publicidad
La nave espacial tiene capacidad para transportar hasta seis personas, pero estaba vacía durante la prueba.

Lanzan cohete espacial desde desierto texano

Lanzan cohete espacial desde desierto texano

La compañía Blue Origin efectuó con éxito el lanzamiento del primer vuelo de prueba de su nave espacial New Shepard

La nave espacial tiene capacidad para transportar hasta seis personas, p...
La nave espacial tiene capacidad para transportar hasta seis personas, pero estaba vacía durante la prueba.

Además se construye base de lanzamientos

DALLAS - La compañía Blue Origin efectuó con éxito el lanzamiento del primer vuelo de prueba de su nave espacial New Shepard desde su base en el desierto de Texas, abriendo un nuevo capítulo en la exploración comercial del espacio.

Realizamos “el primer vuelo de prueba del desarrollo de nuestro nuevo vehículo espacial Shepard”, señaló en un comunicado el dueño de Blue Origin, el multimillonario Jeff Bezos, quien también es propietario de la empresa de ventas por internet Amazon.

“Nuestro motor BE-3 de hidrógeno y oxígeno líquido con fuerza de empuje de 50 mil kilogramos funcionó a la perfección”, añadió.

El lanzamiento se realizó la tarde del miércoles prácticamente en secreto, al no dar aviso ni convocar a la prensa al puerto espacial construido por Bezos al norte de la comunidad de Van Horn, Texas, a unos 60 kilómetros de la frontera con México.

publicidad

Bezos precisó que en su primer vuelo suborbital, la nave espacial alcanzó una velocidad de Mach 3 y una altura de 93 kilómetros, además de que la separación en el espacio de la cápsula desde el módulo de propulsión fue perfecto.

A lo largo de los últimos 10 años, el multimillonario ha concentrado en el suroeste de Texas a un equipo de técnicos para desarrollar un cohete, el BE-3, y una nave espacial, la New Shepard, para transportar a tres o más personas a una altura suborbital.

La nave espacial tiene capacidad para transportar hasta seis personas, pero estaba vacía durante la prueba. “Cualquier astronauta a bordo habría tenido un muy buen viaje al espacio y un retorno suave”, aseguró Bezos en el comunicado.

Los planes contemplan que el cohete propulsor de la nave despegue y regrese verticalmente a la Tierra, algo que no se logró en la primera prueba.

“Uno de nuestros objetivos es la reutilización, pero por desgracia no se llegó a recuperar el módulo de propulsión porque perdimos la presión en nuestro sistema hidráulico de descenso”, aseveró el dueño de Blue Origin.

Indicó que pronto se realizarán más vuelos de prueba y adelantó que su empresa ya trabaja en el desarrollo de una segunda nave espacial, mucho más grande que la New Shepard y que será lanzada con un cohete también mayor, el BE-4, que tendrá una fuerza de empuje de 249 mil kilogramos.

publicidad

Las iniciativa de Bezos ha sido hasta ahora una de las más reservadas de los distintos proyectos desarrollados por compañías privadas para la exploración espacial, teniendo como soporte los recursos de empresarios multimillonarios.

Otras dos compañías desarrollan también proyectos espaciales a lo largo de la frontera con México.

La firma aeroespacial SpaceX, del multimillonario Elon Musk, construye un puerto espacial cerca de la comunidad fronteriza de Brownsville, en el extremo sureste de Texas, para el lanzamiento de satélites y astronautas.

Asimismo, la compañía Virgin Galactic, propiedad del empresario británico Richard Branson, planea lanzar las primeras naves que transportarán turistas en vuelos orbitales desde un puerto espacial ubicado en el sur de Nuevo México.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad