publicidad

Mal uso de tarjeta de credito

Mal uso de tarjeta de credito

La crisis está llevando a millones de familias a usar las tarjetas de crédito de una manera muy peligrosa.

Tres usos que debes evitar

Más de la mitad de los adultos hispanos en los Estados Unidos tienen por lo menos una tarjeta de crédito. El uso responsable del crédito tiene muchos beneficios. Pero lamentablemente millones de familias están usando las tarjetas de una manera peligrosa.

Tarde o temprano, estas personas estarán con todas las tarjetas llenas hasta el límite y sin suficiente dinero ni siquiera para hacer los pagos mínimos. Para no caer en esta situación, se deben evitar los usos peligrosos de las tarjetas.

Éstos son los tres peores usos para tus tarjetas de crédito. ¡Evítalos!

Pagar la cuota de tu hipoteca

Es difícil imaginar un uso más peligroso que éste. Esto ocurre cuando uno no tiene suficiente dinero en la cuenta bancaria para pagar la cuota. El banco que tiene la hipoteca acepta que pagues con tarjeta de crédito.

Si tu condición financiera es tal que no puedes con la cuota de la casa, la solución no está en tomar más dinero prestado para pagarla.

El beneficio de una hipoteca es que te permite prestar dinero a una tasa de interés baja para comprar la casa. Pero al pagar la cuota con la tarjeta, estás pagando intereses altos en el monto completo de la cuota que incluye principal, intereses, seguro e impuestos. Esto multiplica el costo de tomar prestado el dinero.

La cuota se dispara

Por ejemplo una persona con una hipoteca de $300 mil a 30 años con una tasa del 7 por ciento tiene una cuota de aproximadamente $2,500 (esto incluye principal, interés, seguro e impuestos).Si lo paga con una tarjeta que tiene una tasa del 20 por ciento, después de un año pagará otros $625 en intereses. O sea, la cuota de $2,500 se convirtió en $3,125. ¿Con qué fin? Si hoy no puedes pagar la cuota, ¿qué te hace pensar que en un mes o dos se va a resolver el problema?

publicidad

Una mejor solución sería llamar inmediatamente al banco y ver cuáles son las alternativas (están dispuestos a negociar algo) para que te quedes con la casa pagando algo conforme a tu presupuesto. Si no, debes deshacerte de la casa y buscar un lugar más económico para vivir.

Usar los adelantos en efectivo

Los bancos envían millones de ofertas al mes por correo que hablan de lo sencillo y rápido que es tomar un adelanto en efectivo de la tarjeta. Puedes hacerlo desde un cajero automático o puedes usar uno de los "cheques" que envían por correo vinculados a la cuenta.

En ambos casos –al retirar el efectivo o escribir un cheque– estás tomando un préstamo de la tarjeta. Estos adelantos no pagan la misma tasa de interés que pagas en las compras. Pagan mucho más.

Los adelantos pagan hasta un 30% o más en intereses. Además, te cobran un honorario de hasta $75 simplemente por efectuar un adelanto.

Atrapado en el adelanto

Muchos creen que pueden retirar el adelanto hoy y pagarlo la semana que viene. Pero no es así. Cuando uno envía un pago a la tarjeta de crédito, ellos asignan ese pago al dinero que debes con la tasa más baja, no la más alta.

Por ejemplo si debes $10 mil al 11 por ciento en tu tarjeta por compras y luego tomas un adelanto por $1,000 al 30 por ciento, el banco usará tus pagos para primero cancelar los $10 mil. Recién cuando hayas pagado todo eso, usarán tus pagos para cancelar los $1,000. 

publicidad

Cubrir parte de los gastos mensuales de tu hogar

Según un estudio del gobierno federal, 4 de cada 10 familias en el país gastan más de lo que ganan cada mes. Como muchas de ellas no tienen ahorros para cubrir la diferencia, usan las tarjetas de crédito.

Estas familias, no solo están evitando afrontar el verdadero problema –es decir, que están gastando demasiado– sino que están empeorando su situación porque encima de todo tienen que pagar intereses cada mes. Para salir de este hoyo se debe gastar menos y/o ganar más.

Muchas personas creen que es imposible vivir sin tarjetas de crédito o conforme a un presupuesto porque la vida aquí es muy cara.

La realidad es que el 55 por ciento de las familias no usan tarjetas de crédito o pagan el saldo completo cada mes. Esto incluye personas ricas y pobres de todo el país. Si la mayoría puede, ¿por qué tú no?

Conclusión

Si ya "eres culpable" de algunos (o todos) de estos usos, es tiempo de que pongas en orden tus finanzas.

Ninguno de estos usos se puede mantener por mucho tiempo. Es mejor enfrentarse a los problemas inmediatamente cuando aún hay tiempo de solucionarlos sin arruinar tu crédito o gastar el dinero que te queda en intereses y penalidades.

¿Tiene preguntas? Envíale un email a Mike Periu a mike@periu.org

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En su primer mitin político desde que asumió la presidencia, Trump arremetió contra la prensa, su oposición política, entre otros. Sus seguidores aseguran que el mandatario cumplirá todas sus promesas de campaña.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad