publicidad

Las autoridades investigan un tiroteo que dejó a cinco personas muertas en Suiza

Las autoridades investigan un tiroteo que dejó a cinco personas muertas en Suiza

En Würenlingen, vecinos oyeron disparos a las 11 de la noche del sábado. Las autoridades hallaron cinco cuerpos.

La policía encontró cinco personas muertas después de que se oyeran disparos en una ciudad del norte de Suiza, informaron las fuerzas de seguridad el domingo.

Los vecinos oyeron disparos en la ciudad de Würenlingen poco después de las 11 de la noche del sábado, señaló la policía. Llamaron a las autoridades, quienes encontraron a cinco personas muertas dentro y fuera de una vivienda en una zona residencial.

El comandante de la policía de Argovie, Michael Leutpold, confirmó en rueda de prensa que el número de víctimas era "definitivo".

Leutpold, confirmó además, que el agresor, de 36 años, padre de tres hijos y que había sido condenado por otro asunto en su cantón de origen, Schwyz, se encuentra entre las víctimas.

Asimismo, dijo que todas las pistas apuntan a que una disputa familiar es el origen del crimen.

Los muertos son un hombre de 58 años y una mujer de 57, suegros del agresor, y un cuñado, de 32.

Otro hombre de 46 años, por ahora no identificado, fue tiroteado, y por ahora la policía no sabe si simplemente era un transeúnte o un vecino.

El asesino se suicidó tras cometer el crimen.

El agresor estaba separado de su mujer, confirmó también la policía.

Precisamente, el 13 de diciembre 1985 en el mismo barrio y localidad de Würenlingen, un agente inmobiliario mató a tiros al amante de su pareja y a dos prostitutas. Este es el último tiroteo registrado en Suiza donde en los últimos años ha habido al menos otros siete incidentes de este tipo.

publicidad

El más importante tuvo lugar el 27 de septiembre de 2001 en la conocida como "masacre de Zug" en la ciudad del mismo nombre, donde Friedrich Leibacher mató a 14 personas en el Parlamento del cantón de Zug antes de suicidarse.

En Würenlingen viven unas 4,500 personas y se ubica al noroeste de Zúrich, cerca de la frontera con Alemania.

El país alpino tiene una de las proporciones más altas de armas de fuego por habitante en el mundo, a pesar de que su posesión no es considerada como una razón determinante de la delincuencia.

Según la organización Small Arms Survey en 2007 había en el país 3.4 millones de armas de fuego en una población cercana a los 8 millones, unas cifras que no se han actualizado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad