publicidad
El candidato republicano al Senado, Marco Rubio, aventaja en 12 puntos a su rival independiente, Charlie Crist, en Florida, mientras que el aspirante demócrata, Kendrick Meek, se sitúa en tercer lugar con un 23 por ciento.

Marco Rubio, controvertida estrella hispana de la campaña en EU

Marco Rubio, controvertida estrella hispana de la campaña en EU

Marco Rubio, controvertida estrella hispana de la campaña en EU

El candidato republicano al Senado, Marco Rubio, aventaja en 12 puntos a...
El candidato republicano al Senado, Marco Rubio, aventaja en 12 puntos a su rival independiente, Charlie Crist, en Florida, mientras que el aspirante demócrata, Kendrick Meek, se sitúa en tercer lugar con un 23 por ciento.

MIAMI, Florida-  El republicano Marco Rubio puede convertirse en el hispano estrella de las elecciones legislativas en Estados Unidos, si logra una banca en el Senado por el estado de Florida, tal como anuncian las encuestas, pese a que muchos le cuestionan que su discurso le da la espalda a sus orígenes.

El joven Rubio tiene un rostro aniñado cuando saluda sonriente en las giras proselitistas, pero sus rasgos se endurecen y sus ojos parecen inflamados cada vez que lanza un ataque al presidente Obama y defiende con furia las ideas del Tea Party, el ala ultraconservadora del Partido Republicano.

Su postura a favor de la ley antiinmigrantes de Arizona, su negativa a dar beneficios sociales a los indocumentados o la ciudadanía a los hijos nacidos en este país, generan controversia, pero no le han restado votos.

publicidad

"Soy el único candidato que entiende a los hispanos", dijo Rubio. "Los que me critican no entienden a esta comunidad donde el tema dominante es el progreso económico, y donde el deseo de cualquier padre es dejar a sus hijos en mejor posición que la que ellos lograron", explicó.

Hijo de un matrimonio de exiliados cubanos, de 39 años y nacido en Miami, el candidato republicano ingresa en la semana previa a la votación con una ventaja de 11 puntos, según la encuesta de la firma Rasmussen Reports del 18 de octubre, que le otorga 43% de intenciones de voto, contra 32% del independiente Charlie Crist.

El demócrata Kendrick Meek, queda en tercer lugar con 20% de adhesiones y vio diluirse en dos años el apoyo del 51% que el partido de gobierno había logrado en 2008 en Florida con la candidatura de Obama.

El voto hispano representa en este estado casi un 15% del electorado, un porcentaje que en una votación reñida es decisivo para torcer la balanza, subrayan analistas.

"Rubio parece que va a llevarse el voto de los hispanos, pero si conocieran más sobre sus posturas posiblemente no lo votarían", dijo  el consultor político Fernand Amandi, de Bendixen y Amandi, una firma con sede en Miami, experta en sondeos y estudios de opinión en la comunidad hispana.

"Es una figura con un perfil atractivo, que (es el que) el Partido Republicano necesita: un candidato joven de origen latino", opinó Amandi.

publicidad

La campaña de Rubio --que intercala discursos en perfecto español e inglés durante todo el día-- tomó impulso cuando en la pelea por la candidatura senatorial desafió el poder del gobernador de Florida, Charlie Crist, lo forzó a dejar el Partido Republicano y a presentarse como independiente, y se llevó consigo a los poderosos donantes conservadores.

En sus intentos finales por recuperar terreno, Crist advirtió que el joven republicano es "de la extrema derecha" y lo acusó incluso de haber "dado la espalda" a los hispanos.

"Es ridículo llamarme de extrema derecha, mis ideas son las de la mayoría de las personas en este país, que ven que la economía no crece, que se gasta más dinero del que se tiene, y que quieren que Estados Unidos sea el país más poderoso del mundo porque de esa manera el mundo es más seguro", refuta Rubio.

La confianza que ahora tiene el partido en su triunfo ha llevado a que los republicanos destinaran a campañas en otros estados unos 4 millones de dólares que iban a gastar durante la última semana en anuncios en Florida.

"Es importante en Florida el hecho de que Rubio sea latino, como antes lo fue el republicano Mel Martinez", el primer senador de origen cubano que llegó al Congreso de Estados Unidos, "pero no atribuyo a su origen el avance en las encuestas", dijo a la AFP Michael Martinez experto en ciencia política y estrategias de campaña de la Universidad de Miami.

publicidad

"Rubio se ha ofrecido como alternativa a (las políticas de) Obama y hay un enorme descontento en Florida" con el gobierno nacional, recordó Martinez.

El desempleo alcanzó en este estado sureño el 11,9% en septiembre y, con un número récord de hipotecas impagas, la pérdida de viviendas que van a parar a manos de los bancos se mantiene aún como un drama social sin salida.

Un estudio del centro de encuestas de la Universidad de Quinnipac (Connecticut, noreste), dijo este mes que casi la mitad de los votantes en Florida (un 48%) están enojados con el gobierno de Obama y que la mayor parte de esos electores se van con este republicano de discurso duro.

Si Rubio gana, los republicanos van a capitalizar su triunfo como un símbolo del acercamiento a los latinos tras las críticas al partido por sus posturas anti-inmigrantes, y es posible que su proyección nacional le permita en el futuro pensar en la Casa Blanca, sostienen algunos analistas.

"Obama no fue senador mucho tiempo en Illinois" cuando dijo que buscaría la presidencia, recordó Martinez. Y en el caso de Rubio, "daría la oportunidad de votar por un latino, aunque aún hay un largo camino por recorrer", señaló.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad