publicidad

Manifestantes protestan en el Capitolio de Wisconsin por la muerte de afroamericano

Manifestantes protestan en el Capitolio de Wisconsin por la muerte de afroamericano

Unos 1,500 manifestantes realizaron una protesta en el interior del edificio del Capitolio de Wisconsin tras la muerte de Robinson.

Madison, Wisconsin: "las vidas de color importan" Univision

Tony Robinson, el joven afroamericano desarmado que murió a manos de un policía blanco en Wisconsin, sufría de trastorno de déficit de la atención y tendía a correr riesgos impulsivamente, según documentos judiciales.

La publicación de documentos relacionados con la condena que fue impuesta el año pasado contra Robinson de 19 años, se da en medio del tenso ambiente que se vive en Wisconsin. Cientos de ciudadanos han protestado de forma pacífica contra la forma en que el joven murió, tachando el incidente de crimen racial.

La tarde del lunes, unos 1,500 manifestantes realizaron una protesta en el interior del edificio del Capitolio de Wisconsin, según informaron medios locales.

Los manifestantes, que eran en su mayoría estudiantes de secundaria y universitarios, externaron su indignación por el asesinato.

Los estudiantes de todas las escuelas secundarias de la ciudad salieron de clases para asistir a la manifestación pacífica en el interior de la rotonda del edificio del capitolio, informó el Wisconsin State Journal.

Dentro del edificio, los manifestantes portaban pancartas que decían "Las vidas de los negros importan" y corearon "Justicia para Tony!".

Esta última manifestación es la cuarta jornada de protesta desde el tiroteo en la noche del viernes.

Familia de Tony habla tras su muerte

Por su parte, el tío de Robinson dijo en una conferencia de prensa que Tony, apodado por su familia como Tyrell, solo quería ser amado.

publicidad

La madre de Robinson es blanca y su padre es afroamericano, y en una conferencia de prensa esta tarde, el tío de Robinson, Turín Carter, habló en nombre de la familia acerca de cómo este es un tema universal que debe ser entendido por personas de todas las razas.

"Se formó gran parte de su identidad debido a su ambigüedad racial", dijo Carter.

"Tyrell se sintió inadaptado la mayor parte de su vida y por eso nos hicimos cercanos", dijo, mientras que su hermana - la madre de Robinson - estaba detrás de él.

"No queremos que sólo se diga que las vidas negras importan. ... Tyrell es una mezcla de todo. No puedes mirarlo y decir que él es negro", dijo Carter.

Carter agradeció a las hordas de seguidores que han estado hablando sobre el caso en los medios sociales y la numerosa asistencia a los mítines.

Tony fue diagnosticado con déficit de atención

En tanto, de acuerdo con la condena del año pasado por robo a mano armada a Robinson le fue diagnosticado Trastorno Déficit de la Atención e Hiperactividad, ansiedad y depresión y era propenso al aburrimiento y la furia.

Lea: Policía de Wisconsin busca evitar tensión racial.

Matt Kenny es el policía de Madison que baleó a Robinson el viernes por la noche tras responder a una llamada de que Robinson estaba corriendo en medio del tráfico y había agredido a alguien. Kenny entró a la fuerza a un apartamento al que Robinson había ido tras escuchar lo que la policía describió de un "alboroto" y le disparó a Robinson después que, según la policía, agredió al agente.

Otro adolescente afroamericano muerto a manos de la policía Univision

La División de Investigaciones Penales del Departamento de Justicia lidera la pesquisa de los hechos sobre la base de una nueva ley estatal que exige que entidades independientes investiguen los casos en que la policía usa sus armas de fuego. Una portavoz de Justicia no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la investigación. Se espera que el informe final del incidente demore semanas, probablemente meses.

Según una denuncia penal del caso de robo a mano armada, Robinson era uno de un grupo de cinco personas que robaron en una vivienda en abril de 2014 con la esperanza de encontrar marihuana y dinero.

La policía capturó a Robinson cuando huía del apartamento. Robinson dijo a los investigadores que lleva una pistola de diábolos durante el robo y que se robó un televisor y una consola de videojuegos Xbox 360. La jueza Josann Reynolds lo sentenció a tres años de probatoria en diciembre.

publicidad

Lea: Cientos protestan tras la muerte de un joven negro baleado por un policía en Wisconsin.

Nadie respondió el lunes a llamadas a la casa de la madre y la abuela de Robinson. El expediente del caso de robo incluye cartas de su abuela, Sharon Irwin, en que pide a la jueza que condenara a Robinson a probatoria, diciendo que es una persona impulsiva.

Su abogado en el caso de robo, Michael J. Short, escribió en un memorando al juez pidiéndole un período de probatoria más corto porque Robinson había tomado clases de educación especial.

El caso de Robinson es el más reciente de varios en que policías blancos han matado a hombres negros desarmados en el país en los últimos 12 meses.

La policía trabaja con cautela tras manifestaciones

Un día después del incidente, el jefe de la policía de la capital de Wisconsin oró con la abuela del fallecido con la esperanza de lograr un tono conciliador y evitar los disturbios que sacudieron el año pasado Ferguson, Missouri.

El jefe policial Mike Koval dijo que está consciente de que Madison ha atraído la atención en el país tras la muerte de Tony Robinson, de 19 años, ocurrida el viernes en la noche, y afirmó que ha tenido que ingeniárselas para evitar lo que alguna vez describió como los "tropiezos" de Ferguson.

"La gente está airada, resentida, desconfiada, desilusionada, conmocionada, inquieta", declaró Koval el sábado. "La gente necesita decirme con toda franqueza cuán molesta está con el Departamento de Policía de Madison".

publicidad

Koval se dirigió a toda prisa a la casa de la madre de Robinson. La señora no quiso recibirlo, dijo Koval, pero él conversó y oró con la abuela de Robinson durante 45 minutos en la salida de la cochera.

Familiares y amigos se reunieron en un servicio religioso para dar el último adiós a Tony Robinson, el joven de 19 años que murió a manos de un policía en Wisconsin, mientras las manifestaciones continúan en las calles de Madison, en un ambiente tenso pero pacífico.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad