publicidad

Los mayas y sus profecias - por Raul Peimbert

Los mayas y sus profecias - por Raul Peimbert

¿Terminará el mundo en el 2012? ¿Qué fue lo que realmente predijeron los mayas? Raúl Peimbert investigó en Chichen-Itzá y Uxmal.

Los mayas y sus profecias - por Raul Peimbert b77e826b0eb74e919cd8bee2f5...

Tiempo para entender el Universo

Desde hace dos o tres años, empecé a escuchar con insistencia de las llamadas profecías mayas y de la preocupación, u horror, que en algunos casos despierta hoy en día este apasionante tema.

Poco a poco traté de informarme qué son, en qué consisten y de dónde vienen estos vaticinios que hablan de la llegada del fin del mundo y en consecuencia, de la extinción de sus distinguidos huéspedes vivientes, entre ellos nosotros, los seres humanos.

En realidad, los miembros de esta desarrollada civilización, que floreció en buena parte de Centroamérica y en todo el sureste mexicano mucho antes de la llegada del conquistador Hernán Cortez, tenían algo que las generaciones posteriores fueron perdiendo con el paso de los siglos, a saber: tiempo; los mayas tenían mucho tiempo.

publicidad

Tiempo para descubrirse a sí mismos, tiempo para entender el valor de la familia y de la equidad de género, tiempo para las artes, la ciencia médica y sobre todo, tiempo para observar el sol, la luna y las estrellas.

Y precisamente, como dice la canción, gracias a esa sabia virtud de conocer el tiempo y de dedicar buena parte de él a la observación planetaria, es que lograron acumular un sorprendente conocimiento astronómico que les permitió no sólo entender el comportamiento de muchos astros de nuestra Vía Láctea, sino incluso, predecir fenómenos que no habrían de presentarse hasta miles de años después.

Sabían además que el ser humano, como parte de un todo universal, se ve afectado directa e indirectamente por el influjo de los astros; y que también, de manera inversa, sus actos en contra o a favor de su planeta tendrían repercusiones que tarde o temprano, los alcanzaría.

Una alineación cósmica

Buena parte de estos conocimientos quedaron plasmados en infinidad de códices que, ya sea por el paso destructor del tiempo o por la barbarie de los conquistadores, se fueron perdiendo irremediablemente. Sólo algunos, contados con los dedos de una mano, pudieron ser preservados hasta nuestros días, entre ellos el que compila las llamadas profecías del Chilam Balam de Chumayel —que vía interpretaciones modernas— ha generado esta popular creencia de que los días en el mundo están por concluir.

publicidad

Los mayas predijeron con exactitud que a la media noche del 21 de diciembre del año 2012, la tierra y el sistema solar, quedaran perfectamente alineados con el centro de la Vía Láctea y que una inusual actividad solar podría traer serias consecuencias electromagnéticas para la tierra. Estos hechos han podido ser confirmados en la actualidad gracias a avanzadas herramientas astronómicas, pero lo que nadie ha podido comprobar es que este extraordinario evento sideral, en efecto, sea un marcador del principio del fin de la humanidad.

La civilización maya definió a este tipo de fenómenos astrales como “elevadores de conciencia”, es decir, eventos que por su magnitud hacen pensar al ser humano en sus aciertos y en sus errores, y no sólo eso, sino también a motivarlo lo suficiente para actuar en consecuencia.

Algo similar ocurre con el paciente al que su medico le advierte que si no deja de comer grasas, correrá el riesgo de un infarto. Lamentablemente la mayoría de los pacientes no hacen caso a la recomendación y solo actúan hasta después del desafortunado evento. Así sucede con estos mensajes del universo.

Un reciente viaje de trabajo a las ciudades mayas de Chichen-Itzá y Uxmal en la península de Yucatán, México, me hizo entender que mas allá de catastróficas profecías, desvirtuadas por una reciente producción cinematográfica, el ser humano debiera primero reconciliarse consigo mismo, con su familia, con su sociedad y por supuesto, con su entorno ecológico, tal y como lo hacían los mayas; solo así podremos preservar y preservarnos mas allá de fatídicas predicciones.

publicidad

Los resultados de este apasionante viaje me permitieron confirmar la premisa de que toda profecía incumplida no es obra de un profeta fallido, sino el triunfo de la conciencia humana.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad