publicidad
Ahora podrán casarse legalmente en los 50 estados y Puerto Rico.

Las implicaciones de la decisión del Tribunal Supremo

Las implicaciones de la decisión del Tribunal Supremo

Se afectarán herencias, planes médicos, adopciones, seguro social y contribuciones.

Ahora podrán casarse legalmente en los 50 estados y Puerto Rico.
Ahora podrán casarse legalmente en los 50 estados y Puerto Rico.

El secretario del Departamento de Justicia, César Miranda, expresó el viernes que la decisión del Tribunal Supremo de EEUU de eliminar la prohibición de matrimonios del mismo sexo afectará temas como herencias, planes médicos, adopciones, beneficios de seguro social y contributivos.

Según Miranda, la decisión requiere que los estados, incluyendo al Estado Libre Asociado de Puerto Rico, le extiendan a las parejas del mismo sexo las garantías del derecho fundamental al matrimonio. “Ello implica que el gobierno de Puerto Rico y todas sus agencias tendrán que realizar los ajustes necesarios para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo y los  derechos relacionados al matrimonio en la Isla”, dijo.

publicidad

En términos prácticos, la determinación implica que el gobierno de Puerto Rico no puede impedir el que personas del mismo sexo contraigan matrimonio en la Isla y debe reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo efectuados en otros estados, declaró el funcionario. 

Además, explicó que extiende todos los derechos y facultades de los que disfruta una pareja casada hoy a aquellas parejas que contraigan lo que conocemos como matrimonio igualitario. 

“Esto quiere decir que todas las agencias y entidades públicas van a tener que hacer los ajustes que sean necesarios para garantizarle a estos matrimonios todos los derechos que emanan del matrimonio, tales como herencia, disfrute de planes médicos en pareja, adopción, beneficios de seguro social y contributivos, entre otros”, expuso el titular de Justicia.

Para el secretario, “esta decisión representa un paso gigante en la búsqueda de la igualdad de derechos. No se puede negar el derecho a amar. Aquí se reconoce por fin el derecho igualitario de hermanos y hermanas puertorriqueños para que no haya motivo alguno que pueda impedir su manifestación de amor así como ellos lo sienten, ni el disfrute de los derechos que debemos garantizar a todos y cada uno de nuestros conciudadanos”.

Añadió que “esta búsqueda por la equidad no queda aquí. Puerto Rico carece de una verdadera estructura centralizada que vele por la protección de los derechos humanos correspondientes a los diversos sectores de nuestras comunidades. El próximo paso en la agenda debe ser la toma de conciencia sobre la pobreza que padecen algunos sectores marginados de nuestra sociedad”.

publicidad

Miranda anunció que ordenó someter hoy una moción ante el Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito de Boston para que resuelva la demanda presentada por parejas boricuas sobre el caso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad