publicidad

Los cuerpos de dos soldados estarían atascados en el fuselaje de helicóptero accidentado

Los cuerpos de dos soldados estarían atascados en el fuselaje de helicóptero accidentado

Los dos últimos militares del grupo de once que murieron al parecer permanecen en el fuselaje del helicóptero.

Autoridades militares de EEUU intentan rescatar este viernes los cuerpos de los dos últimos militares del grupo de once que murieron al caer esta semana un helicóptero en aguas del Golfo de México, en el noroeste de Florida.

Los dos últimos cadáveres de militares por rescatar están atrapados en el fuselaje del Black Hawk accidentado, según señalaron a Efe portavoces de la base de la Fuerza Aérea de Eglin.

Buzos de la Guardia Costera y del Ejército esperan recuperar los cuerpos y los restos de la aeronave con ayuda de una barcaza que llegó desde Alabama, en una operación que prevén durará unas ocho horas, dependiendo de las condiciones climáticas.

La noche del martes pasado siete marines del grupo de operaciones especiales de la base de Lejeune, en Carolina del Norte, y cuatro soldados de una base de la Guardia Nacional en Louissiana, se accidentaron cuando realizaban entrenamientos en la aeronave.

Las autoridades, que investigan las causas del siniestro han señalado que la espesa neblina en el área pudo haber sido un factor del siniestro.

Los equipos de socorro rescataron este jueves los cuerpos de nueve de las once víctimas, tras una operación de tres días que fue interrumpida y obstaculizada por la neblina.

Portavoces militares divulgaron este viernes el nombre de los siete marines muertos.

El canal interoceánico en Navarre, en el condado de Santa Rosa, continúa cerrado para facilitar las últimas labores de rescate, en la zona conocida como Santa Rosa Sound.

publicidad

Militares de la base pidieron a aquellos que hallen restos que puedan ser parte del helicóptero que los reporten a las autoridades para incorporarlos a la investigación.

El helicóptero fue dado por desaparecido a las 20.30 hora local del martes (00.30 GMT del miércoles) y los equipos de rescate encontraron restos del aparato en la zona unas seis horas después.

Al parecer, el aparato se estrelló durante una maniobra de entrenamiento rutinaria en una playa entre Pensacola y Destin, un lugar que es habitualmente utilizado por los militares como campo de pruebas, agregaron las fuentes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad