publicidad

Líderes latinos dividen sus lealtades

Líderes latinos dividen sus lealtades

Las campañas demócratas han puesto en manifiesto la diversidad política de lídieres, activistas y políticos latinos en Calif.

Este martes, Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición de Los

Ángeles para los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA), Ángela Sanbrano,

presidenta de la Alianza Nacional de Comunidades Latino Americanas y

Caribeñas (NALACC) y Marielena Hincapié del National Immigration Law

Center, entre otros, anunciaron su apoyo a la campaña del senador

Barack Obama.

El mismo día, Dolores Huerta, cofundadora de los Sindicatos de

Campesinos (UFW) que trabajó a lado de César Chávez, Martha Ugarte del

grupo Mujeres de las Federaciones Mexicanas y varias cabezas de

asociaciones de oriundos y grupos empresariales latinos, anunciaron una

reunión con la campaña de la senadora Hillary Clinton para reafirmar su

apoyo.

Por supuesto, la lucha por el voto latino —que en estas elecciones

podría representar hasta una cuarta parte del electorado californiano—

comenzó desde mucho antes. Clinton fue la primera de los demócratas en

actuar y logró desde temprano los apoyos del alcalde angelino Antonio

Villaraigosa, el presidente de la Asamblea Fabián Núñez y más

publicidad

recientemente, del representante Joe Baca, presidente del caucus latino

del Congreso.

Obama, por su parte, logró a mediados de este mes el apoyo de Maria

Elena Durazo, cabeza de la Federación Laboral del condado de Los

Ángeles y una de las líderes latinas más prominentes del estado. El

senador estatal Gil Cedillo, quien durante años ha luchado por las

licencias de conducir para los indocumentados, también se ha sumado a

las lista de políticos latinos que apoyan al senador de Illinois.

La pregunta "¿Clinton u Obama?" incluso ha dividido a miembros de una prominente familia política latina: La representante Loretta Sánchez,

demócrata por Garden Grove, anunció la semana pasada su respaldo

político a Clinton. Pero su hermana menor, Linda Sánchez, demócrata por

Lakewood, le dio su apoyo a Obama.

"Es un caso de qué tan progresivo se es", dijo en una entrevista

telefónica Jaime Regalado, director del 'Pat' Brown Institute for

Public Affaris en la Universidad Estatal de California en Los Ángeles.

publicidad

"A veces los más progresivos ven que Obama les ofrece más esperanza

para un futuro joven y multiétnico".

En contraste, "si son sindicatos no tradicionales u oficiales electos

pertenecientes al ala más tradicional del partido, su apoyo se está

yendo a Clinton", opinó por su parte Miguel Tinker Salas, profesor de

estudios latinoamericanos y chicanos en Pomona College.

Los eventos del martes se produjeron al tiempo que un sondeo situó a

Clinton con 49 por ciento de las preferencias contra 32 por ciento para

Obama entre votantes demócratas californianos. (De lado republicano, el

senador John McCain resultó con 39 por ciento frente a 26 por ciento

para Mitt Romney, 13 por ciento para Rudolph W. Giuliani y 11 por

ciento para Mike Huckabee).

Comisionado por los medios L.A. Times, CNN y Politico, la encuesta

también encontró que entre los votantes probables demócratas, tres de

cada 10 podría cambiar de opinión (entre republicanos, la proporción es

publicidad

cuatro de cada 10). Eso abre la posibilidad de que los votantes puedan

dar una sorpresa el 5 de febrero.

La presión cae así en la campaña de Obama, quien a diferencia de

Clinton, no goza de un amplio reconocimiento entre el electorado latino

en California, estimado en unos 2.8 millones de votantes. Y aunque

California celebrará primaras el "Súper Martes" junto con una veintena

de estados, el "Estado Dorado" envía 441 delegados, más que ningún

otro, a la convención nacional demócrata en donde se oficializa al

candidato presidencial.

Tanto el profesor Regalado como Tinker Salas apuntaron al pobre

desempeño que Obama tuvo con los latinos en las primarias de Nevada,

donde Clinton resurgió victoriosa.

Clinton debe su éxito en Nevada "al reconocimiento de su nombre. Con

Obama existe un cierto desconocimiento de su candidatura entre los

latinos. Quizás en Illinois no sea tan importante, pero en un estado

publicidad

como California el voto latino es crucial", dijo Salas.

Está también por verse el impacto que tendrá la victoria de Obama en

las primarias de Carolina del Sur el año pasado y el de los apoyos

brindados por Caroline Kennedy, la hija del ex presidente John F.

Kennedy y su tío, el senador demócrata Edward Kennedy, entre otras

cosas, coautor de uno de los proyectos de reforma migratoria amplia con

mayor apoyo entre líderes latinos.

"[El apellido] Kennedy todavía tiene mucha influencia entre los

latinos, empezando con JFK, pero especialmente con Robert Kennedy y su

trabajo con la UFW", dijo Regalado. "El hecho de que Ed esté brindando

su apoyo a Obama pienso que hará que más personas repiensen su voto que

por el apoyo brindado por Maria Elena [Duarzo] y otros líderes latinos".

No obstante, pronosticó Regalado, los apoyos no serán suficientes para

ganar la elección y eso es algo que la campaña de Obama sabe. "Su

campaña es realista, y lo que tratarán de hacer en los próximos días en

publicidad

California no se dirigirá a ganar [la elección primaria] sino a cerrar

lo más posible la brecha [con Clinton]".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad