publicidad

Lanzan coalición en Long Island para una reforma policial

Lanzan coalición en Long Island para una reforma policial

Una amplia coalición de organizaciones comunitarias anunciaron la formación de Long Island Unido para la Reforma Policial (LIPR).

Latinos demandan a la policía del Condado Suffolk por acoso y robo /Univision

NUEVA YORK - Una amplia coalición de organizaciones comunitarias anunciaron la formación de Long Island Unido para la Reforma Policial (LIPR), una iniciativa que busca la supervisión de la policía en los condados de Nassau y Suffolk.

La coalición pedirá transparencia y justicia tras las acciones del Sargento Scott Greene, quien fue arrestado por robar a conductores latinos en el condado de Suffolk.

Demanda Colectiva

El mes pasado latinos en el condado de Suffolk presentaron una demanda colectiva en un tribunal federal, acusando al Departamento de Policía local de participar en un patrón generalizado de discriminación racial, acoso y encubrimiento.

Los 21 latinos que afirman haber sido víctimas del exsargento Scott Greene presentaron la demanda colectiva en la Corte Federal de Derechos Civiles de Central Islip, en Long Island, para exigir una investigación a la Policía del Condado de Suffolk (SCPD), alegando que otros oficiales también detenían sistemáticamente a conductores hispanos para robarles o imponerles multas de tránsito injustificadas.

En marzo del año pasado, Greene fue arrestado y acusado de robar a 21 automovilistas latinos luego de detenerlos por supuestas infracciones de tránsito. La conducta del veterano quedó registrada en video durante un operativo donde un agente encubierto fue detenido.

La Oficina del Fiscal del Distrito de Suffolk dijo que el video mostró a Greene robando $100 de la billetera del agente encubierto.

publicidad

“El caso del exsargento Greene no es aislado”, dijo Juan Cartagena, presidente de LatinoJustice PRLDEF. “Según el testimonio de las víctimas, otros oficiales también participaban de este patrón de robo”.

La Fiscalía del Distrito de Suffolk reveló que, entre julio de 2010 y enero de 2014, Greene detuvo a 21 hombres hispanos por infracciones de tránsito.

“Los robos ocurrieron tan atrás, como hace una década, y en fecha tan reciente como 2013”, precisó Cartagena. “Se trata de un patrón que resultaría imposible pasar inadvertido, por ello pedimos una investigación profunda que revele si los uniformados optaron por no denunciar a Greene”, señaló.

Los miembros de minorías “deben ser capaces de caminar y conducir por las calles del condado sin temor a ser hostigados o robados, no por delincuentes de la calle, sino por oficiales. Las leyes y los derechos civiles de este país no exigen menos de cualquier agencia del orden público”, añadió Cartagena.

De acuerdo con la organización, uno de los afectados llamó a la Policía y amenazó con llamar a la prensa luego de ser robado. La voz al teléfono dijo que permaneciera en el sitio y más tarde un oficial llegó para devolver el dinero. Presumiblemente, la Fiscalía tiene grabaciones de otro agente que, al igual que Greene, realizaba robos sistemáticos a condecores latinos.

publicidad

Los abogados de LatinoJustice PRLDEF y la firma Shearman & Sterling LLP representan a los demandantes. Luego del arresto de Greene, la organización pidió a la fiscalía que ampliara la investigación a otros agentes, pero hasta ahora el exsargento es el único acusado.

Según  The New York Times, en la demanda se acusa a Greene y al comisionado de policía Edward Webber.

Cartagena enfatizó que llevó hasta dos años convencer a las víctimas que denunciaran, atemorizados por no tener un estatus migratorio legal.

“Es inaceptable que la Policía perpetre delitos como éste”, argumentó Irma Solís, organizadora de Se Hace Camino Nueva York de Long Island. “Varios de nuestros miembros fueron robados. Los oficiales optaron por robar a inmigrantes asumiendo que no lo reportarían”.

Robos a latinos

Los robos a automovilistas latinos ocurrieron mientras que el SCPD era investigado por el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) a raíz del asesinato de Marcelo Lucero a manos de un grupo de jóvenes blancos, en 2009. Para entonces LatinoJustice PRLDEF documentó decenas de casos en los que se dejó de investigar ataques de odio contra latinos, desalentando la denuncia. La organización pidió al DOJ iniciar una investigación independiente de la Policía de Suffolk.

Según los demandantes, la mayoría de las víctimas fueron detenidas y robadas al conducir; otros mientras estaban sentados en un vehículo estacionado y otros más mientras caminaban por la calle.

publicidad

“El sistema de justicia está quebrado para los latinos en el condado de Suffolk y debe ser reformado”, dijo Foster Maer, abogado de LatinoJustice PRLDEF.

Por su parte, Nancy Trasade, de LatinoJustice PRLDEF dijo que “los latinos y las personas afroamericanas en el condado de Suffolk no deberían tener que esperar a que uno de los suyos sea víctima de la policía por motivos raciales antes de tomar acción, dado el alcance sin precedentes de pruebas de la actuación policial discriminatoria que tenemos”.

Estas acusaciones llegan en medio de un clima nacional de indignación por las prácticas de la policía.

En tanto, el Departamento de Policía se negó a hacer comentarios sobre la demanda.

Cabe recordar que este departamento ha estado bajo investigación federal desde 2009, después del crimen de odio del ecuatoriano Marcelo Lucero. Luego, en 2010, otro trabajador inmigrante fue asesinado en otro crimen de odio que sigue sin resolverse, lo que ha llevado a la comunidad latina a preguntarse si la policía ha retrasado la investigación de forma deliberada.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad