publicidad
.

Matan a paramedico en Nueva York: Recibio dos balazos tras tratar de ing...

Matan a paramedico en Nueva York: Recibio dos balazos tras tratar de ingresar a discoteca

Matan a paramedico en Nueva York: Recibio dos balazos tras tratar de ingresar a discoteca

Un paramédico de Nueva York que estaba siendo investigado por negarse a ayudar a una mujer embarazada, recibió dos disparos en una discoteca.

Jason Green estaba siendo investigado

NUEVA YORK - Un paramédico del Departamento de Bomberos de Nueva York, que estaba siendo investigado por supuestamente haberse negado a ayudar a una mujer embarazada en el lecho de muerte, recibió dos disparos cerca de una discoteca, el domingo por la madrugada.

Jason Green, de 32 años, murió luego de ser baleado cerca del Greenhouse, un popular centro nocturno del Downtown de Manhattan, ubicado en la Calle Varick Street, en el área de Soho.

Green se vio involucrado en una disputa a una cuadra de la discoteca, luego de que los porteros del lugar prohibieran la entrada al establecimiento de un amigo de éste, por supuestamente no estar vestido adecuadamente.

El incidente ocurrió el domingo alrededor de las 5 a.m., cuando Green y su amigo se alejaban del lugar. Supuestamente un hombre armado salió de un vehículo en la esquina de las calles Vandam y Hudson y realizó al menos dos disparos.

La Policía de Nueva York informó que Green fue impactado al menos dos veces en el torso y luego murió en un hospital local. El amigo de Green, cuyo nombre no ha sido divulgado, no resultó herido en el incidente y estaba siendo entrevistado por las autoridades.

Los residentes que viven en los alrededores de la discoteca Greenhouse dijeron que el lugar es un imán para el ruido y la violencia.

Hasta el momento no se han realizado arrestos en torno al caso.

Green, quien vivía en el área de Jackson Heights, era el protagonista de una investigación criminal de la Oficina de la Fiscalía en Brooklyn. Green y su novia Melisa Jackson, de 23 años y también paramédico, supuestamente se negaron a asistir a Eutisha Rennix, una mujer embarazada de 25 años que estaba muriendo.

publicidad

Según la acusación, ni Green ni Jackson hiciaron algo para salvar a Reñís porque ambos se encontraban en su receso tomándose un café.

La investigación criminal comenzó luego de que el Departamento de Bomberos de Nueva York suspendiera a Green sin goce de sueldo, por presuntamente ignorar los pedidos de ayuda de los compañeros de trabajo de Rennix tras sufrir un desmayo epiléptico, el pasado 9 de diciembre en una cafetería Au Bon Pain, localizada en el 1 Metrotech Center en Brooklyn.

El centro es la sede del cuartel general del Departamento de Bomberos de Nueva York, donde la pareja trabajaban.

Rennix, quien tenía un hijo de 3 años de edad, luego murió en el Hospital Long Island Collage tras ser transportada allí por otro grupo de paramédicos. Su bebé prematuro nació en el hospital pero también murió dos horas después.

Testigos dijeron que Jackson llamó a otro paramédico para reportar el incidente pero destacaron que ni ella ni Green hicieron algo para ayudar a Rennix, quien tenía seis meses de embarazo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad