publicidad

Los Angeles apoya que Comunidades Seguras sea un programa voluntario

Los Angeles apoya que Comunidades Seguras sea un programa voluntario

El Concejo de LA aprobó que la participación en Comunidades Seguras sea voluntaria

LOS ÁNGELES, California - El Concejo de la ciudad de Los Ángeles aprobó el martes una resolución de apoyo a leyes que permitirán que gobiernos locales tengan la opción de participar en un controversial programa de inmigración, mediante el cual se deportan a indocumentados que son detenidos.

La iniciativa del concejal Bernard Parks fue aprobada por 11 votos a favor y uno en contra, y pide respaldar cualquier esfuerzo legislativo en favor de que el programa Comunidades Seguras, del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), sea voluntario y ofrezca a gobiernos locales la opción de participar.

La principal objeción es que en la actual administración, bajo el programa han sido deportados más de 700 mil inmigrantes, más de 400 mil de los cuales no tenían antecedentes criminales graves.

En principio, el programa que se ejecutó en prisiones estadunidenses cotejaba las huellas dactilares de criminales peligrosos, y si se detectaba que eran inmigrantes indocumentados, se les deportaba.

Hace unas semanas, la Asamblea de California aprobó una disposición que permite a jurisdicciones locales decidir su salida del programa.

Parks. ex jefe del LAPD, fue uno de los defensores de la Orden Especial 40, que desde 1979 se aplica en Los Ángeles y que prohíbe a la policía asumir funciones migratorias.

El ex jefe de la policía defendió que al haber mantenido esa separación, muchos de los crímenes fueron resueltos y se detuvo a sus autores, gracias a la colaboración de inmigrantes indocumentados que denunciaron los delitos.

publicidad

“Es de una importancia crítica que se dé una relación positiva entre la comunidad y las autoridades policíacas, y con ese programa de Comunidades Seguras la meta se incumplía”, sentenció.

Actualmente, Comunidades Seguras es obligatorio y los gobiernos locales no tienen la opción decidir si cooperan, de acuerdo con el gobierno federal. Gobiernos locales y estatales están desafiando esta regulación.

A través del programa, policías locales notifican electrónicamente al ICE cada vez que detienen a un inmigrante indocumentado.

Una vez fichado, las huellas dactilares del arrestado son cotejadas con bases de datos de violaciones migratorias del Departamento de Seguridad Interna, de antecedentes penales del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional.

Si se confirma que el arrestado es indocumentado, se inicia un proceso que eventualmente termina en deportación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad