publicidad

marchas 1 de mayo 2007

marchas 1 de mayo 2007

En números mucho menores a los del año anterior, miles de angelinos se lanzaron a las calles para pedir una reforma migratoria amplia.

marchas 1 de mayo 2007 e89496a27b5446269451316ec86de8ee.jpg

Dos grupos, dos estrategias, mismo objetivo

LOS ÁNGELES - En números mucho menores a los del año pasado, decenas de miles de angelinos se concentraron el martes en el centro de la ciudad para participar en las marchas organizadas por dos grupos distintos que clamaron por la regularización de millones de inmigrantes indocumentados y el fin a las redadas que han separado a miles de sus familias.

La cita para la primera concentración, organizada por la Coalición 25 de marzo, se dio a las 10:00 a.m. en las calles Olympic y Broadway, pero la marcha al Ayuntamiento de Los Ángeles no inició hasta después de las 11:30. Miles de personas vistieron playeras blancas y en su mayoría portaron banderas de Estados Unidos.

Actos similares se celebraron en unas 75 ciudades del país, incluyendo Chicago, Dallas, Houston, Miami y Nueva York, donde también se hizo un llamado para aprobar una reforma migratoria amplia.

publicidad

De acuerdo a estimaciones de la Policía, para las 3:00 p.m. sólo se habían reunido 25 mil personas en el centro de la ciudad. El año pasado, las cifras oficiales pusieron la cifra de manifestantes en 650 mil. 

La Coalición 25 de marzo respaldó el boicot al trabajo, la escuela y todas las actividades relacionadas con el comercio. También se opone a las actuales propuestas de reforma migratoria que contemplan un programa de trabajadores temporales.

“Además, tampoco queremos que inmigrantes vayan a Irak”, dijo Javier Rodríguez, líder de la Coalición 25 de marzo, a la cadena CNN. “También estamos sumándonos al llamado al juicio político a[l presidente George W.] Bush y [el vicepresidente Dick] Cheney”.

La segunda concentración está organizada por la Multiethnic Immigrant Workers Organizing Network, una red de grupos que incluyen a sindicatos y grupos como la Coalición Comunitaria del sur de Los Ángeles, Inner City Struggle, Inquilinos Unidos, La Coalición para los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles y el Centro de Recursos Centroamericanos, entre muchos otros.

La red multiétnica, que optó por no apoyar el boicot del 1 de mayo, logró convocar a unas 5 mil personas en las calles 3ra. y Vermont a partir de las 2:00 pm, para después marchar al parque MacArthur, donde se celebró un rally a las 5:30 p.m.

publicidad

Poco después de las 6:30 p.m., cuerpos policiacos se enfrentaron brevemente con grupos que aparentemente se negaban a retirarse del parque, como lo estipulaba el permiso otorgado a los manifestantes. Aunque los agentes lanzaron balas de goma y gas lacrimógeno, el incidente no pasó a mayores.

Marchas ya no son reactivas

Los dos grupos buscan la regularización de millones de indocumentados, pero difieren en cuanto a las tácticas que han optado usar para conseguir su objetivo. Mientras que la Coalición 25 de marzo apoya medidas más radicales como el boicot, grupos de la red multiétnica han empezado a alentar a la participación cívica como el envío de cartas a congresistas.

Los estudiantes de Los Ángeles parecen haber escuchado el llamado de oficiales escolares y religiosos a permanecer en el salón de clases este día. De acuerdo a cifras oficiales del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, sólo 600 estudiantes abandonaron las aulas esta mañana.

El año pasado, 72 mil estudiantes abandonaron las clases para asistir a las marchas, de acuerdo a reportes de la AP.

En Santa Ana, más de 5 mil personas participaron en una marcha de dos millas que terminó con una concentración en la Plaza de las Banderas. Organizada por una coalición de clubes y organizaciones, el evento transcurrió en orden y sin ningún tipo de incidentes.

publicidad

Firmes en la lucha

La participación más baja en las marchas fue explicada por los organizadores como resultado del miedo que han causado las recientes redadas entre la comunidad inmigrante. Organizaciones como el Consejo Nacional de la Raza también instaron a las personas a que no pusieran a sus trabajos en riesgo.

A pesar de la menor participación este año comparado con el anterior, los organizadores dicen que los inmigrantes consideran urgente el evitar que el tema de una reforma de inmigración quede relegado a un segundo plano ante los comicios presidenciales del 2008.

"Si no actuamos, tanto los demócratas como los republicanos podrán volver a asumir una postura cómoda y no harán nada", dijo Angélica Salas, directora de la CHIRLA. "Ellos no tendrán el valor de resolver una situación relevante para millones de personas".

Por su parte, el presidente de la Asamblea estatal, Fabián Núñez, dijo a Univision 34 que las concentraciones debían de verse no en términos de cantidad sino de calidad.

Hace un año, recordó Núñez, las marchas se dieron en reacción a un proyecto de ley que hubiera criminalizado a los indocumentados. "Esta vez fueron proactivas, en búsqueda de un futuro mejor".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad