publicidad

Las tormentas en California cortan la Interestatal 10

Las tormentas en California cortan la Interestatal 10

Un tramo elevado de la Interestatal 10 se derrumbó el domingo en medio de intensas lluvias en una remota área desértica de California.

Un tramo elevado de la carretera Interestatal 10 se derrumbó el domingo en medio de intensas lluvias en una remota área desértica de California. Una persona resultó herida en el colapso, que cortó el tráfico entre California y Arizona.

El segundo día de chubascos y tormentas eléctricas en la región central y sur de California podría establecer nuevos récords de precipitación en un mes generalmente seco.

Las aguas arrastraron un puente de la I-10 en dirección este que cruza un arroyo unas 50 millas al oeste de la frontera con Arizona, indicó la Patrulla de Autopistas de California. Las autoridades se vieron obligadas a enviar de vuelto a los vehículos que viajaban en dirección a Arizona.

El tramo en dirección oeste de la autopista permanecía intacto, aunque se cortó el tráfico mientras se comprobaba su estado.

El Departamento de Bomberos de Riverside tuvo que rescatar a un conductor que sufrió un accidente en el derrumbe. La persona fue trasladada a un hospital con lesiones moderadas.

Durante la tarde llovió en partes de las montañas del condado Los Ángeles, en el valle al norte y en áreas urbanas del interior hacia el este. Se pronosticaba para la ciudad una repetición de los chubascos aislados del sábado, mientras que los aguaceros ocasionales remanentes de la tormenta tropical Dolores trajeron condiciones húmedas calurosas hacia el norte.

publicidad

"Tenemos probabilidades de lluvias más fuertes en el condado L. A. esta noche, tormentas eléctricas, relámpagos, posibilidad de algunas calles inundadas", dijo el meteorólogo Joe Sirard, del Servicio Meteorológico Nacional.

La lluvia ocasionó la cancelación de conciertos al aire libre y otros eventos, así como que se pospusiera el juego de béisbol del domingo entre los Padres de San Diego y los Rockies de Colorado. Fue el primer juego con lluvia de los Padres desde 2006. En Anaheim, por su parte, la lluvia forzó la suspensión de un juego -el Medias Rojas-Angelinos- por primera vez en 20 años.

La lluvia del sábado rompió récords en al menos 11 lugares, incluidos cinco que tuvieron la mayor precipitación pluvial registrada en cualquier día de julio, dijo Sirard.

No se proporcionó una estimación de tiempo sobre cuándo podría reabrir cualquiera de los dos tramos, que serían revisados por personal trasladado de otros proyectos.

"Ni siquiera podrán empezar a evaluar los daños hasta el lunes", dijo Terri Kasinga, portavoz del Departamento de Transportes de California.

Eso implica que los que quieran viajar entre California y Arizona podrían verse obligados a hacer cientos de millas más de camino hasta la Interestatal 8 en el sur, o la 40 en el norte, reportó The Associated Press.

La bulliciosa I-10 es la ruta más directa entre Phoenix y partes del sur de California como Los Ángeles.

publicidad

Durante la tarde del domingo llovió en partes de las montañas del condado Los Ángeles, en el valle al norte y en áreas urbanas del interior hacia el este. Se pronosticaba para la ciudad una repetición de los chubascos aislados del sábado, mientras que los aguaceros ocasionales remanentes de la tormenta tropical Dolores trajeron condiciones húmedas calurosas hacia el norte.

"Tenemos probabilidades de lluvias más fuertes en el condado L. A. esta noche, tormentas eléctricas, relámpagos, posibilidad de algunas calles inundadas", dijo el meteorólogo Joe Sirard, del Servicio Meteorológico Nacional.

Julio es normalmente el mes más seco del año en el sur de California. Debido a ello, la lluvia del sábado de 9,1 milímetros (0,36 pulgadas) en el centro de Los Ángeles excedió el récord del 14 de julio de 1886 de 6 mm (0,24 pulgadas), en el que había sido el día de julio más mojado en casi 130 años.

Este registro resulta especialmente significativo, dijo Sirard, porque el centro de Los Ángeles tiene la estación climática con registros más antiguos, desde el 1 de julio de 1877.

La tormenta del sábado ocasionó inundaciones y apagones y convirtió la normalmente atestada costa del condado Los Ángeles en tramos de arena vacíos cuando la amenaza de rayos obligó a las autoridades a cerrar 112 kilómetros (70 millas) de playas. También se cerraron el popular muelle de Santa Mónica y sus playas cercanas.

publicidad

El verano pasado, un rayo mató a un hombre en Venice Beach y lesionó a cerca de una decena de personas.

Las playas del condado de Los Ángeles permanecieron abiertas el domingo a pesar de reportes de tormentas eléctricas en las montañas y en la costa de San Diego durante la tarde.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad