publicidad
1 de 12
Publicidad

La exageración de Lawrence Brewer, un supremacista blanco ejecutado el pasado martes por torturar y decapitar a un afroamericano en 1998, llevó a las autoridades de Texas a poner punto final a la práctica de servir una última comida especial a los condenados a pena capital.

Publicado: 23 Sep | 12:01 PM EDT
publicidad
    Relacionados:
  • Houston
  • Local