publicidad

Le mintio a las autoridades...

Le mintio a las autoridades...

Un afgano que aparentemente mintió en su solicitud de naturalización podría perder la ciudadanía de Estados Unidos y ser deportado.

Escondió su historial criminal

LOS ANGELES, California - Un residente de Irvine, a unas 40 millas al sur de Los Angeles, podría convertirse en el primer inmigrante naturalizado en perder la ciudadanía estadounidense cuando sea sentenciado el año entrante, por presuntamente mentirle a las autoridades federales.

Hares Ajmal Ahmadzai, de origen afgano y 35 años de edad, fue encontrado culpable de no haber informado al ya desaparecido Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) de su historial criminal cuando peticionó su ciudadanía en 1994, explicó Virigina Kice, del Servicio de Inmigración de Control de Aduanas (ICE).

Una vez que su ciudadanía sea revocada, Ahmadzai será sujeto a la deportación. Anteriormente, el afgano se declaró culpable de haber cometido fraude en abril de 2006 al solicitar un pasaporte en nombre de otra persona, reportó el servicio cablegráfico City News Service.

Ahmadzai enfrenta hasta 10 años en prisión, dijo a la agencia el fiscal federal Andrew Stolper, además del tiempo que se le sentencie por el fraude con pasaporte.

Stolper detalló que Ahmadzai, quien ya lleva dos años bajo custodia, también podría ser procesado por el sistema jurídico estadounidense.

El historial criminal de Ahmadzai incluye condenas por venta de drogas, acometimiento y agresión, falsificación de documentos y aceptación de propiedad privada, añadió la mencionada agencia cablegráfica.

publicidad

Algunas de estas condenas se dieron antes de que Ahmadzai peticionara su ciudadanía, dijo Stolper.

Ahmadzai llegó a Estados Unidos cuando tenía 12 años. Antes de ser deportado y después de que cumpla la sentencias que se le impongan, el afgano tiene el derecho de solicitar asilo, pero su caso se vería obstaculizado gravemente por su historial criminal.

Un estadounidense naturalizado puede perder su ciudadanía si los fiscales pueden establecer que la persona no cumplía con los requisitos para obtener ese beneficio al momento de recibirlo, dijo Kice.

"Es un caso bastante fácil para un fiscal", dijo Kice al City News Service, porque al llenar la solicitud, el inmigrante lo hace bajo pena de perjurio y cualquier distorsión puede ser probada fácilmente con la documentación adecuada.

El gobierno puede proceder con un proceso de revocación de ciudadanía siguiendo un juicio civil o un juicio criminal que involucre fraude, como fue el caso de Ahmadzai.

Desde 1999, ICE ha tratado de revocar las ciudadanías de más de 200 personas a través de procesos civiles pero los casos criminales como el de Ahmadzai son menos comunes.

En los últimos 12 meses en el área de Los Ángeles, ICE ha logrado tres declaraciones de culpabilidad en casos de revocación de ciudadanía pero ninguno se ha ido a juicio, dijo Kice.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad