publicidad

La Unión de Libertades Civiles de América pide se investigue a la cárcel de Pecos

La Unión de Libertades Civiles de América pide se investigue a la cárcel de Pecos

La Unión de Libertades Civiles de América pide se investigue a la cárcel federal de Pecos, en el condado de Reeves, Texas.

La Unión de Libertades Civiles de América pide se investigue a la cárcel...

Bajo la lupa...

DALLAS.- La Unión de Libertades Civiles de America en Texas (ACLU por sus siglas en inglés) hicieron un enérgico llamado al Departamento de Justicia de EU para que investiguen las condiciones de vida de los prisioneros en la cárcel de Pecos, en el Condado Reeves, quienes realizaron un motín el fin de semana pasado .

En un comunicado de prensa de  la ACLU, es urgente que las autoridades investiguen a fondo lo que está pasando en esta penitenciaria federal que es operada por la empresa privada GEO Group con sede en la ciudad de Boca Ratón, Florida.

"Es imperativo que a oficina del Inspector General del Departamento de Justicia inicie una investigación de las quejas de uan inadecuada atención médica y las pobres condiciones de vida de los internos de la prisión de Pecos, además de garantizar que en el futuro no haya represalias en su contra'", dicta la misiva enviada a los medios de comunicación.

publicidad

La carta esta dirigida al Inspector General del Departamento de Justicia, Glenn A. Fine y está firmada por Elizabeth Alexander, directora del Proyecto Nacional de Prisiones de la ACLU y por Terri Burke, director ejecutivo de ACLU en Texas.

Tal investigación debe enfocarse en las causas de los disturbios que involucran la falta de uan debida atención médica, comida inadecuada, ventilación, etc. demanda la ACLU.

Además, la carta hace referencia a una investigación de la oficina del Departamento de Justicia en la ciudad de El Paso, que en el año de 2006 arrestaron a cinco miembros de la empresa contratada para operar estas instalaciones.

"Tres oficiales encargados de cuidar a los prisioneros, recibían dinero a cambio de permitir el contrabando hacia dentro de las instalaciones. Otro oficial tuvo cargos por mantener relaciones sexuales con un interno y el quinto oficial fue arrestado por permitir la introducción de marihuana a este centro de detenciones".

El comunicado menciona también que es muy extraño que en tan en menos de dos meses los prisioneros se hayan amotinados en dos ocasiones.

Por todo lo sucedido, es razón suficiente para que se investigue a fondo lo que está sucediendo y que alguien vaya a las instalaciones a revisar personalmente las condiciones de vida de los internos. Estas terribles condiciones que parecen existir en este lugar no pueden continuar, los prisioneros tienen derechos constitucionales a cosas tan básicas como una adecuada atención médica y comida adecuada que la empresa encargada de administar esta cárcel debe de proporcionar a los internos, señaló Elizabeth Alexander, directora del Proyecto Nacional de Prisiones de la ACLU.

publicidad

El primer motín se realizó el 13 de diciembre de 2008, cuando 13 reos inciaron disturbios en señal de protesta por la falta de atención médica, la mala comida y la misteriosa muerte de un prisionero.

El pasado sábado 31 de enero, un segundo motín se registró por los mismo motivos.

Noticias 23 presentó hace un par de días, el caso de Antonio Villa Velásquez, quien murió de una infección en el oído dos semanas después de haber salido de esta prisión. Sus familires denunciaron que mientras estuvo dentro de la penitenciaria, no recibió la adecuada atención médica que provocó que la infección se agravara.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad