publicidad
.

Lo básico sobre los terremotos logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bf...

Lo básico sobre los terremotos

Lo básico sobre los terremotos

Epicentro, hipocentro, temblores secundarios, precursores, falla, sismógrafo, ondas P, magnitud, entérese aquí.

Cómo ocurren los terremotos

Epicentro, hipocentro, temblores secundarios, precursores, falla, plano de falla, sismógrafo, ondas P, magnitud, intensidad, aceleración máxima, amplificación...

Oímos estas palabras. Después de los terremotos, las decimos. Pero, ¿qué significan para lo que sentimos y lo que sentiremos en el futuro? ¿De verdad comprendemos lo que dicen los sismólogos?

Esta sección describe cómo es que ocurren los terremotos y cómo son medidos. También explica por qué el mismo terremoto puede estremecer una área de manera muy diferente a otra.

¿Qué es un terremoto?

Un terremoto es causado por un deslizamiento brusco sobre una falla, como cuando usted truena sus dedos. Antes del trueno, usted presiona sus dedos conjuntamente y lateralmente. La fricción causada por la presión no deja que sus dedos se muevan de lado a lado. Cuando los presiona lateralmente lo suficientemente fuerte para vencer la fricción, sus dedos se mueven bruscamente, desatando energía en la forma de ondas de sonido que hacen vibrar el aire y viajan de su mano a su oído, donde usted oye el trueno.

El mismo proceso sucede durante un terremoto. Las fuerzas en la corteza superior de la tierra presionan, conjuntamente, los lados de la falla. La fricción sobre la superficie de la falla mantiene las rocas juntas para que no se deslicen inmediatamente cuando sean presionadas lateralmente. Con el tiempo, suficiente tensión se acumula y las rocas se resbalan bruscamente, liberando energía en ondas que viajan a través de la roca para causar el movimiento que sentimos durante un terremoto.

publicidad

Así como truena sus dedos con la yema del dedo medio con del dedo pulgar, los terremotos ocurren sobre una área de la falla, llamada la superficie de ruptura. Sin embargo, a diferencia de sus dedos, todo el plano de la falla no se resbala a la misma vez. La ruptura comienza en un punto del plano de la falla llamado el hipocentro, un punto usualmente profundo en la falla.

El epicentro es el punto en la superficie directamente sobre el hipocentro. La ruptura continúa extendiéndose hasta que algo la detiene (exactamente cómo sucede es tema de investigación en la sismología).

Temblores secundarios y precursores

Parte de vivir con los terremotos es vivir con los temblores secundarios. Los terremotos ocurren en grupos. En un grupo de temblores, el más grande es llamado el temblor principal; cualquier temblor antes es llamado precursor, y cualquier temblor después es un temblor secundario.

Los temblores secundarios son seismos que usualmente ocurren cerca del temblor principal. La tensión en la falla del temblor principal cambia durante el temblor principal y la mayoría de los temblores secundarios suceden en la misma falla. A veces, también el cambio en la tensión es lo suficientemente grande para ocasionar temblores secundarios en fallas cercanas.

Un terremoto lo suficientemente grande para causar daño probablemente producirá varios temblores secundarios que se sientan durante la primera hora. La frecuencia de temblores secundarios disminuye rápidamente. El día después de un sismo principal hay, más o menos, la mitad de temblores secundarios que el primer día. Diez días después del sismo principal hay solamente un décimo de los temblores secundarios. Un terremoto será llamado un temblor secundario, mientras la proporción de temblores sea más alta que antes del sismo principal.

publicidad

En el caso de terremotos grandes, esto puede continuar por décadas. Los terremotos grandes tienen temblores secundarios en mayor cantidad y más grandes. Entre más grande sea el sismo principal, más grande será el temblor secundario, en promedio, aunque hay muchos más temblores secundarios pequeños que grandes.

También, así como terremotos pequeños pueden seguir ocurriendo por muchos años después de un sismo principal, todavía existe la posibilidad de que suceda un temblor secundario grande mucho tiempo después de un terremoto.

Precursores

A veces, lo que pensamos que sea un sismo principal, es seguido por un terremoto más grande. Entonces, el terremoto original es considerado un precursor. La probabilidad de que esto suceda disminuye rápidamente así como en el caso de los temblores secundarios. Después de tres días el riesgo casi desaparece.

A veces, la probabilidad de que un temblor sea un precursor parece más alta de lo normal " usualmente por su cercanía a una falla mayor. La Oficina de Servicios de Emergencias del Gobernador de California dará un aviso basado en las recomendaciones de los científicos. Estas “predicciones” a corto plazo son las únicas oficialmente reconocidas.

Fallas y ondas

¿Qué es una falla?

Los terremotos ocurren sobre fallas. Una falla es una zona delgada de roca molida que separa trozos de la corteza terrestre. Cuando un terremoto ocurre sobre una de estas fallas, la roca de un lado de la falla se desliza con respecto al otro lado. Las fallas pueden medir de unos cuantos centímetros hasta miles de kilómetros de largo. La superficie de la falla puede ser vertical, horizontal, o en ángulo a la superficie de la Tierra. Las fallas pueden extenderse profundamente hacia adentro de la Tierra y pueden o nó alcanzar la superficie.

publicidad

¿Cómo sabemos que las fallas existen?

El movimiento de fallas, en el pasado, ha juntado rocas que habían estado separadas;

Los terremotos en la falla han dejado evidencia en la superficie, como rupturas de superficie o escarpes (peñascos creados por terremotos);

Terremotos registrados por redes sismográficas están marcados en un mapa e indican la localidad de una falla.

Algunas fallas no han mostrado estas señales y no sabremos que están ahí hasta que produzcan un terremoto. En California, varios terremotos dañinos han ocurrido sobre fallas que no habían sido previamente identificadas.

¿Dónde y cuándo fue el terremoto?

Los terremotos son registrados por una red sísmica. Cada estación sísmica en la red mide el movimiento de la tierra en ese preciso sitio.

Durante un terremoto, el deslizamiento de un trozo de roca sobre otro descarga energía que hace que vibre el suelo. La vibración empuja el pedazo de suelo adjunto, causando que vibre, y así, la energía viaja alejándose del terremoto en forma de una onda. Mientras que la onda pasa por la estación sísmica, el pedazo de suelo vibra y esta vibración es registrada.

Los terremotos producen dos tipos de ondas principales " la onda P (una onda de compresión), y la onda S (una onda transversal). La onda S es más lenta pero más grande que la onda P y causa casi todo el daño. Los científicos han usado los conocimientos sobre las diferencias entre estas y otras ondas sísmicas para aprender muchísimo más acerca del interior de la Tierra.

publicidad

Sabiendo lo rápido que viajan las ondas sísmicas a través de la Tierra, los sismólogos pueden calcular la hora en que ocurrió el terremoto y su localización comparando las horas de cuándo el movimiento fue registrado en varias estaciones.

Asignamos nombres a los terremotos según los lugares que estén cerca a los epicentros para tener una manera conveniente de referirnos a ellos, pero esto puede ser engañoso. Definimos el epicentro de un terremoto con la latitud y longitud de un punto, pero el terremoto es más grande que ese punto.

La superficie de ruptura de la falla puede ser de cientos de kilómetros de larga y varios kilómetros de ancha, y el epicentro se puede determinar a tan solo unos cuantos décimos de kilómetro de distancia.

Magnitud de los terremotos

¿Por qué tienen problemas los científicos para dar una respuesta sencilla a esta pregunta sencilla? Mucha gente ha sentido esta frustración después de los terremotos, porque con frecuencia los sismólogos parecen contradecirse unos a otros.

De hecho, los terremotos son muy complejos. Medir su tamaño es algo así como tratar de determinar el tamaño de una escultura abstracta moderna usando la cinta de medir solamente una vez. ¿Cuál dimensión debería medir?

La magnitud es la manera más común de describir el tamaño de un terremoto. En los años treinta, en el Instituto de Tecnología de California, Beno Gutenberg y Charles Richter desarrollaron un método para describir la medición de terremotos usando una pequeña escala numérica.

publicidad

Usando grabaciones de los sismógrafos, ellos midieron qué tan rápido se movió el suelo a cierta distancia de los terremotos.

Si la tierra se movió diez veces más rápido en un temblor que otro, entonces el primer temblor se dice ser una unidad de magnitud más grande. La Escala de Richter, como se ha dado a conocer, no es un instrumento, sino una escala numérica usada para comparar los temblores.

Los sismólogos ya han desarrollado un nuevo método para medir los terremotos, llamado magnitud de momento. El momento es una cantidad física más cercanamente relacionada a la energía total descargada durante un terremoto que la magnitud Richter.

Puede ser calculada por los geólogos examinando la geometría de una falla en el campo o por los sismólogos analizando un sismógrafo. Dado que las unidades de momento son muy grandes, han sido convertidas a una escala numérica de magnitud más familiar para comunicárselo al público.

La magnitud de momento tiene muchas ventajas sobre otras escalas de magnitud. En primer lugar, todos los terremotos pueden ser comparados en la misma escala. (La magnitud Richter es precisa solamente para terremotos de una cierta medida y distancia del sismómetro.)

Segundo, como se puede determinar instrumentalmente o geológicamente, puede ser usada para medir el tamaño de terremotos pasados y compararlos a otros terremotos registrados instrumentalmente.

publicidad

Tercero, si calculamos qué tanto se puede mover una sección de la falla en el futuro, la magnitud de ese terremoto puede ser calculada con precisión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad