publicidad
Cientos de inmigrantes rescatados del Mediterráneo por la marina italiana llegaron a suelo europeo son la esperanza de recibir asilo o refugio.

Llegan más inmigrantes a Italia mientras Europa trata de contener la crisis

Llegan más inmigrantes a Italia mientras Europa trata de contener la crisis

Más de 1,100 inmigrantes desembarcaron el miércoles en los puertos italianos de Salermo, Lampedusa y Augusta.

Cientos de inmigrantes rescatados del Mediterráneo por la marina italian...
Cientos de inmigrantes rescatados del Mediterráneo por la marina italiana llegaron a suelo europeo son la esperanza de recibir asilo o refugio.

Más de 1,100 inmigrantes indocumentados desembarcaron el miércoles en los puertos italianos de Augusta (Sicilia), en Salerno y en Lampedusa tras ser ­rescatados por la Marina Militar en barcazas a la deriva en el Canal de Sicilia, informó la Guardia Costera.

publicidad

En Augusta fueron rescatadas 446 personas, incluidos mujeres y niños, que llegaron a ese puerto en el barco Bettica de la Marina Militar italiana, que los socorrió en alta mar.

Leer:  Nueva tagedia en el Mediterraneo: desaparecen más de 700 migrantes 

La capitanía del puerto de Augusta informó que los inmigrantes, cuya nacionalidad no fue revelada, fueron sometidos a inspecciones médicas a bordo de la nave que los rescató.

El segundo desembarco se verificó en el puerto de Salerno, en la región meridional de Campania, a donde llegaron 541 somalíes y eritreos, que fueron salvados por la Marina Militar en dos barcazas a la deriva a 150 millas al sur de Lampedusa.

Leer:  Tres barcos con migrantes en el mediterráneo piden auxilio a Italia 

Las fuentes detallaron que el grupo está compuesto por 365 hombres, 174 mujeres y un menor no acompañado, además de un recién nacido.

 

Arrestan a capitán de barco que naufragó con cientos de personas en el Mar Mediterráneo /Univision

Todos fichados

“Hemos fotografiado e identificado a todos y por ahora no hemos detectado ninguna situación crítica”, declaró el jefe de la policía de Salerno, Alfredo Anzalone.

Leer: Propone Italia hundir barcos para evitar inmigración 

“Una vez más hemos acogido a estas personas con la máxima atención humana que merecen”, añadió.

Explicó que una parte de los indocumentados se quedará en Salerno y el resto será transferido a centros de acogida de toda Italia.

Otros 114 inmigrantes, originarios de países subsaharianos, desembarcaron en la isla de Lampedusa, tras ser rescatados en el Canal de Sicilia por la nave Fiorillo de la Marina Militar italiana.

Leer:  Europa se moviliza ante grave crisis migratoria en el Mediterráneo  

publicidad

El grupo fue llevado al centro de acogida de la zona de Imbriacola, en Lampedusa, donde ya había otras 515 personas, confirmó la Marina Militar.

La Guardia de Finanzas señaló por su parte que una balsa con 115 personas fue socorrida la mañana de este miércoles a 40 millas al norte de Libia por la nave Denaro de ese cuerpo de policía militar.

Indicó que la nave Denaro llegó a la zona en una operación de reforzamiento de la vigilancia contra los traficantes de personas y que se espera que los inmigrantes rescatados lleguen a tierra en las próximas horas.

La oleada de inmigrantes que viaja por mar no se ha frenado pese al naufragio del domingo pasado en el Canal de Sicilia, en el que habrían muerto entre 700 y 900 personas en la peor tragedia en el Mediterráneo desde la Segunda Guerra Mundial.

 

Cientos mueren en el Mar Mediterráneo al emigrar a Europa /Univision

El flujo no se detiene

El buen tiempo fomenta que cientos de personas decidan subirse a bordo de barcazas o lanchas neumáticas desde las costas africanas con destino Italia.

Pero muchas lo hacen en embarcaciones precarias y se ven obligados a pedir ayuda en alta mar.

Por ello, las naves de la Guardia Costera italiana, de la Marina Militar y de la Guardia de Finanza continúa supervisando el Mediterráneo, mientras las autoridades italianas investigan las causas del naufragio del pesquero con cerca 850 inmigrantes en el Canal de Sicilia el pasado domingo.

La Fiscalía de Catania, que investiga el suceso gracias a los testimonios de los 28 supervivientes que se encuentran en esta ciudad de Sicilia, añadió el miércoles el delito de secuestro a las acusaciones ya formuladas contra el patrón del barco, el tunecino Mohammed Alì Malek, por haber encerrado a cientos de ellos en la bodega.

publicidad

En un comunicado, la Fiscalía explicó que ha solicitado al juez instructor la confirmación de la detención de las dos personas, Malek y el sirio Mahmud Bikhit, ambos identificados entre los 28 supervivientes como los traficantes que les estaban llevando a las costas italianas.

Ambos están inculpados además por delitos de homicidio culposo múltiple, naufragio e instigación a la inmigración clandestina.

El juez instructor tiene 48 horas para interrogar a los detenidos y decidir si mantiene su arresto.

 

Pánico entre inmigrantes provocaría naufragio en Italia /Univision

Encerrados con llave

Los supervivientes del último naufragio, según la Fiscalía, declararon que todos los que se encontraban en la cubierta inferior y en la bodega fueron encerrados con llave, por lo que no pudieron salir cuando la embarcación se hundió.

Por ello, Malek, considerado el patrón de la embarcación, ha sido también acusado de secuestro de personas con el agravante de la presencia de menores.

Además, cuatro de los supervivientes del naufragio del domingo en el Canal de Sicilia relataron hoy que el traficante que gobernaba el pesquero en el que viajaban "bebía vino, fumaba hachís" y abandonó el timón para confundirse entre los inmigrantes, según medios italianos.

Uno de estos rescatados, Nasir, de origen bengalí, que dice tener 17 años, ha sido trasladado con los otros tres adolescentes a un centro de acogida para menores, "La Madoninna", a las afueras de Catania, donde han contado lo que ocurrió aquella noche.

publicidad

Nasir explicó al "Corriere della Sera" que por casualidad no acabó en los niveles inferiores del pesquero, donde estaban hacinadas cientos de personas que habían pagado menos.

Se quedó en la cubierta con otros treinta inmigrantes donde pudo ver cómo los dos presuntos traficantes, Malek y Bikhit, bebían alcohol y fumaban hachís.

Buscan respuestas

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebrarán el jueves en Bruselas, Bélgica, un Consejo Europeo extraordinario en el que tratarán el problema de la inmigración y sus posibles soluciones.

En esta reunión, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, propondrá que los procedimientos para la concesión de asilo sean gestionados en Europa, según dijo en su comparecencia ante el Parlamento.

En su discurso, Renzi reconoció que por primera vez no se ha dado la espalda a Italia, pero recordó que "hacen falta decisiones políticas en Europa" para afrontar la crisis en el Mediterráneo.

Además, instó a pensar en África, concretamente en una estrategia no sólo inmediata sino también a largo plazo para el continente.

Renzi también advirtió en el Parlamento que el incidente se podría repetir y urgió a Europa a enfrentar la crisis.

Urgen detener el tráfico

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) pedirán este jueves a la Alta Representante comunitaria, Federica Mogherini, que inicie "inmediatamente" los preparativos de una operación de seguridad y defensa, dirigida a destruir las embarcaciones de los traficantes de inmigrantes.

publicidad

"La Alta Representante está invitada a iniciar inmediatamente los preparativos para una posible operación de seguridad y defensa a este efecto, de acuerdo con la ley internacional", señalan los líderes comunitarios en el borrador de su declaración de mañana, al que tuvo acceso Efe.

"Nos comprometemos a emprender esfuerzos sistemáticos para identificar, capturar y destruir las embarcaciones antes de que sean usadas por los traficantes", añade el documento.

Los Veintiocho estudiarán en su encuentro extraordinario, convocado tras la muerte de más de mil inmigrantes en las últimas semanas en el Mediterráneo, las modalidades que puede adoptar esta misión, que tendrá un carácter civil y militar similar al de la operación "Atalanta", que se puso en marcha para combatir la piratería en el Océano Índico.

Operaciones limitadas

Fuentes comunitarias explicaron que los aspectos militares de la misión serán muy limitados y tendrán más que ver con cuestiones de inteligencia que con una intervención militar propiamente dicha, y adelantaron que en función del alcance que se decida dar a esta operación se requerirá o no un mandato de Naciones Unidas para ponerla en marcha.

"Se están considerando muchos aspectos legales sobre las modalidades", dijeron las fuentes, que aseguraron que no se espera que todas estas cuestiones del alcance queden claras ya mañana.

publicidad

Los Veintiocho se comprometen, por otro lado, a "como mínimo duplicar" la dotación de las operaciones europeas de vigilancia marítima "Tritón" y "Poseidón" para los años 2015 y 2016, y a reforzar el número de recursos, para que puedan aumentar las posibilidades de búsqueda y rescate, pero "dentro del mandato de Frontex".

"El mandato de Frontex es el control de fronteras y eso no va a cambiar", subrayaron fuentes europeas, que aclararon que aún así dotar de más medios a "Tritón" y "Poseidón" permitiría llevar a cabo más acciones de búsqueda y salvamento en aplicación de la llamada "ley del mar", que obliga a ofrecer rescate.

"Es un enfoque práctico además, porque sino llevaría mucho más tiempo reaccionar", añadieron.

Esperan compromisos

Las fuentes precisaron que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, espera que los Estados miembros presenten "compromisos concretos" sobre el refuerzo de su contribución a estas operaciones.

"España ya contribuye con 'Tritón' y está dispuesta a reforzar su aportación si fuera necesario", señalaron fuentes diplomáticas.

Los líderes europeos también harán hincapié en la necesidad de reforzar la solidaridad entre Estados miembros para gestionar mejor el reasentamiento de personas que se ha considerado que tienen derecho a recibir asilo, que ahora se concentra en unos pocos países de la UE, sobre todo en Alemania.

publicidad

En concreto, apoyarán establecer un "proyecto piloto voluntario" sobre reasentamiento, que ofrezca "al menos 5,000 plazas" para personas con derecho a asilo.

La ONU ha pedido a la UE que acoja a 135 mil refugiados procedentes de Siria, por ejemplo, pero hasta ahora el bloque comunitario sólo ha ofrecido un total de 36,000 plazas.

Asimismo considerarán subir la ayuda de emergencia a los Estados miembros que soportan una mayor presión migratoria, como Italia, mediante la redistribución de personas que llegan a las costas europeas hasta que se decida si tienen derecho a recibir asilo.

Esta ayuda de emergencia sería una excepción permitida al reglamento de Dublín, que establece que el país que debe hacerse cargo de la solicitud de asilo es el primero por el que entraron los demandantes a la UE, por lo que no obligaría a modificar la normativa, indicaron a Efe fuentes comunitarias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad