La primera dama Michelle Obama publicará un nuevo libro sobre nutrición

Michelle Obama cuida lo que come

EFE

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, se pone al frente de los defensores de la comida sana en su país y va a publicar un libro donde explica cómo funciona el huerto que tiene instalado en la Casa Blanca.

CHICAGO, Illinois - Se trata del primer libro de Michelle Obama, según ha anunciado la editorial Crown Publishing Group. En él, la esposa del presidente Barack Obama dejará en agua de borrajas las críticas que recibió el pasado verano, cuando se difundieron unas imágenes suyas pidiendo una hamburguesa con papas fritas y un batido de chocolate en un local de comida rápida.

Ahora, la Primera Dama estadounidense hablará de los beneficios de la comida sana y de los alimentos frescos y cultivados en huertos, como el que ella misma instaló en una zona de los jardines de la Casa Blanca en marzo de 2009, dos meses después de llegar a la residencia presidencial.


Fotografías de ese huerto y de otros creados en escuelas de Estados Unidos, a imagen del de la Casa Blanca, ilustrarán el libro, según Crown Publishing Group, que indica que se publicará en abril del próximo año y que advierte también que Michelle Obama no aceptó ningún adelanto económico por la obra y que donará todos los beneficios a obras de caridad.

Según un comunicado difundido por esta editorial, las hijas del matrimonio presidencial, Malia y Sasha, fueron las "catalizadoras" del cambio en los hábitos alimenticios de la familia e inspiraron a su madre para montar el huerto en la zona sur de la Casa Blanca, conocida  como el "jardín de la victoria" después de que Eleanor Roosevelt lo bautizara así durante la Segunda Guerra Mundial.

Michelle Obama lidera la campaña contra la obesidad "Let's Move!", y así, por ejemplo, hace poco trató con el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, sobre los llamados "desiertos de comida", zonas con alta población de latinos y negros que carecen de tiendas de productos frescos, como frutas y verduras.

Este término, "desiertos de comida", fue popularizado por Mari Gallagher, del Mari Gallagher Research & Consulting Group en Chicago, en 2006, después de que se le encargara un estudio en el que se identificaron varias áreas de la ciudad donde unas seiscientas mil  personas viven sin acceso a comida nutritiva.


En estos "desiertos de comida" hay unos 124 mil niños y existe una relación directa entre la comida que está disponible para esta población y los niveles de salud.

Y es en estos núcleos urbanos sobre los que Michelle Obama quiere influir para cambiar sus hábitos de alimentación y frenar esa plaga bíblica estadounidense que es la obesidad.

Pronto, en enero de 2012, la familia Obama va a cumplir tres años como residente en la Casa Blanca, y Michelle siempre ha expresado su deseo de que su familia continúe llevando una vida normal con  alimentación sana y ejercicios físicos incluidos.

El premio del esfuerzo


El pasado mes de agosto, Michelle Obama reconocía, en una entrevista para la revista Better Homes and Gardens, que comenzó a darse cuenta de que algunas prendas le quedaban más estrechas y decidió pasar más tiempo en el gimnasio, lo que según indicaba a la publicación "le ha merecido la pena".

Incluso se permitía bromear sobre quién, si el Presidente o ella, se hallaba en mejor forma física: "Siempre me burlo de él y le digo que estoy en mejor forma, pero yo puedo entrenar más tiempo, él es el Presidente".

Precisamente, la voluntad de Michelle para que su familia llevara una vida más saludable le inspiró los comienzos de su campaña "Let's Move!", contra la obesidad y con el fin de promover un estilo de vida "agradable y divertido".

"La diversión es una parte que está olvidada en todo esto pero, cuando estábamos creciendo, no hacíamos ejercicio, sino que jugábamos al escondite o saltábamos a la comba", decía en Better Homes and Gardens.


Sin embargo, la esposa de Barack Obama no oculta su pasión por las hamburguesas: el pasado 3 de agosto celebró el final de las largas negociaciones sobre el techo de la deuda invitando a su equipo al restaurante Good Staff, una concurrida hamburguesería cercana al Capitolio.

Pero es el propio presidente Obama quien trata de ocultar a su esposa su afición por las hamburguesas y los perritos calientes cuando sale de Washington. "No se lo cuenten a Michelle", suele decir, bromeando, cuando cae en la tentación.

Comentarios

ARTICULOS MÁS POPULARES

Estudiantes mueren baleadas en Arizona

Las jóvenes de 15 años de edad cursaban el segundo año de secundaria en un suburbio de Phoenix

Exclusiva: poder de El Chapo a Del Castillo

El escrito otorgó a la actriz la responsabilidad de recibir en exclusiva los pagos derivados de la película sobre el narco

Video del motín que dejó 49 muertos en México

Unos vecinos de la cárcel de Topo Chico, en Monterrey, captaron el motín de los presos en los que se ve cómo se enfrentan durante la madrugada

Itinerario del papa Francisco en México

El detalle de la visita de seis días del primer pontífice latinoamericano.

Un limpiabotas para el Papa en viaje a México

Se llama Noel Díaz es el fundador de la radiotelevisión católica "El Sembrador" con sede en Los Ángeles.

El papa Francisco llega a México

Cientos de personas se concentraron en las calles con globos y linternas

LO ÚLTIMO

¡Amor para dar y compartir! Despertamos con...

Nueva York, Los Ángeles y Miami fueron testigos de la unión de tres parejas de enamorados.

El Zika y Chikungunya ataca al elenco de La...

Los actores se enfrentan al Fenómeno del Niño y al brote de peligrosos virus.

¡Como en un cuento de amor!

Nuestros talentos viven día a día un hermoso cuento de amor. ¡Acompáñanos a conocer su historia!

Los momentos más 'animados' de Despierta Amé...

Momentos de risas y diversión, en los mejores "gifs" de Despierta América.

Revive los mejores momentos de Hoy

Esta semana estuvo llena de sorpresas, juegos e invitados especiales. ¡No te pierdas los mejores momentos!

¡A jugar! A Karla le tocó pastel pero no pas...

Mira lo divertida que la pasamos esta mañana en Despierta América.