publicidad

Los masivos arrestos en el tiroteo de Waco ponen a prueba las limitaciones del sistema

Los masivos arrestos en el tiroteo de Waco ponen a prueba las limitaciones del sistema

El tiroteo entre las pandillas de motociclistas rivales ha dado lugar a lo que parece ser la mayor redada masiva y de detención en la historia de América.

Motociclistas de Waco estaban armados para una batalla Univision

El tiroteo entre las pandillas de motociclistas rivales que ocurrió el domingo pasado ha dado lugar a lo que parece ser la mayor redada masiva y de detención en la historia de América, coincidieron diversos expertos.

Alrededor de 170 personas enfrentan cargos por delincuencia organizada: "Éste es el más grande caso que he visto en Estados Unidos", dijo a The New York Times, Steve Trethewy, que trabaja en la unidad de inteligencia del Departamento de Seguridad Pública de Arizona.

"El caso será un reto para la aplicación de la ley. Me alegro que no soy el investigador. Es enorme", explicó al periódico estadounidense.

Este caso ha resultado muy difícil de manejar para los funcionarios de Waco, que han sido criticados por los abogados defensores por fijar una fianza para todos los acusados de $1 millón de dólares a cada uno.

Lea: Cientos de detenidos en Waco enfrentan cargos por crimen organizado

En un episidio que ocurrió en el 2002, tres miembros de una pandilla de motociclistas murieron y alrededor de una docena de personas resultaron heridas en un tiroteo en Nevada. La pelea se desató en el Casino y Hotel Harrah, en una junta anual de motociclistas. Cerca de 120 personas fueron detenidas por la policía. Un total de 44 fueron acusados en una corte federal pero sólo siete fueron condenados. Seis miembros se declararon culpables de cargos estatales.

publicidad

"A menudo, estos procesamientos masivos fallan debito a la extralimitación", dijo Robert Draskovich, un abogado defensor de Las Vegas que representó a  un miembro de los Hells Angels en el caso Laughlin. Se retiraron los cargos contra su cliente.

Sin embargo, los funcionarios han defendido su manejo de las detenciones: "Puse esa cantidad porque había nueve personas muertas, y sentí que era lo apropiado por el incidente ocurrido", dijo Walter H. Peterson, un juez del condado de McLennan.

Por su parte, el sargento Patrick Swanton,  portavoz del departamento de policía de Waco, dijo que los tres motociclistas que habían sido liberados, Juan García, Drew King y Jim Harris, todos de Austin, estaban de vuelta en custodia.  Los tres hombres fueron arrestados el domingo después de que se descubrió que portaban armas, dijo el sargento Swanton. Después de su liberación, se emitieron nuevas órdenes de captura  y se fijó la cantidad de $1 millón de dólares para cada uno, dijo.

"Ellos no fueron puestos en libertad por error", añadió.

Los oficiales de policía y expertos en pandillas dijeron que los conflictos entre los dos grupos de motociclistas, Los  Bandidos y Los Cosacos, habían dado lugar a los disparos afuera de un restaurante de Twin Peaks en el sur de Waco el pasado domingo.

Debate sobre respuesta a la violencia

publicidad

Las imágenes grabadas en la memoria de las protestas en Baltimore y Ferguson, Missouri, por la muerte de hombres afroamericanos a manos de la policía mostraban a agentes con material antimotines, gases lacrimógenos y arrestos masivos. Las imágenes más difundidas de la letal balacera entre motociclistas armados y la policía en Waco, Texas, también incluían detenciones masivas, realizadas por policías de aspecto despreocupado, sentados entre calmados motociclistas que utilizaban sus celulares.

El tiroteo en Waco abrió un debate sobre la percepción y la imagen del crimen en Estados Unidos, considerando la dura reacción que provocaron las primeras protestas en policías, políticos y algunos miembros del público.

"Los Bandidos", una de las bandas responsables del tiroteo en Waco Univision

Voces críticas en los medios, columnistas y activistas de derechos civiles denunciaron que parece haber poca preocupación en la sociedad por el tiroteo en un restaurante de Texas, mientras que los políticos "también el presidente, Barack Obama" describieron a los saqueadores violentos en Baltimore como "rufianes" y los medios dedicaron horas de televisión y radio a diseccionar los problemas sociales que afectan a la comunidad negra.

Lea: ¿Qué hay detrás de las bandas criminales de motoristas?

En Twitter, las etiquetas #wacothugs y #whiteonwhitecrime ("rufianes de Waco" y "crimen blanco contra blanco" en español) se convirtieron en tendencia, y columnistas de todo el país debatían las diferencias.

publicidad

El tiroteo en un restaurante Twin Peaks de Waco dejó nueve muertos y 18 heridos. Unos 170 motociclistas fueron acusados de pertenencia a crimen organizado, con fianzas de un millón de dólares por cada sospechoso. Las fotografías de las fichas muestran sospechosos blancos, hispanos, una mujer blanca y un hombre que parecía negro.

Los arrestados tras el enfrentamiento en Waco

La pelea comenzó porque un vehículo pasó sobre el pie de un hombre, según la policía. Eso causó una disputa que continuó dentro del restaurante, donde empezaron los golpes y después los disparos, antes de que la violencia volviera a trasladarse al exterior, señalaron. Se confiscaron unas 50 armas, la mayoría armas de fuego y cuchillos. Sin embargo, la policía indicó que el recuento final podría superar las 100 armas.

Los nueve muertos pertenecían a los grupos Bandidos y Cossacks y tenían de 27 a 65 años. Los resultados preliminares de la autopsia mostraron que los nueve murieron por disparos. La policía ha admitido que disparó sobre motociclistas armados, pero no estaba claro cuántos de los muertos fueron abatidos por miembros de pandillas y cuántos fueron derribados por la policía.

Tiroteo entre bandas rivales en Texas Univision

No se produjeron muertes durante las protestas de Baltimore y Ferguson, pero la gente estereotipó de inmediato a todos los manifestantes como delincuentes, dijo Nicole Lee, una abogada de derechos humanos que trabajó con manifestantes en ambas ciudades.

"Nueve personas murieron en Waco, y aun así, ustedes no han visto el nivel de repugnancia y consternación que vieron por los incendios en Ferguson y Baltimore", dijo Lee. "Una de las cosas que los manifestantes siempre decían era que aunque muchos de ellos se oponían a la destrucción de propiedad privada, uno puede reconstruir la propiedad privada. Pero no puede traer de vuelta a la gente, y aun así no se ve una cantidad igual de repulsión en los medios y en la gente por lo que ocurrió en Waco".

publicidad

El abogado de derechos civiles Charles F. Coleman Jr. dijo que sólo se culpa a las comunidades minoritarias por la violencia, pero nadie culpa a las familias blancas o comunidades blancas por los actos letales de violencia de hombres blancos, mostrando esos sucesos como "incidentes aislados". Esto a pesar de los tiroteos con víctimas mortales en Newtown, Connecticut y Columbine, Colorado, así como los disturbios de universitarios que celebran victorias o derrotas deportivas, señaló Coleman.