publicidad

Los apellidos más usados...

Los apellidos más usados...

Por primera vez en la historia, dos apellidos hispanos (García y Rodríguez), forman parte de la lista de los más comunes de Estados Unidos.

hispana
hispana

El nuevo rostro hispano

Un reciente estudio de la Oficina del Censo de Estados Unidos confirmó hace poco lo que todos los indicadores sociales y económicos están diciendo desde hace tiempo: Lo hispano crece como la espuma, y por primera vez dos apellidos latinos forman parte de los 10 más comunes en el país. Son los García y los Rodríguez.

Los datos publicados por la Oficina del Censo de Estados Unidos incluyen por primera vez en la historia dos apellidos hispanos entre el "top ten" del país, es decir entre los 10 más comunes en el gigante norteamericano.

García y Rodríguez se han situado en el puesto 8 y 9 de la lista de apellidos, por encima, por ejemplo, de Wilson, que ocupa el número 10, según los datos del estudio basado en el censo del año 2000.

publicidad

En concreto, 858,259 estadounidenses llevan el apellido García, y 804,240 el de Rodríguez, frente a los 2,376,206 que se apellidan Smith, el número uno de la lista.

Tras Smith figuran Johnson (1,857,160); Williams (1,534,042); Brown (1,380,145); Jones (1,362,755); Miller (1,127,803) y Davis (1,072,335).

Además, otros apellidos hispanos comienzan a ser muy comunes en Estados Unidos, como Martínez, López, Pérez y González.

Y es que los hispanos siguen siendo la minoría más numerosa en Estados Unidos, con 44 millones de personas de un total de 300 millones de habitantes, y además suponen el 49 por ciento de la tasa de crecimiento demográfico del país entre 2004 y 2005.

En el Censo de 1967, los hispanos eran 9.6 millones de personas, o sea menos del 5 por ciento de los 200 millones de habitantes que tenía entonces Estados Unidos.

Un mercado en auge

Los cálculos de los expertos que analizan el mercado señalan que los hispanos serán el 17 por ciento de la población estadounidense en 2010, sin contar con los más de 10 millones de indocumentados no registrados oficialmente en el Censo.

El Fondo Monetario Internacional calcula en $800 mil millones de dólares el actual poder adquisitivo de los hispanos en Estados Unidos, y además está creciendo a un ritmo mayor que el de otros grupos étnicos.

Según un estudio de Centro Selig para  el crecimiento Económico, la renta de los hispanos crecerá a una media del 450 por ciento hasta el 2011, frente al 176 por ciento de los blancos.

publicidad

Las empresas se preparan a fondo para conquistar a este mercado, que es ya el segundo hispano más importante después del de México.

Su presencia es decisiva

La población latina sigue siendo más joven que otros grupos étnicos. Actualmente la edad media de la comunidad hispana en Estados Unidos es de 27.2 años frente a los 36.2 años de la población total del país.

La Oficina del Censo calcula que el origen de la población hispana en Estados Unidos es en un 58 por ciento mexicana, un 17 por ciento puertorriqueña, un 10 por ciento cubana, un 5 por ciento dominicana, un 4 por ciento centroamericana y otro tanto sudamericana, y un 2 por ciento española.

Otra muestra del desarrollo y fortalecimiento del poder latino es que en 2006 más de 5 mil hispanos -demócratas y republicanos- desempeñan cargos de elección popular en 43 de los 50 estados de la Unión, según cifras de la Asociación Nacional de Latinos Electos o Nombrados (NALEO).

Y en estos momentos la lucha política en las asociaciones hispanas pasa por conseguir que esta comunidad se decida a votar más de lo que lo hace hasta ahora.

El 14 de noviembre último se inició la segunda fase de la campaña de fomento del voto hispano "Ya es Hora", con el mensaje de que su participación electoral es clave y puede marcar la diferencia en los comicios de 2008.

publicidad

Tras el arranque de la primera fase de la campaña, que tenía como objetivo que los hispanos que tuvieran la residencia permanente en Estados Unidos se naturalizaran como ciudadanos para posteriormente poder ejercer su derecho a voto, la segunda fase -de registro y fomento del sufragio- ha comenzado ya.

Los promotores de la campaña, entre los que se encuentra el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la fundación educativa NALEO y varios de los medios de comunicación en español más importantes de Estados Unidos -incluyendo a Univision-, aseguran que la primera fase de la campaña ha tenido un "gran éxito" y que desde el comienzo de su iniciativa hay cerca de un millón de latinos se han nacionalizado.

Según los datos de estas organizaciones, ha cerca de 16 millones de hispanos que cumplen los requisitos para convertirse en ciudadanos, de los cuales tan sólo 9 millones están registrados para votar.

Si embargo, cerca de 2 millones de estos votantes registrados no se acercaron a las urnas en las últimas elecciones, y apuntó a que si todos los latinos que cumplen los requisitos se naturalizaran y registraran habría entre 10 y 12 millones de votantes más para las elecciones presidenciales de 2008.

Su participación puede ser decisiva en cinco de los llamados "Battleground States" (estados en los que se decidirá la elección): Arizona (donde el 13 por ciento del electorado es hispano) Florida (12 por ciento), Nevada (11 por ciento), Colorado (4 por ciento) y Nuevo México (11 por ciento).

publicidad

Además, hay otros tres estados en los que el voto latino es cada vez más importante: Nueva York (11 por ciento de electorado hispano), Texas (21 por ciento) y California (20 por ciento).

Según Cecilia Muñoz, vicepresidenta del NCLR, lo que está claro es que "la comunidad latina puede hacer historia en los comicios electorales de 2008".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad