publicidad
Los desafios de un agente del FBI

Los desafios de un agente del FBI: El peligro los entrena para toda la vida

Los desafios de un agente del FBI: El peligro los entrena para toda la vida

Hollywood usualmente muestra una imagen glamorosa de ser agente del FBI, pero la realidad está lejos de lo que sale en la pantalla gigante.

Los desafios de un agente del FBI
Los desafios de un agente del FBI

La realidad del trabajo

CHICAGO, Illinois - Contrario a la imagen que Hollywood enseña en películas y series de televisión, ser un agente de campo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) no es un trabajo glamoroso.

Univision.com hace poco pasó un día entero con miembros de esa agencia federal, y descubrió que sólo un grupo selecto de individuos tienen la capacidad emocional y destreza profesional para pertenecer a la entidad y desempeñar bien su trabajo.

El encuentro de Univision.com con el FBI tuvo lugar en Chicago durante una sesión informativa especial que la agencia realizó para educar a los miembros de la prensa sobre cómo se preparan los agentes para realizar su labor investigativa.

Durante todo un día, conocimos qué temas deben estudiar los agentes, y en especial, aprendimos las medidas que deben tomar a diario para proteger sus vidas y las de los demás.

publicidad

El enfoque de la jornada enfatizado por los representantes del FBI fue cómo los miembros de la prensa pueden mejorar su comunicación con ellos. Pues no siempre los agentes pueden responder las preguntas que les hacen debido a que corren el riesgo de sabotear o contaminar una investigación federal.

Una aclaración importante que conocimos fue cómo se determina qué tipos tipo de casos que quedan bajo la jurisdicción del FBI y cuáles deben ser investigados por las agencias del orden locales y estatales.

El encuentro con el FBI contó además con simulacros donde los agentes permitieron a los periodistas disparar un arma (sin balas) en diferentes tipos de situaciones similares a las que los oficiales enfrentan a menudo y en las cuales deben tomar decisiones que podrían significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Mitos y realidades del FBI

Contrario a lo que muchos creen, el FBI no investiga la mayoría de asesinatos. Esa tarea le pertenece a las autoridades locales, a menos que el crimen haya sucedido en una propiedad del gobierno federal o que la policía local pida la ayuda del FBI para llevar a cabo una investigación.

Esto suele ocurrir en casos donde el departamento de policía no tiene equipo avanzado para realizar exámenes forenses, pero en realidad puede solicitar asistencia por cualquier razón.

El FBI tampoco investiga casos de personas desaparecidas, a menos que se sospeche un secuestro.

publicidad

Según el agente Ross Rice, quien trabaja para el FBI en Chicago, cuando el desaparecido es un menor de edad el caso es catalogado como secuestro porque esto les permite utilizar todos los recursos disponibles para dar con su paradero.

Es por ello que el FBI se une a investigaciones tras emitirse una alerta Amber. Sin embargo, esto no sucede con todos los menores, ya que si se sospecha que el individuo se fugó del hogar por su propia voluntad, entonces ya no es considerado un secuestro.

En Illinois, un ejemplo de la intervención del FBI fue el caso de Stacy Peterson, una madre de 23 años que desapareció de su hogar sin rastro alguno.

Según Rice, el FBI se unió a la investigación de este caso a petición de la Policía Estatal de Illinois, no porque creían que la mujer había sido secuestrada. En ese caso la Policía Estatal de Illinois pidió más agentes y equipo avanzado para rastrear en aguas profundas.

Agentes federales aumentaron la cantidad de personas indagando sobre el paradero de Peterson y también brindaron equipo avanzado para rastreos en aguas profundas, ya que un testigo en el caso dijo que el marido de la mujer posiblemente metió su cadáver dentro en un barril que pudiera haber lanzado al agua.

Lo que se puede responder

Las preguntas que un agente del FBI puede responder depende mucho del caso, y también de cuán creativo sea el periodista para obtener información de otras fuentes.

publicidad

Y es que en algunos casos, un agente del FBI no dará información, pero si la puede confirmar, siempre y cuando no interfiera con la investigación, precisó el agente Rice.

Lo que el FBI no hace comúnmente es publicar fotos de sospechosos, estén o no bajo su custodia.

Esto a menos que sea necesario, como por ejemplo, en casos de secuestros cuando  mostrar la imagen del presunto captor podría ayudar a localizar a la víctima. También, tras el robo de un banco, a veces se dan a conocer fotos de las cámaras de vigilancia en un intento por capturar al sospechoso.

El FBI tampoco da a conocer la identidad de personas bajo investigación para evitar señalar como culpables a sujetos inocentes que tal vez nunca lleguen a enfrentar cargos criminales.

Según el agente Rice, en ocasiones el FBI recibe llamadas con datos falsos de individuos que buscan dañar la reputación de alguien por razones personales.

Los agentes tampoco revelan a la prensa si personas arrestadas han confesado a un crimen, ya que esto podría influir en la decisión del jurado antes de que el caso se lleve a corte.

La política del FBI contrasta con la forma en que operan algunas autoridades locales, como la Policía de Chicago, que da a conocer a la prensa regularmente fotos de los sospechosos y detalles de crímenes.

¿Disparar o reprimirse?

Los simulacros con armas de fuego sin dudas fueron lo que más sorprendió a muchos miembros de la prensa que asistieron a la sesión con el FBI el mes pasado en Chicago, esto a pesar de que las armas no estaban cargadas con balas reales.

publicidad

El propósito del ejercicio era situar a los periodistas en el lugar de un agente, que debe tomar decisiones drásticas en sólo segundos. Para ello, se mostraron videos y con pistola en mano, los periodistas debían disparar si era necesario.

Como era de esperarse, la mayoría de los asistentes fallaron y en el proceso se dieron cuenta de lo peligroso que es ser un agente cuando nunca se sabe a lo que se pueda enfrentar al llegar a un sitio para realizar un arresto o investigación.

También está la cuestión emocional de temer por la vida y la responsabilidad de proteger a compañeros y vise versa.

Por eso quedó claro que sólo un grupo selecto de personas tiene la capacidad emocional y la destreza para desempeñar el trabajo de agente del FBI adecuadamente. En situaciones peligrosas, es necesario juicio moral y la táctica para lograr los objetivos, y a la vez no poner en peligro a personas inocentes.

Lo que sin duda impactó aún más a la mayoría fue lo rápido que las balas salen de una pistola. Esto demuestra por qué a menudo escuchamos que un sujeto recibió decenas de impactos de bala durante un incidente que tomó sólo segundos.

Si hay tres o cuatro agentes -y todos disparan en un intento por desarmar a un sujeto que los está amenazando con un arma o podría amenazar a otra persona-, entonces es más fácil entender cómo estas situaciones se desarrollan; especialmente si se toma en cuenta que disparar bajo estrés suele disminuir la precisión del disparo, y por ello se jala el gatillo varias veces.

publicidad

El FBI tiene el derecho de dispararle a un sujeto que presente un peligro a la vida de agentes o personas inocentes.

Esto incluye dispararle a alguien que esté huyendo si este individuo presenta una amenaza inminente a alguien. Esto a veces incluye dispararle a un sujeto por la espalda si está armado y podría causar daño físico a otra persona o tomar a alguien como rehén.

Este punto sorprendió a todos los presentes porque la mayoría asumía que si el sujeto está alejándose de los agentes, ya no presenta un peligro directo.

Pero, ¿qué tal si el sujeto se dirige hacía un hogar o un lugar donde puede tomar a alguien como rehén? ¿Qué tal si el sujeto corre hacía una escuela con cientos de niños inocente? ¿Es mejor dispararle en la espalda para inmovilizarlo o dejarlo que llegue a la clase? Hay que estar en esa situación para decidir...

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad