publicidad

Los trastornos alimenticios y la belleza mortal

Los trastornos alimenticios y la belleza mortal

Claudia Botero examina los efectos negativos que causan las presiones sociales que hay por ser delgado y las campañas millonarias que las promueven.

LOS ÁNGELES " Los efectos nocivos de una sociedad tan materialista y superficial como la nuestra son evidentes en diversos aspectos de nuestra vida.

Si bien el narcisismo ha sido siempre una característica humana muy común, la importancia que le presta la gran mayoría de nosotros a detalles estéticos ha aumentado palpablemente en las últimas décadas. Esto es, probablemente, uno de los resultados de grandes campañas de mercadeo que apuntan a vendernos la idea de que para ser felices necesitamos ser delgados y usar ropa cara.

Como sucede con todo cuando se hace en exceso, la obsesión por una figura esbelta puede causar severos estragos. Solamente en Estados Unidos se estima que hay 10 millones de mujeres y 1 millon de hombres que padecen de desordenes alimenticios.

“El problema es que la mayoría de las chicas que usamos en las pasarelas tienen entre 14 y 18 años”, dijo Eduardo Lucero, un diseñador de moda de LA. “Y son como de 5 pies y 11 pulgadas de altura”.

En este reportaje especial de  Series del 34Claudia Botero examina los efectos negativos que causan las presiones sociales que hay por ser delgado y las campañas millonarias de industrias que las promueven.

Millones de mujeres han entrado en un círculo vicioso causado por su deseo de parecerse a sus artistas o modelos favoritos. Cegadas por esa obsesión, son capaces de todo: no comer más que una manzana en días, provocarse vomitos e, incluso, hacer consumir drogas como cocaína o metanfetaminas para no comer.

publicidad

“En las pasarelas uno ve que las muchachas están casi desmayándose”, dijo Johana Hernandez, diseñadora de moda salvadoreña que reside en LA. “No comen nada. Algunas hasta se hablan ellas solitas porque no han comido ni dormido bien”.

Para entender la urgencia de acción en este campo solamente es necesario echarle un vistazo a las cifras: En los Estados Unidos, los trastornos alimenticios son más comunes (10 millones de personas que los sufren) que el Sindrome de Alzheimer (4 millones).

Sin embargo, a pesar de su prevalencia, es muy difícil encontrar asistencia adecuada para los desordenes alimenticios como anorexia y bulimia. Los costos médicos promedio para tratar estos males están entre los $5 mil y $6 mil millones.

Para enterarse de maneras para prevenir estos problemas alimenticios, por favor visite la página de la Asociación Nacional de Desórdenes Alimenticios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad