publicidad
Menor de 11 años mató a su primo de seis.

La policía le disparó a niño de 13 años en Chicago; el menor tenía un arma de juguete

La policía le disparó a niño de 13 años en Chicago; el menor tenía un arma de juguete

Un niño de 13 años se debate entre la vida y la muerte luego de recibir ocho balazos de agentes de la Policía de Chicago, cuando según las autoridades el menor apuntó a los oficiales con lo que parecía ser un arma de fuego.

Menor de 11 años mató a su primo de seis.
Menor de 11 años mató a su primo de seis.

CHICAGO, Illinois - Un niño de 13 años recibió múltiples disparos, el lunes por la noche, por parte de agentes de la Policía de Chicago que le dispararon luego de que supuestamente el menor les apuntó con lo que parecía ser un arma de fuego; pero que al final resultó ser una pistola de juguete.

El niño, identificado como Jimmel Cannon, continuaba hospitalizado el martes en condición estable. Reportes indican que recibió por lo menos ocho impactos de bala.

Según la versión oficial, Cannon no obedeció los comandos dados por los agentes policiales en la escena para que bajara el arma que presuntamente llevaba en las manos. Acto seguido, los policías abrieron fuego para descubrir, después de la balacera, que se trataba de una pistola de juguete.

publicidad

La madre del menor, entrevistada por varios medios en Chicago, manifestó su descontento por lo ocurrido y negó rotundamente la acusación de que su hijo tenía una pistola de juguete en sus manos. Por el contrario, calificó el incidente como un caso más de brutalidad policial.

La Policía de Chicago asegura que el incidente, que ocurrió el lunes alrededor de las 11 p.m. en la cuadra 1000 al norte de la Avenida Kedvale, se manejó de manera correcta ya que los ciudadanos deben siempre las órdenes de los oficiales de soltar cualquier arma de fuego si así se les indica.

Las autoridades dijeron además que a veces es difícil diferenciar, sobre todo en horas de la noche, entre pistolas de juguete y armas de fuego reales, muchas veces son indistinguibles.

Información de la policía indica que agentes acudieron a la cuadra 4200 tras recibir una llamada sobre un tiroteo. Una vez ahí, se acercaron a Cannon porque creían que él podría ser el gatillero. Fue entonces cuando el joven se negó a soltar la pistola de juguete e intentó darse a la fuga.

Ningún agente resultó lesionado durante el incidente.

Cannon fue transportado al Hospital Stroger en condición grave pero sus heridas no presentan peligro para su vida, informó un portavoz del Departamento de Bomberos de Chicago.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad