publicidad
Tormenta Bill en las costas de Texas. (Imagen de archivo)

La tormenta tropical Bill amenaza las costas de Texas

La tormenta tropical Bill amenaza las costas de Texas

La tormenta tropical Bill que se formó en el Golfo de México avanza en dirección a la costa de Texas.

Tormenta Bill en las costas de Texas. (Imagen de archivo)
Tormenta Bill en las costas de Texas. (Imagen de archivo)

La tormenta tropical Bill se formó el lunes en el Golfo de México y avanza a una velocidad de 19 kilómetros por hora en dirección a la costa de Texas, según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

En una alerta emitida a las 03:00 GMT del martes, el NHC informó que Bill se formó 250 kilómetros al sureste de Galveston, Texas, y registra vientos máximos sostenidos cercanos a los 85 kilómetros por hora, con rachas incluso superiores.

Lea: Tormenta tropical Ana y tornados: la causa del mal tiempo durante el fin de semana.

Se espera que Bill toque tierra durante la próxima madrugada y que su impacto en forma de lluvias torrenciales, desbordamiento de ríos e inundaciones afecte a partes de Texas y Luisiana durante el martes y el miércoles, y penetre en Oklahoma y la región montañosa de Los Ozarks entre el jueves y el viernes.

publicidad

Según el NHC, "se pronostica un debilitamiento después de que el centro se mueva sobre tierra el martes y se espera que Bill se convierta en depresión tropical el martes por la noche".

Imagen GOES Tormenta Tropical Bill, Trayectoria costa media de Texas, probabilidad de lluvias #Tamaulipas, #Preparate pic.twitter.com/WCXGEjEskf " Protección Civil Tam (@PCTamaulipas) junio 16, 2015

El nivel del agua en la costa de Texas puede elevarse entre 90 centímetros y 1,20 metros sobre el nivel del mar, mientras que en el oeste de Luisiana entre 30 y 60 centímetros.

Para el resto de las zonas afectadas se esperan acumulaciones de agua de hasta 30 centímetros.

Las autoridades en Texas emitieron hoy una orden de evacuación voluntaria para todos los habitantes, unos 3,000, de Península Bolívar, situada en el condado de Galveston, ante la inminente llegada de Bill.

Además, el gobernador texano, Greg Abbott, pidió a la población que se mantenga informada de las alertas meteorológicas y que siga las recomendaciones de los funcionarios locales, a la vez que autorizó el uso de recursos de emergencia para las comunidades que se vean afectadas.

Texas y Oklahoma fueron los principales damnificados por las tormentas, tornados e inundaciones del pasado mayo, que dejaron cerca de 40 muertos entre los dos estados sureños.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad