publicidad
La mezcla peligrosa de nieve y hielo paralizó a los trenes, carreteras y aeropuertos del área triestatal. Además dejó a miles sin electricidad.

La tormenta invernal deja a miles con problemas de electricidad

La tormenta invernal deja a miles con problemas de electricidad

Una intensa tormenta invernal, descrita como la peor en décadas, azotó buena parte de Estados Unidos el miércoles, dejando grandes acumulaciones de nieve y a miles sin electricidad.

La mezcla peligrosa de nieve y hielo paralizó a los trenes, carreteras y...
La mezcla peligrosa de nieve y hielo paralizó a los trenes, carreteras y aeropuertos del área triestatal. Además dejó a miles sin electricidad.

NUEVA YORK -La tormenta invernal que inició en el centro de Estados Unidos y se extendió hasta el noreste del país, obligó a cancelar miles de vuelos, paralizó parcialmente la circulación de trenes, de automóviles y dejó a miles sin electricidad.

La colosal nevasca, descrita como la peor en décadas, causó estragos ciudad tras ciudad al avanzar desde Texas hasta Maine, y afectó toda la región del noreste dejando a más de 20 mil familias sin electricidad en Nueva Jersey.

La caída de aguanieve, granizo y hasta 30 centímetros de nieve en algunas regiones, congeló los cables de fluido eléctrico en varias ciudades del norte, y en donde además la calefacción es indispensable por las bajas temperaturas que se presentan.

publicidad

Los fuertes vientos y las lluvias heladas convirtieron las carreteras en pistas mortales por todo el país y derribaron árboles y postes. En Nueva York, las autoridades prohibieron la circulación de camiones de carga y exhortaron a los habitantes a usar el transporte público.

Transporte regresa a la normalidad

La ferroviaria Amtrak anunció que el servicio sobre el corredor noreste entre Nueva York y Filadelfia estaría operando con normalidad a partir del jueves por la mañana. La ferroviaria suspendió temporalmente varias rutas a causa de problemas de alimentación de electricidad. Los trenes que parten desde la estación en Chicago también se vieron afectados y la mayoría fueron cancelados.

Los aeropuertos de Estados Unidos a su vez reanudaron sus operaciones tras cancelar un total de 11,000 vuelos según reportó  la cadena televisiva CNN este miércoles, incluyendo 1.509 en las tres terminales aéreas de Nueva York, Kennedy, La Guardia y Newark, en el estado vecino de New Jersey.

A pesar de que lo peor de la tormenta ya pasó, el servicio de transporte metropolitano aconsejó a los usuarios a tener cuidado en las escaleras y plataformas de las estaciones de los trenes debido a que podrán estar resbaladizas.

La MTA además aconsejó a los usuarios a salir con tiempo para evitar accidentes por las prisas. En Albany, la capital del estado, las autoridades exhortaron a la población a permanecer en sus casas si no era indispensable salir.

publicidad

El Alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg , anunció que las escuelas en Manhattan permanecerían abiertas el jueves, sin embargo podría haber cancelaciones de último minuto, por lo que recomendó hablar a los respectivos distritos para mantenerse informados.

La peor tormenta en décadas

"Usualmente no creo en las predicciones de una gran tormenta", dijo el martes Janet Smith, de 50 años, mientras esperaba el tren en una estación de Chicago. "Pero estoy algo emocionada. No estuve en la tormenta del 67, ni en la del 79, ni en la del 99. Me he perdido todas las grandes. Me emociona experimentarla".

Por primera vez en la historia, el estado de Missouri cerró una importante autopista que conecta a Saint Louis con Kansas City debido a una tormenta invernal. El periódico de Tulsa, Oklahoma, canceló su edición impresa por primera vez en más de un siglo. Y en Chicago, las escuelas públicas suspendieron clases debido a la nieve por primera vez en 12 años.

En Chicago se acumularon más de 60 centímetros (dos pies) de nieve; Michigan, más de 30 centímetros (un pie), e Indianápolis, 2,5 centímetros (una pulgada) de hielo.

En más de la mitad de los 50 estados del país se emitieron advertencias sobre ventiscas, tormentas de nieve y lluvias heladas. Las alertas iban desde Dakota del Norte (extremo centro-norte) y Colorado (centro) hasta Nuevo México (extremo sur); luego a lo largo de todo Texas (extremo sur), Kansas y Missouri (sur) hasta llegar a la región de los Grandes Lagos en la frontera con Canadá, y además desde Pensilvania (noreste) hasta Nueva Inglaterra (extremo noreste).

publicidad

Incluso se preveía la formación de tornados y tormentas eléctricas en el sur del país, donde acaba la tempestad.

En Illinois, Oklahoma (centro) e Indiana (norte) se declaró el estado de emergencia, y la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) urgió a los residentes a prepararse seriamente. Además, la Guardia Nacional fue convocada para rescatar a los conductores varados.

Las advertencias de condiciones peligrosas continúan en más de la mitad de los estados del país.  

Washington también fue afectado

La capital de Estados Unidos también se vio afectada por la actual tormenta invernal, la peor en 40 años en Estados Unidos, principalmente en cuanto al transporte en la zona metropolitana.

La primera fase de la tormenta cruzó la región la noche del martes y continuó hasta el mediodía del miércoles con precipitaciones de agua nieve y lluvia congelada.

El reporte del Servicio meteorológico se conoció mientras el sistema escolar se mantiene cerrado y el gobierno federal ha emitido una política para sus empleados de ausencia voluntaria.

El tipo de precipitaciones esperado para la región impacta particularmente el cableado eléctrico que se vence con el peso del hielo acumulado.

La tormenta invernal de la semana pasada dejó por varios días sin energía eléctrica a unas 600 mil personas en los vecinos estados de Maryland y Virginia, donde el cableado eléctrico no es subterráneo como en esta capital.

publicidad

El tráfico vehicular en esta capital se vio impactado de tal forma que los conductores reportaron entre cinco y hasta 13 horas para llegar a sus destinos, mientras cientos de automóviles fueron abandonados en las vías rápidas que conectan la capital con los suburbios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad