publicidad
.

Long Island tiene el precio más alto de gasolina logo-noticias.6bcb5218f...

Aumentó gasolina en Nueva Jersey

Long Island tiene el precio más alto de gasolina

Long Island tiene el precio más alto de gasolina

Long Island tiene el precio más alto de gasolina

Aumentó gasolina en Nueva Jersey
Aumentó gasolina en Nueva Jersey

El precio promedio del galón de gasolina regular subió casi cuatro centavos durante las últimas dos semanas hasta $2.91 y podría llegar a los $3 el galón por primera vez en casi un año, justo para la Navidad.

La encuesta nacional Lundberg, que analiza los precios en más de 2.500 estaciones de servicio en todo el país y la Asociación Americana de Automovilistas (AAA) reportaron los precios más altos en lo que va del 2010, 28 centavos más que hace un año.

Ambas encuestas reportaron que el precio más barato se encontró en Denver, a $2.61 el galón de gasolina regular y el más alto en Long Island, Nueva York a $3.21. En California, donde los impuestos son más elevados, el precio del galón de gasolina regular está por encima de $3 el galón hace varias semanas.

publicidad

La AAA dijo que la debilidad del dolar en el mercado internacional y el rápido aumento del precio del crudo, son las principales causas del aumento del precio de la gasolina en Estados Unidos.

El precio del barril de petróleo crudo subió casi $8 para cerrar a $89 el barril, el más alto en 25 meses, y podría llegar a $90 anters del fin de año, lo que significaría gasolina a $3 o más el galón justo para la Navidad.

Precios promedio en otras ciudades:

Albuquerque, New Mexico: $2.75

Atlanta, Georgia: $2.84

Baltimore, Maryland: $2.90

Chicago, Illinois: $3.09

Miami, Florida: $2.96

Minneapolis, Minnesota: $3.03

Philadelphia, Pennsylvania: $3.02

Portland, Oregon: $2.99

San Francisco, California: $3.19

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad