publicidad

Maquinista de Metrolink dejo que entusiastas condujeran antes de la tragedia de Chatsworth

Maquinista de Metrolink dejo que entusiastas condujeran antes de la tragedia de Chatsworth

En una audiencia sobre la tragedia del tren Metrolink en Chatsworth, investigadores revelaron serias faltas a regulaciones federales.

Metrolink en la mira

LOS ÁNGELES, California -  El conductor el tren de pasajeros Metrolink involucrado en la colisión fatal en Chatsworth solía dejar a entusiastas ferroviarios viajar con él en la locomotora e incluso operar los controles, testificaron el martes en Washington, D.C. oficiales de la NTSB, la junta federal para la seguridad en el transporte.

La agencia abrió una investigación dirigida a Metrolink luego de que uno de sus trenes de pasajeros se pasara una luz roja y chocara con un tren de carga de Union Pacific el 12 de septiembre, matando a 25 personas e hiriendo a otras 135. Se trató del accidente ferroviario más mortífero del país en los últimos 15 años.

De acuerdo a mensajes de texto hechos públicos el martes, el maquinista Robert Sánchez también le ofreció a una persona no autorizada viajar en la cabina el día del accidente, y había hecho planes para reunirse más tarde esa noche.

Dichos viajes representan una seria violación a los reglamentos federrales.

La audiencia fue transmitida en tiempo real en la página-web de la NTSB.

Días antes del choque, Sánchez envió docenas de mensajes de texto durante horas de trabajo, en violación a las políticas de Metrolink, que establecen que los teléfonos celulares no pueden utilizarse mientras se opera maquinaria excepto en emergencias.

Sánchez envió un texto a los pocos momentos de pasarse una luz roja, tan sólo segundos antes de la colisión.

publicidad

De acuerdo a la NTSB, los dos trenes que se enfrentaron en una curva tras salir de túneles sólo pudieron verse durante cinco segundos antes del choque.

El maquinista del tren de Union Pacific activó el freno de emergencia alrededor de dos segundos antes de la colisión, pero el tren de Metrolink se impactó directamente sin los frenos activados, reportaron los investigadores.

Los testimonios sobre el choque continuarán hasta el miércoles.

Una media docena de directores departamentales y administradores de Metrolink testificarán en la audiencia sobre los controles y las operaciones de la agencia, así como en las mejores a la seguridad que se han implementado tras la tragedia.

“Metrolink continúa trabajando de cerca con la NTSB en nuestro esfuerzo común para determinar las causas exactas de la colisión de Chatswort y para implementar medidas de seguridad adicionales para evitar que este tipo de evento ocurra otra vez”, dijo el presidente de Metrolink Keith Millhouse en un comunicado.

Tercer lugar en fatalidades

Metrolink se vio en la mira tras el choque, y su junta de supervisores se vio en la necesidad de implementar rápidamente medidas de seguridad más efectivas.

Una investigación del diario Los Angeles Daily News concluyó que Metrolink era responsable de al menos dos tercios de las muertes de pasajeros ferroviarios a nivel nacional durante los últimos seis años.

publicidad

El análisis también encontró que aunque Metrolink es sólo el séptimo sistema de trenes de pasajeros más grande en cuanto al número de viajeros, la compañía ocupa el tercer lugar en cuanto a número de fatalidades – incluyendo las de personas a bordo de las máquinas o en el suelo – durante la última década.

Nuevas tecnologías

En tanto, el diario Los Angeles Times reportó que en las semanas siguientes a la colisión de Chatsworth, los maquinistas de Metrolink en dos ocasiones ignoraron luces rojas.

Tras el desastre del año pasado, Metrolink ensambló un panel para supervisar la seguridad en los trenes que ofreció una lista de recomendaciones específicas, entre ellas doblar el staff en las locomotoras para agregar un par de ojos extras, iniciar la instalación de cámaras de video internas e incrementar el entrenamiento para lograr eficiencias.

“Metrolink ya ha implementado pasos significativos hacia nuestro objetivo de crear un cultura de seguridad mejorada a lo largo de la agencia y continuaremos enfocando nuestros recursos en esta misión crítica”, dijo Millhouse.

La Administración Federal de Ferrovías aprobó en enero un plan de Metrolink para instalar sistemas de frenado automático en 43 locaciones a lo largo de sus vías como una medida temporal mientras se desarrollan e implementan sistemas más avanzados.

publicidad

Llamados sistemas de control positivo, la tecnología permite que los trenes reciban información a través de un sistema de navegación satelital que les indica rutas de navegación seguras e incluye equipo diseñado para obligar que esas instrucciones se obedezcan.

Legislación aprobada tras el choque de Chatsworth requerirá que los sistemas de control positivo se instalen en la mayoría de líneas de trenes para el año 2015. Oficiales de Metrolink han dicho que esperan implementar su uso en el Sur de California para el año 2012.

Por otra parte, las demandas entabladas tras la fatídica colisión podrían ser las primeras en probar un techo de $200 millones que el gobierno federal impuso a los daños asociados con los accidentes de trenes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad