publicidad

Licencias para indocumentados, promesa cumplida

Licencias para indocumentados, promesa cumplida

Gil Cedillo dio a conocer la historia detrás de la ley AB60, iniciativa que otorga el derecho a inmigrantes indocumentados a portar una licencia.

Gil Cedillo contó la historia detrás de las licencias Univision

Concejal Gil Cedillo : "me llamaban One Bill Gil"

LOS ANGELES, California.- El concejal Gil Cedillo dio a conocer la historia detrás de la ley AB60, iniciativa que otorga el derecho a inmigrantes indocumentados portar una licencia de conducir en California.

Cedillo fue el principal defensor de la iniciativa que fue propuesta al menos 8 veces en 20 años de lucha. Varias autoridades locales como el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Charlie Beck; el Sheriff de Los Ángeles, Lee Baca y el jefe de la Policía de Riverside, Sergio Diaz apoyaron la iniciativa.

Sin embargo, no todos fueron amigos de las licencias para indocumentados. “Me llamaban One Bill Gil y tuve mucha oposición”  comentó el concejal, quien afirmó tuvo que aguantar todo tipo de insultos, al punto de convertir la propuesta en una promesa personal.

Un poco de historia

A inicios de la década de los noventas varias mediadas antiinmigrantes dificultaron el día a día de muchos en el país con iniciativas como la 187, una ley que exigía al Departamento de Motores y vehículos  (DMV por sus siglas en inglés) solicitar pruebas de residencia legal en todo el país a aquellas personas que solicitaran una licencia  de conducir.  

En 1994 el entonces gobernador de California Pete Wilson prohibió las licencias para inmigrantes indocumentados. Desde la fecha muchos indocumentados han sido despojados de sus vehículos, detenidos y hasta deportados con costos muy elevados para ellos y sus familias.

publicidad

Problema de seguridad pública

Dejando a un lado el tema migratorio, el no tener licencias de conducir es un problema de seguridad pública en tanto de acuerdo a un informe policial, muchas veces las causas de fuga del conductor en accidentes o choques son precisamente porque quien está detrás del volante no tiene licencia.

“A nadie puede caberle en la cabeza que es mejor una persona sin licencia de conducir que una con licencia”, dijo Gil Cedillo en una entrevista con medios hispanos a mediados del año pasado.

“Si el Departamento de Motores y Vehículos les expidiera licencias, estas personas que hoy no sabemos quiénes son, ni como se llaman, ni donde viven, podrían adquirir seguros de responsabilidad civil y podrían responder en caso de un accidente”, dijo Cedillo en su momento.

Realidades de la AB60:

Beneficiaría a 1.4 millones de conductores indocumentados en California.

La ley aún no está en vigencia, debe esperar por la firma del Gobernador Brown y luego de la firma entraría en vigencia el primero de enero de 2015.

La puesta en marcha de la ley costará entre $140 a $225 millones de dólares en los próximos tres años.

El estado de California recuperará de 7 a 8 veces el gasto de inicial de esta ley.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad