publicidad

La tarántula perdida en Nueva York, una broma que se fue de las manos

La tarántula perdida en Nueva York, una broma que se fue de las manos

Un bromista no pensó que la colocación de avisos del arácnido perdido sería tomado en serio.                        

La preocupación fue genuina durante horas en el barrio neoyorquino de Park Slope, en Brooklyn, que el viernes se levantó lleno de carteles que pedían ayuda para recuperar a una tarántula perdida, pero todo resultó finalmente no ser más que una broma que se fue de las manos.

"Creí que era tan ridículo que nadie se lo tomaría en serio. Estaba equivocado", aclaró hoy al diario The New York Times el autor de la gracia, que no quiso desvelar su identidad.

Según el bromista, su idea era crear el cartel más absurdo posible para ironizar sobre la proliferación de avisos sobre perros y gatos perdidos en las calles del barrio.

"Nunca creí que iba a estallar. Estaba en la estación del tren mirando Twitter y vi un tuit de la (cadena de televisión) ABC sobre una tarántula y pensé: 'oh, cielos'", explicó al periódico.

Los carteles, efectivamente, tuvieron un efecto casi viral que se propagó de las redes sociales a los medios locales y saltó rápidamente a los nacionales e internacionales.

Los periódicos y las televisiones entrevistaban ayer a preocupados vecinos y a expertos que aseguraban que la araña no planteaba un gran riesgo para los humanos pese a su aterrador aspecto.

"Aunque dé muchísimo miedo, es inofensiva (...) no muerde, aunque a veces salta", se podía leer en la descripción de la tarántula, de nombre Penélope, pegada en señales y farolas de Park Slope.

publicidad

El aviso explicaba que la araña estaba embarazada, por lo que urgía a encontrarla antes de que tuviera a sus retoños para evitar que se propagaran por el barrio. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad