publicidad

Ladrones de Bank of America se fugan con botín

Ladrones de Bank of America se fugan con botín

Identifican al empleado secuestrado por los asaltantes para ganar acceso al banco a primera hora de la mañana.

La policía logra sacar el explosivo

CORAL GABLES, Florida - La policía de Coral Gables puso fin a horas de tensión por el atraco a una sucursal de Bank of America en la interestatal US-1, que involucró a un empleado bancario secuestrado, atado a un artefacto explosivo y forzado a colaborar con los asaltantes.

Las autoridades confirmaron que la presunta bomba fue removida de la escena, y expertos analizan sus componentes, lo que podría arrojar pistas en la cacería de los tres atracadores en fuga.

Al parecer, los individuos pretendían detonar el artefacto adherido a Diego Uscamayta, de 26 años, si no podían consumar el robo, pero aún no está claro el papel jugado por el cajero en el incidente.

El joven habría sido plagiado en la madrugada en su apartamento de Kendall, y obligado a participar en el ataque.

Según versiones preliminares, Uscamayta entró solo a la sucursal y obtuvo el dinero con la ayuda de la encargada de la agencia, quien no fue identificada. Luego salió y le entregó el dinero a los tres secuestradores, que huyeron en un carro Mustang color rojo.

Imágenes del canal de televisión CBS-4, mostraron cuando la policía condujo esposado a un individuo sin camisa fuera de la entidad financiera. Poco después revelaron que se trataba de Uscamayta.

El empleado habría podido liberarse del dispositivo y abandonar las instalaciones, aunque permanece bajo custodia de la policía.

publicidad

La portavoz del FBI, Judy Orihuela, indicó que no se puede precisar cuánto dinero lograron llevarse. Ningún otro empleado o cliente fue tomado como rehén.

Las autoridades establecieron un perímetro alrededor del banco y se vieron obligados a desviar el tráfico vehicular en la zona. El sistema de trenes Metrorail, cuyos rieles corren frente a la sucursal bancaria, continuaba operando normal.

No hay información todavía sobre si un "negociador" ha comenzado a dialogar con el delincuente para que deponga su actitud. Un equipo de artificieros especialistas en desactivación de bombas se encuentra en el lugar de los hechos.

La sucursal en cuestión inicia los servicios bancarios de ventanilla a las 8 a.m., y el vestíbulo abre sus puertas a las 9 a.m.  Las autoridades piensan que el ladrón (o ladrones) entraron al local antes de que abriera al público. Se piensa que el sospechoso podría estar enmascarado, según fuentes policiales.

Por su parte, la Universidad de Miami envió una alerta por correo electrónico a sus estudiantes y empelados, informándoles sobre la situación e implorándoles que eviten transitar por esa área.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad