publicidad

¿Las vacunas povocaron autismo?

¿Las vacunas povocaron autismo?

Tribunal analiza si las vacunas demandas originaron autismo en niños. Hay cerca de 5 mil familias esperando una explicación

Un tribunal especial tratará de encontrar una explicación a la misteriosa "epidemia" de autismo en Estados Unidos, en una batalla legal que podría cambiar las vidas de miles de familias y afectar profundamente las decisiones de los padres de todo el mundo sobre la conveniencia de vacunar o no a sus hijos.

El tirón inicial del caso lo dieron los padres de Michelle Cedillo, una niña de 12 años que, según sus familiares, desarrolló autismo y otra serie de graves enfermedades tras recibir vacunas a la edad de 15 meses.

"Esperamos encontrar la explicación a lo que ocurrió y la ayuda que necesita", dijo Theresa Cedillo, la madre de la niña. Es ella quien se encarga de su cuidado a tiempo completo en su casa de Yuma, Arizona.

En el corazón del conflicto está Timerosal, un preservativo que contiene altas cantidades de mercurio -un químico que produce graves daños en el cerebro- y que todavía se utiliza en países en vías de desarrollo.

Los demandantes tienen que demostrar que las probabilidades se inclinan a favor de la existencia de un vínculo entre el autismo y unas vacunas que en muchos casos son requisito obligatorio para ingresar en un centro educativo.

Investigaciones como la realizada por el Instituto de Medicina en 2004 no encontraron una relación entre el autismo y las vacunas que contienen Timerosal, pero muchos padres aseguran que los síntomas de autismo no aparecieron hasta después de que sus hijos recibieran las vacunas.

publicidad

La cuestión es que el temor a que se pongan en peligro los programas de salud pública que se basan en la inoculación masiva de vacunas podría haber hecho que tanto los científicos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) como el Gobierno escondan bajo la alfombra las pruebas que dan fe de este problema, alegan los afectados.

Ahora, las familias podrían ganar el caso, que se discutirá en las próximas tres semanas, aunque las pruebas científicas no estén claras, señaló Kevin Conway, abogado que representa a los Cedillo.

"Hay una diferencia entre una prueba científica y una prueba legal. En una la certidumbre ha de ser del 95 por ciento, y en la otra del 50 por ciento más el peso de una pluma", dijo el abogado.

Si este tribunal de Washington, la capital estadounidense, encuentra que existe un vínculo entre las vacunas y la enfermedad, las 4,800 familias que desde 1999 han interpuesto demandas podrían recibir una compensación bajo un programa establecido a este efecto por el Congreso de Estados Unidos.

La cuestión es que los orígenes del autismo continúan siendo misteriosos. Algunos creen que la explicación es genética, mientras que entre las últimas teorías figura una que indica que la pequeñez de la circunferencia craneana al nacer y el posterior crecimiento excesivo del cerebro podrían ser razones clave del desarrollo de la enfermedad.

publicidad

De acuerdo con este estudio, elaborado por científicos de la Universidad de California, el crecimiento rápido y excesivo del cerebro en niños con autismo no les permite acumular experiencias y emociones que puedan guiar su comportamiento normal.

La amenaza del autismo se presenta en uno de cada 150 niños y es uno de los problemas neurológicos más comunes y graves de la niñez. Se caracteriza por un desequilibrio de la interacción social, la comunicación, el lenguaje y, en algunos casos, la esquizofrenia precoz.

El autismo comienza a detectarse a partir de los dos años del nacimiento en los problemas de comportamiento, además de tardanza en el uso del lenguaje, reacciones sociales y emotivas extrañas, así como escasa atención y exploración del ambiente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad