publicidad
Vista aérea de una villa en Rancho Santa Fe, California.

Los californianos que más agua consumen

Los californianos que más agua consumen

En plena crisis por la sequía, comunidades como Rancho Santa Fe y Solana Beach gastan 426,6 galones por persona y día.

Vista aérea de una villa en Rancho Santa Fe, California.
Vista aérea de una villa en Rancho Santa Fe, California.

Por Clemente Álvarez - @clementealvarez

publicidad

Rancho Santa Fe y Solana Beach: 426.6 galones (1614 litros) de agua por persona y día. Lake Casitas: 424.2 gal. (1605 l). Bermuda Dunes: 367.5 gal. (1391 l). Estas son las comunidades de California que más agua consumen en plena crisis por la sequía, de acuerdo al  último informe presentado este martes por la Junta de Control de Recursos Hídricos del Estado.

Entre los cambios traídos a esta parte de Estados Unidos por la persistente escasez de lluvias, uno de los más interesantes ha sido la obligación de que las más de 400 agencias de distribución de agua tengan que informar regularmente del gasto que realizan las zonas urbanas a las que abastecen. De esta forma, ahora se conoce el desorbitante consumo de agua de algunos de los paraísos californianos de casas de lujo y campos de golf, incluso en la peor crisis hídrica de la historia de este estado.

“Si una zona gasta más de 400 galones es porque los vecinos están usando una gran cantidad fuera de sus casas, en áreas verdes”, asegura Miryam Barajas, portavoz de la Junta de Control de Recursos Hídricos, que explica que las agencias de distribución que más se alejen de los objetivos de ahorro se expondrán a partir de ahora a multas de hasta 10,000 dólares al día hasta que corrijan sus pautas de consumo. “Lo de estos distritos es un malgasto de agua y son los que tienen que realizar un mayor esfuerzo para ahorrar”, incidió Barajas.

publicidad

Lea también: Indigna a inmigrantes que los responsabilicen por sequía en California

En el lado opuesto, las comunidades californianas que registraron un menor consumo de agua fueron las de Lake Arrowhead, con 30.1 galones por persona y día (113 litros); Martinez City, con 32.1 gal. (121 l); y East Palo Alto, con 32.9 gal. (124 l). Aquí se muestra un consumo mucho más racional.

La pregunta es: ¿Resulta suficiente para paliar la crisis hídrica? Como especificó este martes este organismo encargado de la disponibilidad de recursos hídricos en California, desde junio de 2014 se ha conseguido reducir un 9% el gasto de agua en el conjunto de las zonas urbanas del estado.

En pleno llamamiento de emergencia para reducir el consumo, este porcentaje en poblaciones equivale a una exigua reducción de cerca del 2% en el total del gasto de California. “Tenemos hasta junio de 2016 para alcanzar el objetivo de reducir un 25% el consumo en las zonas urbanas”, comenta Barajas, que incide en que a partir de ahora las agencias de distribución tendrán que informar también de las medidas que están tomando con aquellos que malgastan agua. Según los datos de la Junta de Control, en solo un mes se mandaron 22,674 avisos a vecinos por despilfarro de agua y se registraron 838 multas. Sin embargo, algunos californianos adinerados no parecen tener problema en pagar la sanción para seguir regando sus jardines (ver video).

publicidad

 

Residentes de California prefieren pagar multas que ahorrar agua Univision

Si bien lo que sale de los grifos de las zonas urbanas representa el 20% del consumo de agua en California, el otro 80% depende de la agricultura. Para Ellen Hanak, especialista en agua del Instituto de Políticas Públicas de California (PPIC), ahorrar en las ciudades sí resulta importante: “Reducir su uso en zonas urbanas permite disminuir la presión de este recurso para otros usos más importantes desde el punto de vista económico y ambiental”.

No obstante, esto tampoco parece suficiente para afrontar la actual crisis en California. Según Hanak, “la agricultura tendrá que seguir dando pasos para usar el agua escasa de forma más eficiente empleando el recurso en aquellos cultivos con mayores rendimientos económicos”. En este punto, resulta llamativo que al igual que se empieza a disponer de información clara sobre el gasto en las villas con jardín y piscina, no se tengan datos del agua subterránea que se está bombeando para su uso en agricultura.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad