publicidad
.

La vida del mexicano en Estados Unidos logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c...

La vida del mexicano en Estados Unidos

La vida del mexicano en Estados Unidos

En Estados Unidos viven 29.3 millones de personas de origen mexicano, pero la mayoría opta por no integrarse completamente en el país.

México sigue siendo el país que mayor número de emigrantes aporta a Estados Unidos: Se calcula que viven allí unos 29.3 millones de personas de ese origen, de los cuales sólo unos 11 millones han nacido en México.Sin embargo, la integración de las sucesivas generaciones de mexicanos en su vecino del norte presentan datos "perturbadores", según el sociólogo Edward Telles, profesor de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA) y coautor del informe "Generaciones de Exclusión: Mexicoamericanos, Asimilación y Raza"."Lingüísticamente los méxicoamericanos se están asimilando dentro del entorno muy bien, y para la segunda generación casi todos los mexicanos logran un manejo efectivo del inglés", señaló el investigador.No obstante, la educación de la segunda generación de méxicoamericanos mejora sustancialmente con respecto a la primera, pero el nivel educativo de la tercera y cuarta generación no avanza con respecto a la segunda y en algunos casos ha quedado por debajo."Sin embargo, las barreras institucionales, la discriminación persistente, las políticas de castigo sobre la inmigración y una permanencia en la mano de obra mexicana barata en los estados del suroeste han hecho la inmigración más difícil para los mexicoamericanos", anotó Vilma Ortiz, profesora asociada de UCLA y coautora del estudio.Un estudio de 40 añosSegún señaló Leticia Márquez, de UCLA, en un análisis de la investigación, el trabajo es una actualización del libro "La Gente Mexicoamericana" escrito en 1970, que fue el primer estudio a fondo de los mexicanos en Estados Unidos y que se convirtió en un punto de referencia para investigaciones posteriores."Generaciones de Exclusión", que abarca un período de cerca de 40 años, concluye que -a diferencia de los inmigrantes europeos en el país- los mexicoamericanos no se han integrado completa y totalmente en los Estados Unidos para la tercera y cuarta generación.La investigación entrevistó a cerca de 700 de las personas que participaron en el estudio de 1970 y alrededor de 800 de sus hijos, la mayoría, ciudadanos estadounidenses.Los méxicoamericanos obtuvieron mejores niveles educativos cuando conocieron profesionales en su infancia, cuando sus padres tuvieron mejor educación y participaron más en las actividades escolares y de las iglesias, encontró la investigación.

publicidad

Proporcionalmente a la educación, el nivel económico de la

segunda generación mejoró con respecto a la primera aunque se estancó

en las generaciones tercera y cuarta.Los ingresos, el nivel

laboral y la propiedad de vivienda , "fueron alarmantemente bajos en

las últimas generaciones", escribió Márquez.La principal razón

encontrada por la estudio para los bajos niveles de ingreso fue el

reducido nivel de escolaridad. Quienes estudiaron en colegios católicos

presentaron mucha mejor educación que quienes lo hicieron en colegios

públicos.Desciende el idioma españolMientras la

segunda generación habla fluido inglés, el nivel de español fue

descendiendo en la tercera y cuarta generaciones de forma gradual, de

forma que sólo el 36 por ciento de la cuarta generación habla español

de manera fluida.En cuanto a la religión, en la primera

generación cerca del 90 por ciento de méxicoamericanos era católico,

pero en la cuarta generación sólo el 58 por ciento se declara católico.La mayoría de los méxicoamericanos se identifican como "Mexicanos" o "Mexicoamericanos" aún en la cuarta generación.Sólo cerca del 10 por ciento se identifica como "Estadounidense" ("American", en inglés). Además, consideran que el factor étnico es muy importante y muchos dijeron que quieren transmitirlo a sus hijos.Los

publicidad

mexicoamericanos adultos de la tercera y cuarta generación vivieron en

vecindarios más segregados que cuando eran jóvenes. Esto se debe al

alto número de latinos e inmigrantes que se mudaron en esos

vecindarios, encontró el estudio.La tercera y cuarta generación

de los Mexicoamericanos respaldan políticas de inmigración menos

restrictivas que la mayoría de la población y apoyan en general en la

educación bilingüe y la "acción afirmativa".Telles y Ortiz

resaltan en su investigación que la segunda generación de

méxicoamericanos que nacieron en los Estados Unidos o vinieron siendo

niños, se incorporaron más fácilmente a los Estados Unidos que otros

inmigrantes."Su escolaridad limitada los amarró muchos de ellos

a un futuro de estatus socioeconómico bajo", afirmaron los

investigadores. "Los bajos niveles de educación también ofrecieron

bajas tasas de matrimonios interculturales, una identificación

americana débil y menos intenciones de registrarse y votar".Asimismo,

publicidad

según los datos del Consejo Nacional de Población, organismo del

Gobierno de México, al menos 2.9 millones de mexicanos inmigrantes en

Estados Unidos viven en condiciones de pobreza, proporción que supera

en más del doble a la del conjunto de inmigrantes de otras

nacionalidades.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad