publicidad
Bandera de la Confederación.

La Corte Suprema celebra audiencia sobre uso del símbolo de la bandera confederada

La Corte Suprema celebra audiencia sobre uso del símbolo de la bandera confederada

Máximo tribunal escuchará a defensores y detractores del uso de la bandera confederada en placas de carros.

Bandera de la Confederación.
Bandera de la Confederación.

La Corte Suprema de Estados Unidos celebrará este lunes una audiencia para tratar la constitucionalidad y el veto en el uso de mensajes que para algunos individuos resultan ofensivos, entre ellos la bandera de la confederación.

La controversia estalló a mediados de 2014 en Texas, cuando grupos defensores del símbolo en placas de automóviles se enfrentaron con otros que, lejos de reconocerlo como algo glorioso, lo consideran un ominoso símbolo de opresión y discriminación que no debe ser ensalzado.

Los defensores de la bandera confederada consideran que el uso de la insignia invoca la libertad de expresión, y señalan su derecho para mostrar los mensajes que deseen, pero los detractores consideran que eso más que libertad es apología del odio y de un pasado tormentoso que debe quedar superado.

publicidad

La pugna entre ambos bandos por el uso de la bandera en las placas de los automóviles en Texas llego hasta la Corte Suprema luego que el estado demandó un fallo de una corte de apelaciones. El máximo tribunal de justicia escuchará hoy los argumentos de las partes para luego tomar una decisión, que podría conocerse en el verano.

El tema ha despertado el interés de los estadounidenses, especialmente en estos tiempos, cuando el debate sobre el racismo ha hecho saltar las alarmas en el país, y cuando recientemente en Alabama se celebró el 50 aniversario del cruce del puente Selma, cuando la policía reprimió violentamente una manifestación de activistas afroamericanos que exigían derecho al voto.

La decisión que tome la Corte Suprema también pudiera afectar el poder de veto del gobierno federal para impedir la difusión de este tipo de mensajes.

El caso fue llevado a la Corte Suprema por los hijos de veteranos confederados de la división de Texas.

El año pasado el gobierno de Texas había prohibido el uso de la imagen de la bandera de batalla de la Confederación "la entidad esclavista que se separó de la Unión y dio pie a la Guerra Civil estadounidense entre 1861 y 1865- en las placas de los automóviles.

La negativa se dio cuando un grupo denominado Sons of Confederate Veterans (Hijos de los Veteranos Confederados) solicitó en 2011 que se les permitiera incluir la bandera de guerra confederada y el nombre de su asociación en las placas de los vehículos texanos.

publicidad

Ante la negativa, la asociación consideró que era víctima de censura y abuso de autoridad, además de que se vulneraba su libertad de expresión, y demandó al estado de Texas.

Inicialmente la demanda no prosperó pero un panel federal de apelación, informó el periódico Dallas Morning News, falló en contra del gobierno de Texas y declaró que se habían violado los derechos de libre expresión de la asociación de veteranos confederados y se había cometido discriminación contra ellos, pues a juicio de la mayoría de los miembros del panel de apelaciones, la imagen de la bandera confederada en la placa es una expresión personal del propietario del auto y no un mensaje procedente del estado, y por eso las autoridades no pueden prohibirla.

El gobierno de Texas rechazó en su momento esas alegaciones, diciendo que su facultad para autorizar lo que puede aparecer o no en las placas no viola la libertad de expresión y protege en cambio a la sociedad de símbolos que pueden ser considerados ofensivos o regresivos.

Los Hijos de los Veteranos Confederados se alzaron con una victoria, emulando a su reverenciado general Robert E. Lee, pero no ganaron la guerra, porque el gobierno de ese estado apeló ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

El ex gobernador de Texas, Rick Perry, rechazó en su momento la inclusión del símbolo confederado en las placas diciendo que es mejor no rascar viejas heridas.

publicidad

La bandera de guerra confederada clásica muestra una cruz azul diagonal con vivos blancos con 13 estrellas blancas, todo sobre fondo rojo. No es en sí la bandera oficial de la Confederación, sino la de los ejércitos confederados durante la Guerra Civil.

La organización cívica NAACP dijo, el año pasado al diario Dallas Morning News que el fallo favorable a los Hijos de los Veteranos Confederados era un día triste para los afroamericanos y otros grupos que han sido víctimas de grupos que promueven el odio en Texas y señaló que el uso de la bandera confederada equivale a exaltar la esclavitud.

Los simpatizantes de esa placa dicen que la idea es honrar a los soldados confederados y no causar controversias, pero lo cierto es que el tema es candente y aún no está concluido.

La NAACP espera que la Corte Suprema de Justicia anule el fallo de la corte de apelaciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad