publicidad
La octava tormenta invernal de 2011 causó la cancelación de unos 18,700 vuelos y dejó varados a más de medio millón de pasajeros que se vieron obligados a cancelar o cambiar sus planes de viaje.

La tormenta invernal obligó la cancelación de 18,700 vuelos

La tormenta invernal obligó la cancelación de 18,700 vuelos

La octava tormenta invernal de la temporada ya es historia, pero el efecto que tuvo en la industria de la aviación fue histórico debido a la gran cantidad de vuelos cancelados.

La octava tormenta invernal de 2011 causó la cancelación de unos 18,700...
La octava tormenta invernal de 2011 causó la cancelación de unos 18,700 vuelos y dejó varados a más de medio millón de pasajeros que se vieron obligados a cancelar o cambiar sus planes de viaje.

CHICAGO, Illinois - La octava tormenta invernal de la temporada que esta semana azotó a un tercio de Estados Unidos ya es historia. Sin embargo, el efecto que tuvo en la industria de la aviación fue histórico debido a la gran cancelación de vuelos que provocó.

Se calcula que entre el domingo y el jueves, más de 18,700 vuelos fueron cancelados en Estados Unidos, y como resultado, casi medio millón de pasajeros quedaron varados o tuvieron que cambiar sus planes de viaje.

Tan sólo el jueves, cuando la tormenta ya había pasado, aerolíneas cancelaron 2,369 vuelos, y en la noche decidieron cancelar otros 821 programados para el viernes para así acomodar a viajeros que llevaban días varados, según la firma FlightAware que se encarga de llevar cuenta de cancelaciones y retrasos de vuelos.

publicidad

Durante la parte más severa de la tormenta, varios aeropuertos, como los de Chicago y Nueva York, frenaron todo transporte aéreo para prevenir accidentes.

La tormenta afectó a un área de más de 2,500 millas cuadradas, extendiéndose de Texas a Wisconsin y en la zona Este de Estados Unidos hasta el estado de Maine.

Algunos sitios registraron vientos de hasta 65 millas por hora, más de dos pies de nieve y la formación de una capa de hielo de una pulgada.

Según expertos, el tráfico aéreo podría regresar a la normalidad en unos cuantos días, lo que es buena noticia, ya que por fortuna la tormenta llegó en época leve de viaje, si no el efecto pudo haber sido más severo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad