publicidad
.

La Columna de Mónica Navarro: Tiempo de cuaresma, tiempo de reflexión y reconciliación

La Columna de Mónica Navarro: Tiempo de cuaresma, tiempo de reflexión y reconciliación

No importa la creencia religiosa, aplicar en nuestras vidas el ejercicio de la cuaresma nos podría llenar de una satisfacción espiritual magnífica.

.
.

Por Mónica Navarro

SAN ANTONIO, Texas - No importa que creencia religiosa tengamos, pero creo que aplicar en nuestras vidas el ejercicio de la cuaresma nos podría llenar de una satisfacción espiritual magnífica, ya que de acuerdo a la religión católica es un tiempo de reflexión y reconciliación con nosotros mismos y con el ser supremo.

Son 40 días de entregar a Dios nuestros pecados y mal aceres( por si no los quieres llamar pecados), y comenzar una vida sanando nuestra alma, dejando atrás el pasado que podría estar lleno de malas experiencias, rencores, odios, venganzas, remordimientos, mentiras, criticas, humillaciones, traiciones, miedos, limpiando nuestros corazones, y hacernos el propósito de no caer en tales miedos a pesar de sufrir rechazos, no caer en crítica y manchar la imágen de las demás personas para limpiar la nuestra, no caer en las disculpas y excusas cayendo en las mentiras y en echarle la culpa al prójimo.

publicidad

Es tan fácil saludar a un amigo o un compañero de empleo y después caer en hacer algún tipo de comentario que no es el mejor sobre esa persona, o sin tener un fundamento, a alguien que conocemos o a veces sin conocerlos los juzgamos terriblemente simplemente por hablar, o todo el día nos quejamos de lo mal que nos va, teniendo muchas cosas que mucha gente carece.

Asi que les propongo queridos amigos que por lo menos por 40 días estemos en abstinencia, en el ayuno de ser mal intencionados, tratar de evitar criticar a alguien, por 40 días tratar de eliminar nuestros pensamientos negativos, tratar de eliminar nuestra mala actitud, y por 40 días dejar decir que estamos muy mal.

Asi que la cuaresma , tradición en la religión católica que termina con el domingo de resurrección de la llamada Semana Santa, la vamos a ejercer de una manera práctica, aunque religiosamente hablando también es una experiencia muy bonita, pues los que somos católicos recordamos cuando Jesús por 40 días y 40 noches estuvo en ayuno y en reflexión para prepararse en lo que pronto venia, su crucifixión y su muerte por la salvación del mundo.

La cuaresma empieza con el Miércoles de Ceniza que es para los católicos día de arrepentimiento y reflexión . Se realiza la imposición de la ceniza a los fieles que asisten a Misa.

Estas cenizas se elaboran a partir de la quema de los palmas del Domingo de Ramos del año anterior, y son bendecidas y colocadas sobre la cabeza o la frente de los fieles, como signo de la terminación de la condición humana, recalcando que la ceniza representa la destrucción de los errores del año anterior al ser éstos quemados.

publicidad

Mientras son puestas estas cenizas en la frente de los fieles se repiten las palabras “Recuerda que polvo eres y en polvo te has de convertir’’.

Pienso que aplicando este ejercicio de la cuaresma , si podremos tener un crecimiento espiritual, tomando en cuenta que, dejando a un lado las banalidades y el materialismo ( pues de eso no nos llevaremos nada a la tumba),y aplicando una abstinencia de todo lo negativo que sale de nuestras bocas, de todas las malas acciones que incluso a veces las hacemos sin darnos cuenta de ello, y apreciando más lo que tenemos sin envidiar a los que tienen más, podemos tener una vida más plena, más sana y más feliz.

¿Me acompañan por este viaje espiritual de 40 días? Quizás nuestra transformación en esta jornada sea tan beneficiosa, que podríamos aplicar la esencia de la cuaresma durante todos los días de nuestras vidas..

Su amiga

Monica Navarro

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad