer aniversario de la marcha masiva que reunió a medio millón de personas hace un año en esta misma ciudad.

La diferencia esta vez fue que a comparación del año pasado, la concentración de público se realizó en un solo lugar y no hubo un recorrido de calles como ocurrió en abril de 2006.


publicidad

Seguirán presionando al gobierno

Uno de los oradores principales en esta manifestación fue Charles Graham, obispo de la Diócesis Católica de Dallas.

Según Graham, la participación de miles el domingo no es más que una demostración de la gran necesidad existente para regularizar el estatus migratorio de millones "que aún viven en la sombra y en la desgracia de no poder reunirse con sus familias".

"Los ilegales que están en este país más de 15 años deben obtener una legalización y por ende su ciudadanía. No podemos permitir que continúe el divisionismo a través del racismo", acotó Graham, refiriéndose a varios proyectos de ley estatales que se debaten en el legislativo de Texas.

Otro de los invitados fue el ahora activista Juan Hernández, ex coordinador de la Oficina Presidencial para Mexicanos en el Exterior durante el mandato de Vicente Fox.

"Hoy más que nunca debemos luchar por una reforma migratoria justa e integral. Si el Congreso no la aprueba este año, entonces tendremos que esperar por lo menos dos años y medio más para que se logre", dijo Hernández al público.

"Sólo nos queda presionar, presionar y presionar. No podemos quedarnos callados y con los brazos cruzados", agregó el activista, quien además invitó a los presentes a marcar el número de teléfono de la presidencia de EEUU para solicitar una pronta reforma migratoria.


publicidad

Hernández, quien preside la Organización para el Avance Hispano, cuya misión principal es ofrecer las herramientas necesarias para formar a futuros líderes comunitarios, indicó que la esperanza de los millones de indocumentados está puesta en la propuesta de ley Gutiérrez-Flake.

Posibilidad de otra megamarcha en mayo

En mencionado anteproyecto fue presentado en la Cámara de Representantes de EU hace dos semanas y de lograrse su aprobación, permitiría la legalización de miles de inmigrantes indocumentados.

Domingo García, abogado y organizador de esta manifestación junto con la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), catalogó el evento del domingo como "necesario y vital para continuar la lucha" por una reforma migratoria.

"Es nuestro derecho constitucional el llamar a nuestros congresistas para hacerles saber nuestro punto de vista y para que actúen de inmediato en la confección y aprobación de una ley federal comprensiva que no separe familias", dijo.

"No debemos permitir que envíen a nuestros niños hispanos a los centros de detención migratorios donde los tratan como a criminales", añadió García, quien informó que se estaría coordinando una mega-marcha para el 1 de mayo en Dallas y en otras ciudades del país.

El "Rally por la nueva familia americana" contó con el trabajo voluntario de cientos de personas que inscribieron a decenas de ciudadanos estadounidenses para que participen en los diferentes eventos electorales.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad