publicidad

Los subsidios de Obamacare con nombre y apellido

Los subsidios de Obamacare con nombre y apellido

Se calcula que son 6.4 millones personas, viven en más de 30 estados y les puede costar llegar a final de mes

Los subsidios de Obamacare con nombre y apellido GettyImages-451500980.jpg

Por Damià S. Bonmatí - @damiabonmati

Se calcula que son 6.4 millones personas, viven en más de 30 estados y a veces les cuesta llegar a final de mes. Desde este jueves ya no sufren tanto por su seguro de salud: mantendrán los subsidios federales que les cubren buena parte de su gasto médico.

La Corte Suprema declaró legales las ayudas financieras para costear sus planes de seguro de salud. De haber decidido lo contrario, buena parte de ellos hubiera renunciado a la cobertura médica, según varios expertos y usuarios consultados. No hubieran podido pagar.

Maria Herrera, 59 años: “Antes gastaba mucho dinero en salud”

Maria llevaba 32 años sin seguro médico en Estados Unidos. Así permaneció desde que llegó de Colombia hace tres décadas y hasta que supo que la ley de asistencia sanitaria preveía subsidios para gente como ella. Trabaja de limpiadora en varias empresas del área metropolitana de Washington.

Sin subsidio pagaría más de 500 dólares al mes; con la ayuda, el seguro solo le cuesta 61. La cobertura médica le ha ayudado a costear las vacunas semanales para las alergias y ahora está tratando con los médicos un fuerte dolor de oído que sufre.

“Antes gastaba mucho dinero en salud”, explica por teléfono desde Arlington, en Virginia. Sus problemas de alergias empezaron hace 25 años y tenía que pagar por las vacunas.

publicidad

Pero la ley de acceso a la salud -llamada por algunos Obamacare- tiene también sus baches. El proceso para conseguir los subsidios fue largo y su compañía de seguros no incluye al doctor de María de toda la vida. “Estoy tratando de ver qué médicos son los que aceptan mi seguro”, relata.

Debbie Townley, 54 años: “Con los subsidios sí puedo pagarlo”

En el caso de Debbie, una texana que trabaja en una empresa sanitaria, el crédito fiscal que recibe es de 158 dólares al mes. Se ahorra la mitad de lo que estaría pagando. “Sin el subsidio, no tendría seguro médico”, asegura desde Austin (Texas).

“Estaba muy preocupada cuando esperábamos la resolución de la Corte Suprema. Si hubieran resuelto en contra de los subsidios, tendría que haber buscado clínicas comunitarias, no tendría médicos especialistas y mis medicamentos serían mucho más caros”, relata.

Recuerda que, sin seguro, los precios de los servicios médicos son mucho más altos. Townley se encuentra entre esos estadounidenses que su nivel de ingresos no le permite pedir las ayudas federales para personas de bajos recursos, el Medicaid, pero que tienen dificultades para hacer frente al pago de un seguro.

Los testimonios de María y Debbie fueron localizados por Univision Noticias con la ayuda de organizaciones favorables a los subsidios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
Una actividad cotidiana, como ir al supermercado, ahora es un riesgo que Jose Reza no puede darse el lujo de tomar. La sola posibilidad de que la policía pueda compartir información con las agencias de inmigración tiene en alerta a las comunidades de inmigrantes, sobre todo en las universidades.
publicidad