publicidad

Más de 40 millones tienen VIH

Más de 40 millones tienen VIH

El relajamiento en el uso de preservativos es la causa principal de la aceleración este año de la pandemia del sida.

"La gente se olvida del uso de preservativos", señaló Jim Kim, jefe del departamento VIH/sida en la Organizacion Mundial de la Salud (OMS), en declaraciones en Nueva York en las que apuntó que esa actitud puede deberse al éxito de los tratamientos contra la enfermedad.

Mientras que en Argentina, el tradicional Obelisco de Buenos Aires, ubicado en pleno centro de la capital, amaneció enfundado en un gigantesco preservativo rosado, como símbolo de "la mejor protección contra el VIH", para conmemorar el Día Internacional de Lucha contra el sida. La iniciativa del gobierno capitalino en conjunto con una radio local buscó "llamar la atención de la población" sobre el método preventivo contra la difusión de la enfermedad, dijo el secretario de Salud porteño, Donato Spaccavento. Los transeúntes que se trasladaban por la céntrica plaza de la República en la capital argentina se mostraban sorprendidos ante la original escenografía del Obelisco, de 67 metros de altura, cubierto por un condón gigante de color rosado. El gobierno de Néstor Kirchner saludó la iniciativa de la alcaldía porteña, al valorarla como un "mensaje bárbaro" y "una acción impactante", según los ministros del Interior, Aníbal Fernández, y de Salud, Ginés González García. Unos 130 mil argentinos están infectados con VIH, de los cuales 29,600 están en tratamiento, con un gasto de 19.3 millones de dólares anuales, según las últimas cifras conocidas.Por su parte, el funcionario de la OMS destacó que los tratamientos médicos contra el sida pueden alargar la vida del enfermo "por diez, veinte o treinta años, aun no lo sabemos bien", por lo que podrían haber causado un "exceso de confianza" en los comportamientos de riesgo.

publicidad

Kim destacó que, según el último informe sobre la pandemia del sida divulgado en noviembre , "han bajado las tasas de infección entre adultos en algunos países, pero las tendencias generales en la transmisión del VIH no han dejado de aumentar".

A pesar de bajar la tasa de seropositivos en Kenia, Zimbabwe y algunos países de la región del Caribe, el número de personas que viven con el VIH ha seguido aumentando y en 2005 se registraron cinco millones de nuevas infecciones.

Kim aseguró que esos y otros datos demuestran que las medidas de prevención "han sido un fracaso", y que se necesita un mayor esfuerzo y más recursos para esa tarea.

"Han fallado los gobiernos, las agencias humanitarias y los donantes", criticó, antes de subrayar "que en los países occidentales se nota, por ejemplo, una menor presencia de campañas enfocadas en la prevención".

Destacó que el Sida "es uno de los pocos problemas en que el hombre dispone de elementos para resolverlo", y consideró "una falta de responsabilidad" el que no se utilicen todas los recursos al alcance para combatirlo.

Agregó que se necesita más dinero para combatir la epidemia y también mayor voluntad política por parte de los gobiernos.

La abstinencia -prosiguió- "no es la alternativa" a la propagación de la enfermedad en continentes como Africa, donde las mujeres son violadas u obligadas por sus maridos a mantener relaciones sexuales, o "practican el sexo por necesidad económica".

publicidad

Según el informe -realizado conjuntamente por ONUSIDA y la OMS- los aumentos más acusados en infecciones por el VIH ocurrieron en Europa Oriental y Asia Central, donde se registró un alza del 25 por ciento y se llegó a las 1.6 millones de infecciones.

Pero Africa subsahariana sigue siendo la zona más afectada, y el 64 por ciento de las infecciones nuevas, más de tres millones de personas, ocurrieron en esa región.

Kim anotó que hay algunos datos esperanzadores, como los relativos a Kenia, donde la tasa de infección entre adultos ha bajado del diez por ciento a fines de los noventa al 7 por ciento en 2003, y en Zimbabue, donde la tasa de seropositivos entre mujeres embarazadas bajó del 26 por ciento en 2003 al 21 por ciento en 2004.

El acceso al tratamiento del VIH también ha crecido en los dos últimos años, y en los países de menos ingresos más de un millón de infectados están viviendo más tiempo y en mejores condiciones debido al acceso a la medicación.

Jim Kim estimó que este año se lograron evitar entre 250 mil y 350 mil muertes gracias a un acceso mayor a tratamientos del VIH.

El especialista coreano recordó, no obstante, que no está todavía claro cuando se podrá contar con una vacuna contra el Sida, y subrayó que todos los pronósticos sobre plazos en las dos ultimas décadas "han resultado fallidos".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad