publicidad
Zimmerman rompe el silencio

Los Zimmerman querían ser como las Kardashians

Los Zimmerman querían ser como las Kardashians

La familia de George Zimmerman planeó que el exvigilante se convirtiese en estrella de un "reality show" y convertirse en las nuevas "Kardashians".

Zimmerman rompe el silencio
Zimmerman rompe el silencio

Miami (EE.UU.), 30 sep (EFE).- La familia de George Zimmerman, absuelto de asesinato por la muerte del joven afroamericano Travon Martin, planeó que el exvigilante de origen peruano se convirtiese en estrella de un "reality show" y convertirse en las nuevas "Kardashians".

En una entrevista publicada en la edición de octubre de la revista "GQ", Robert Zimmerman explicó que después de que su hermano George fuese absuelto del cargo de asesinato en segundo grado en 2013 buscaron opciones para rentabilizar económicamente la fama obtenida desde la muerte de Travon Martin en febrero de 2012 en Sanford (Florida).

Inicialmente, Robert y su madre, Gladys, natural de Perú, pensaron en que George podría ser la cara visible de una compañía de seguridad del hogar denominada Z Security Products.

publicidad

El siguiente plan fue convertirlo en una estrella de la televisión siguiendo el ejemplo de John Walsh, cuyo hijo Adam Walsh fue asesinado y posteriormente se convirtió en presentador del espacio "Most Wanted" de la cadena de televisión Fox, y la familia de celebridades Kardashian.

"Aprendó mucho viendo (el programa) 'Keeping up with the Kardashians'", explicó Robert, que destacó el éxito de airear los trapos sucios familiares en un programa de televisión.

Sin embargo, su plan se vino abajo por la negativa de George de intentar mejorar su imagen pública ante los medios de comunicación, pues el exvigilante tiene especial inquina a los periodistas desde que saltó a la opinión pública su caso.

Zimmerman fue absuelto en julio de 2013 de los cargos de asesinato en segundo grado de Martin, de 17 años, al aceptar el jurado la tesis de que Zimmerman había actuado en defensa propia.

El caso Zimmerman tuvo repercusiones nacionales y avivó el debate sobre el uso de armas de fuego por particulares y las relaciones raciales en Estados Unidos.

Desde entonces, el exvigilante ha llevado una agitada y mediática vida y ha protagonizado varios incidentes con las autoridades. En noviembre pasado fue arrestado bajo cargos de violencia doméstica, después de que su entonces novia, Samantha Shiebe, llamara a la Policía para denunciar que la había apuntado con una pistola. EFE

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad