publicidad
La nevada ha paralizado el transporte en Nueva York, dejando a los residentes del área tri-estatal atrapados en casa.

Limpian calles entre críticas tras enorme nevada

Limpian calles entre críticas tras enorme nevada

Las autoridades dicen haber cumplido la meta

La nevada ha paralizado el transporte en Nueva York, dejando a los resid...
La nevada ha paralizado el transporte en Nueva York, dejando a los residentes del área tri-estatal atrapados en casa.

 

NUEVA YORK (AP) - Las autoridades de Nueva York alcanzaron su meta de barrer la nieve de cada calle de la ciudad al menos una vez para la mañana del jueves, dijo un vocero, mientras seguían las críticas por una respuesta que pareció lenta ante la tormenta que trajo 50 centímetros (20 pulgadas) de nieve a la zona.

No todas las calles estaban totalmente limpias pero sí se podía circular, dijo el portavoz municipal Keith Mellis, que agregó que las cuadrillas de limpieza seguirían trabajando todo el día e instalarían máquinas para derretir la nieve en diferentes puntos de la ciudad para eliminar las montañas blancas que dejan las topadoras a su paso.

Se esperaba que el servicio de autobuses fuera inconstante el jueves en los distritos periféricos, dijo la vocera de la agencia de transportes Deirdre Parker.

Con varias calles aún cubiertas por nieve tres días después de la tormenta, muchos neoyorquinos llegaron a la conclusión de que su alcalde multimillonario Michael Bloomberg no está en contacto con la realidad ni ha cumplido con el servicio elemental de mantener la ciudad en actividad, mientras que al gobernador de la vecina Nueva Jersey Chris Christie se le criticaba porque estaba de vacaciones en Disney World durante la crisis.

Las calles bloqueadas por nieve y automóviles atascados obstruyeron a los servicios de emergencia, que recibieron un número muy elevado de llamadas. Bloomberg dijo el miércoles que los habitantes también tenían responsabilidad por la situación.

"Le pedimos al público que hiciera dos cosas", dijo. "No llamen al (número de emergencias) 911 a menos que sea una emergencia grave... y no manejen".

"Lamentablemente, mucha gente no hizo caso", agregó.

El lunes, el día después de la tormenta, los operadores recibieron 49.478 llamadas, el sexto total más alto de la historia de la ciudad. El martes hubo 38.000 llamadas. Muchas no eran sobre emergencias.

Además, las topadoras no pudieron limpiar las calles para el paso de las ambulancias porque había muchos autos atascados, abandonados por sus dueños en medio del pavimento.

"Tu automóvil, atascado en medio de la calle, empeoró las cosas", dijo Bloomberg.

En consecuencia, algunas de las situaciones de emergencia no fueron atendidas durante horas. En un momento, había una lista de 1.300 pedidos pendientes, a pesar de que el Departamento de Bomberos despachó ambulancias y efectivos adicionales.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad