publicidad
Antonio Guillén, reportero de Noticias 41 en San Antonio, estaba de vacaciones en México cuando tomó estas fotos.

La columna de Guillén: Narcos en el 2012

La columna de Guillén: Narcos en el 2012

El 2011 dejó en México una estela sangrienta de 11 mil 890 muertes ocasionadas por los enfrentamientos entre los narcos y el gobierno federal.

Antonio Guillén, reportero de Noticias 41 en San Antonio, estaba de vaca...
Antonio Guillén, reportero de Noticias 41 en San Antonio, estaba de vacaciones en México cuando tomó estas fotos.

Por Antonio Guillén Tello

SAN ANTONIO, Texas " El 2011 dejó en México una estela sangrienta de 11 mil 890 muertes ocasionadas por los enfrentamientos entre los narcos y el gobierno federal, cifra proporcionada por el Centro Nacional de Planeación y Análisis e Información para el combate a la Delincuencia del Departamento de Seguridad Nacional de México.

De cara hacia el año 2012, nada hace suponer que éste será distinto.

La cifra oficial de muertes en lo que va de la presente administración del presidente Felipe Calderón es de 46 mil 969.

Calderón ha dicho que en su último año de gobierno no disminuirá el esfuerzo que hasta el momento ha cobrado la vida de todas estas personas, entre los que se cuentan criminales, policías de los tres niveles de gobierno, militares y personas totalmente inocentes que son clasificados en los libros de records como daño "colateral" en la guerra declarada al "narco".

publicidad

Pero la preocupación por lo que está ocurriendo ya no es solamente en México. Autoridades en Estados Unidos están viendo como las operaciones de los cárteles mexicanos aumentan también al otro lado de la frontera.

El director del Departamento de Seguridad Pública en Texas asegura que de los siete cárteles mexicanos que existen, seis ya están "trabajando" en este estado.

"Los cárteles mexicanos ven a los jóvenes de las comunidades fronterizas de Texas como material reciclable y los reclutan fácilmente con dinero", dijo Steven C. Mc Craw, director del DPS en Texas en un comunicado oficial en octubre del año pasado.

La enorme cantidad de ciudadanos mexicanos con un estatus económico más elevado que están llegando a Estados Unidos, huyendo precisamente de ese estado de violencia que plaga a México, no está pasando desapercibido a los grupos criminales.

La DEA ha informado que se tiene conocimiento de que ciudadanos mexicanos con negocios en Estados Unidos han sido contactados por criminales para pedirles el pago de cuotas.

En la mayoría de los casos los "contactados" son personas que no tienen un estatus migratorio legal y que además dan empleo también a personas sin documentos.

Aparentemente, esto ocurre porque las personas tienen miedo de denunciarlos a las autoridades por su misma situación irregular en el país.

publicidad

El cártel de Sinaloa es uno de los cárteles que más presencia tiene en Estados Unidos. El cártel de Joaquín Loera Guzmán, conocido como "El Chapo", ha sido ya blanco de fuertes golpes por parte de las autoridades en Arizona. Ahí, además del tráfico de drogas, el cártel de Sinaloa controla también el tráfico de personas.

El año pasado varios asistentes de Joe Arpaio, sheriff del condado de Maricopa, fueron arrestados por trabajar para ese poderoso grupo criminal, lo cual demuestra que la corrupción y el dinero de los cárteles mexicanos pueden alcanzar también a las autoridades de Estados Unidos.

El 2012 se perfila como un año decisivo para el gobierno de Felipe Calderón en el sentido de que su lucha contra el narco y las consecuencias que esto ha dejado podrían llevar al poder a otro partido político, llámese PRD o PRI.

Por cinco años, Felipe Calderón permitió a través del Plan Mérida que Estados Unidos tuviera una participación nunca antes vista en asuntos internos de México para el combate a los grupos criminales. Un cambio de gobierno puede interrumpir esa colaboración o al menos disminuirla.

Expertos en asuntos de seguridad en México señalan que los cárteles seguirán de cerca las elecciones en esa nación. Si continúa la mano dura en contra de ellos, podrían optar por aumentar sus actividades en Estados Unidos y "probar" el reflejo de reacción de las autoridades norteamericanas.

publicidad

"Ya sabemos que están aquí, pero aquí no están haciendo lo que hacen en México", comentó meses atrás Raúl Salinas, alcalde de Laredo, ciudad texana fronteriza con México.

El 2012 será sin lugar a dudas un año interesante en este aspecto, tanto para México como para Estados Unidos.

(Antonio Guillén es reportero de Noticias 41 en San Antonio, Texas)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad