publicidad
No todos están contentos con las leyes que fueron aprobadas o vetadas a última hora por el gobernador Jerry Brown.

Leyes firmadas y vetadas deja a las pequeñas empresas pensando

Leyes firmadas y vetadas deja a las pequeñas empresas pensando

Las nuevas leyes aprobadas y vetadas tienen un efecto palpable en las pequeñas empresas de California.

No todos están contentos con las leyes que fueron aprobadas o vetadas a...
No todos están contentos con las leyes que fueron aprobadas o vetadas a última hora por el gobernador Jerry Brown.

Mientras se acercaba el último día para que el gobernador Jerry Brown vetara o firmara los muchos proyectos de ley en su escritorio, los dueños de pequeñas empresas esperaban expectantes.  Nos preguntábamos si el gobernador Brown, impredecible en el mejor de los casos, consideraría a las pequeñas empresas al tomar una decisión, o si se las dejaría atrás en el Capitolio, como tantas otras veces.

La buena noticia es que el gobernador aprobó varios proyectos de ley que son importantes para las pequeñas empresas y que fueron apoyados por la Federación Nacional de Empresas Independientes (NFIB).  Específicamente, vimos la firma de SB 617 (Calderón y Pavley), que requiere un análisis económico a fondo por cada regulación que tenga un impacto económico de más de $50 millones. Esta ley apoya un proceso de regulación más transparente, mejorará la supervisión de las agencias, y alentará a los legisladores a implementar los métodos más económicamente eficientes para lograr metas sociales. El proyecto de ley AB 36 (Perea) también fue apoyado por NFIB y aprobado por el gobernador.  La ley ajusta la legislación de California a la legislación federal al eximir a las contribuciones de empleados para cubrir a hijos adultos de hasta 26 años de tener que estar sujetas a los impuestos personales de ingreso del estado.

publicidad

También logramos detener numerosos proyectos de ley que hubieran tenido un efecto devastador en el estado. NFIB se opuso firmemente a SB 104 (Steinberg), que hubiera permitido que los empleados de la industria agrícola organicen sindicatos en el lugar de trabajo con un proceso de “chequeo de tarjeta”, antidemocrático e intimidatorio, y no a través de un proceso privado de votación. Otra ley exigiendo el seguimiento y reporte de ventas de perros por parte de las tiendas de mascotas (AB 1121- Pan) hubiera agregado mandatos gubernamentales a una industria que ya está fuertemente regulada.  Finalmente, AB 325 (Lowenthal) hubiera prohibido que un empleador se niegue a dar una licencia de hasta tres días por duelo a cualquier empleado, o que interfiera o le impida tomarse esa licencia. Esta ley creaba un derecho privado atroz de demandar al empleador.  El gobernador Brown vetó todas estas leyes.

Ahora las noticias no tan buenas.  Había algunos proyectos de ley que NFIB promovió firmemente "políticas que hubieran ayudado a darles a las pequeñas empresas alguna esperanza de salir del pozo en el que están"que desgraciadamente el gobernador vetó.  La primera y quizá la más importante fue AB 135 (Hagman).  La medida requería que uno de los miembros de la Junta de Recursos de Aire de California (CARB) fuera dueño de una pequeña empresa.  Es fundamental que una de las agencias reguladoras más poderosas, con inmensa autoridad sobre el costo de realizar negocios en California, tenga el aporte de los dueños de las empresas que regula.  Los ecologistas se han opuesto a que las empresas tengan voz en el proceso regulatorio, considerándolas enemigas del medioambiente, y el Sierra Club y otros grupos se opusieron abiertamente a esta ley. Al final el gobernador Brown vetó el proyecto de ley, lo cual es realmente una lástima considerando que esto no le hubiera generado ningún gasto al estado y hubiera demostrado que nuestros líderes hablan en serio cuando dicen apoyar a las pequeñas empresas.  A pesar de esto, NFIB seguirá trabajando para asegurar que las pequeñas empresas participen con las juntas y entidades de gobierno en las decisiones que impactan a todos.

publicidad

El gobernador también vetó SB 14 (Wolk, DeSaulnier y Huff), que hubiera implementado un sistema de presupuesto en el gobierno de California basado en el rendimiento, exigiendo a las agencias que prueben la necesidad de su propia existencia y sus presupuestos concentrándose en que los gerentes, supervisores y trabajadores alcancen las metas deseadas para demostrar avance en el proceso de alcanzar esas metas, y subrayar las opciones disponibles para mejorar el gasto de fondos públicos.  NFIB apoyó este proyecto de ley como una medida de buen gobierno, pero el gobernador consideró que un sólo enfoque no se puede aplicar a todos.

Por otro lado, varios proyectos de ley a los que NFIB se opuso fueron firmados por el gobernador. SB 746 (Lieu) prohíbe que los menores de 18 años usen camas solares a pesar de la información que existe de que no son perjudiciales. Este es otro ejemplo del gobierno estatal asumiendo el rol de niñera.  AB 22 (Mendoza) prohíbe que los empleadores usen historias de crédito cuando emplean a alguien, negándoles una herramienta importante en el crítico proceso de emplear a alguien.  NFIB también se opuso a SB 459 (Corbett), que el gobernador firmó y que exigirá que todas las personas que empleen trabajadores como contratistas independientes presenten un formulario en el momento de empleo explicando, entre otras cosas, la diferencia entre un contratista independiente y un empleado. Lo que es aún más importante, penaliza a los empleadores por “mis clasificación intencionada” de empleados como contratistas independientes con penalidades de hasta $25,000.

publicidad

Entonces, ¿dónde quedan las pequeñas empresas?  Pudimos detener algunas leyes malas y lograr que algunas buenas fueran aprobadas.  ¿Pero será suficiente para darles a los dueños de pequeñas empresas la certeza y el deseo de expandir sus negocios? ¿O hubieron demasiados mandatos y otras regulaciones onerosas aprobadas este año que les obligará a los generadores de trabajos de California a seguir perdiendo esperanza y certeza a la hora de expandir sus negocios y contratar empleados?

Una cosa es segura: NFIB seguirá trabajando en nombre de nuestros miembros dueños de pequeñas empresas para lograr costos más bajos, menos regulación e intromisión limitada del gobierno en sus empresas. Seguiremos asegurando que la Voz de las Pequeñas Empresas se haga escuchar con claridad y que se apruebe legislación que los beneficia. Con un importante año electoral que ya está llegando, este es el momento para que nuestros líderes hagan lo que predican "y para que todos nosotros los hagamos responsables para que así sea.

Por John Kabateck

Director Ejecutivo, NFIB/California

NFIB es la asociación líder de pequeñas empresas en la nación, con oficinas en Washington, D.C. y 50 capitales de estado.  Fundada en 1943 como una organización no partidaria y sin fines de lucro, NFIB les da una voz a los dueños de empresas pequeñas y empresarios independientes en la formulación de políticas que afectan sus empresas. La poderosa red de activistas comunitarios de NFIB hace llegar sus puntos de vista directamente a legisladores estatales y federales a través de una boleta  única y sólo para miembros,  jugando de esa forma un rol crítico en el apoyo al sistema de libre empresa de California y Estados Unidos.  La misión de NFIB es promover y proteger el derecho de nuestros miembros a tener, operar y hacer crecer sus empresas.  Para más información sobre NFIB, visite www.NFIB.com/newsroom.  

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad