publicidad

liliana movimiento santuario

liliana movimiento santuario

La policía investiga un enfrentamiento entre grupos activistas pro y antiinmigración sucedido frente a un santuario en Simmi Valley.

liliana movimiento santuario e2d9f8b58ba84472a6feffdb2a6817d9.jpg

Siguiendo los pasos de Elvira Arellano

LOS ÁNGELES – Mientras se decide el futuro del llamado Nuevo movimiento santuario que ha dado refugio simbólico a decenas de inmigrantes indocumentados, los activistas al otro lado del debate migratorio han encontrado en las iglesias que participan en esta estrategia un escenario fresco para montar protestas y en algunos casos, causar tensiones y disturbios menores.

El domingo pasado en Simi Valley, una ciudad al noroeste de Los Ángeles donde se encuentra la iglesia United Church of Christ, un activista fue lastimado con un spray químico durante una confrontación con el grupo antiinmigrante Save Our State.

La policía, reportó la AP, está investigando si uno de los miembros de ese grupo fue responsable por el ataque.El contingente, que llegó a la iglesia portando pancartas con consignas contra la inmigración indocumentada, fue con la intención de realizar un "arresto ciudadano" contra Liliana, una inmigrante indocumentada de origen michoacano casada con un ciudadano estadounidense y madre de un bebé que todavía recibe pecho.

publicidad

Pero los más de 100 miembros de Save Our State se encontraron con una contraprotesta en apoyo a Liliana, con quienes empezaron a intercambiar insultos y acusaciones.

"Estoy aquí porque apoyo el movimiento para que los ilegales se vayan a casa", dijo a la AP Dee Barrow, uno de los manifestantes.

Daniel Smallwood, en las filas de la contraprotesta, acusó  de racismo a los activistas contra la inmigración ilegal y dijo que los miembros de su grupo se unieron al rally porque no querían que sus oponentes ideológicos "se llevaran toda la atención".

En semanas recientes, el futuro del movimiento santuario ha estado sobre la mesa de discusión tras la deportación de Elvira Arellano, otra inmigrante indocumentada de Michoacán que se convirtió en la cara del movimiento.

Arellano permaneció un año refugiada en una iglesia de Chicago sin que las autoridades migratorias la arrestaran. Eso cambió cuando la inmigrante viajó a Los Ángeles a participar en una serie de eventos en apoyo a una reforma migratoria amplia.

Pero en entrevista con Julio César Ortiz, reportero de Univision 34, una vocera del grupo Clérigos y Laiclado Unidos para la Justicia Económica (CLUE, en inglés) dijo que el movimiento santuario sigue creciendo y que "hay mucho interés en ayudar a las familias a que permanezcan juntas".

Por su parte, Liliana comentó que tras escuchar las consignas de los grupos antiinmigrantes le daba "más fuerza y coraje para seguir luchando para que vean la necesidad de todos los latinos".

publicidad

Inmigración sigue en la mesa

Aunque en junio pasado el Congreso no logró pasar una reforma migratoria amplia, el tema sigue en la mesa gracias al intenso activismo de grupos en ambos lados del debate que bien rechazan o pugnan por una vía de regularización para millones de inmigrantes indocumentados.

El tema tampoco ha sido del todo abandonado por los legisladores federales. De acuerdo al diario Los Angeles Times, esta semana se espera que senadores demócratas introduzcan proyectos de ley menos ambiciosos pero que de ser aprobados, podrían regularizarían el estatus de inmigrantes jóvenes y trabajadores agrícolas. Por su parte, lo republicanos en el Senado presentarán propuestas que aumentaría el límite de visas para trabajadores con conocimientos especializados.

Pocas de estas iniciativas cuentan con apoyo en ambos partidos, por lo que según el Times, será difícil lograr su aprobación. No obstante, el proyecto Dream Act, o Ley de los Sueños, que establece una vía de regularización para graduados de preparatoria con al menos cinco años de estancia en el país, goza de apoyo amplio y será añadida a una medida de gastos para la defensa, algo que incrementará las posibilidades de ser aprobada.

No obstante, reportó el diario, los grupos que luchan por más restricciones en los flujos migratorios ya están empezando a enviar alertas a sus partidarios advirtiendo que el Senado estaba tratando de aprobar una "ley de amnistía escondida en una medida de autorización para la defensa".

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad