publicidad

La cara oculta de la quimioterapia

La cara oculta de la quimioterapia

Este tratamiento puede afectar la memoria de las mujeres y dificultar la concentración. Buscan soluciones alternativas.

Pero nuevos estudios que exploran los efectos de estos agresivos tratamientos hacen que cada vez más oncólogos se tomen en serio a sus pacientes y, con ello, les ofrezcan tratamientos alternativos, como acupuntura.

"Hasta hace poco, los oncólogos se lo tomaban como algo trivial, y hacían sentir a las pacientes como si todo ello estuviera en su imaginación", señaló Daniel Silverman, investigador de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA), al "The New York Times".

La mayoría de los supervivientes de cáncer que han pasado por un tratamiento tóxico como la quimioterapia experimentan pérdida de memoria a corto plazo y dificultades para concentrarse durante y algún tiempo después del tratamiento, señalan los expertos. Y la gran mayoría supera este problema un tiempo después.

Pero aproximadamente un 15 por ciento de las mujeres que han sobrevivido a un cáncer de mama continúa padeciendo estas dificultades pasado el tiempo.

Nadie está seguro de por qué, aunque se barajan razones como las dosis muy altas de quimioterapia; la combinación de quimioterapia y tratamientos hormonales suplementarios que reducen la cantidad de estrógeno; y los casos de cáncer temprano, que hacen que las mujeres jóvenes entren en la menopausia antes de tiempo.

La cuestión es grave porque estas mujeres se sienten como en una nube. Se les olvida pagar recibos, palabras de uso cotidiano o citas importantes lo que, en suma, hace que su calidad de vida se vaya a pique, según el sitio de ayuda a las enfermas de la organización Breast Cáncer.

publicidad

A medida que el problema se reconoce como una realidad, han ido floreciendo sitios como este o como Cáncer Care, donde las pacientes pueden compartir sus experiencias o pedir ayuda a los expertos.

El estudio precursor de este movimiento, según BreastCancer.org, se presentó hace siete años en el "Journal of Clinical Oncology". Desde entonces se han sucedido las investigaciones, pero todavía quedan muchas lagunas.

"Qué agentes de la quimioterapia y durante cuánto tiempo producen este efecto, qué otros factores contribuyen a este síntoma, o cuánto tiempo dura" son algunas de las cuestiones que todavía no están claras, según la doctora Marisa Weiss.

Los investigadores señalan que aquellas más inclinadas a notar incluso los cambios más mínimos en su mente son las mujeres acostumbradas a compaginar con éxito la carrera y la familia.

Los doctores se encuentran con que las mujeres menos acomodadas, que mantienen varios empleos para salir adelante y batallan para que las compañías de seguros les paguen las facturas no se quejan de este problema.

Pero ocurre que las pacientes de cáncer de clase media tienden a tener tratamientos más agresivos, participan en grupos de apoyo, siguen estudios y utilizan más Internet para investigar y compartir sus experiencias que las pacientes pobres y pertenecientes a minorías étnicas, señalan los expertos.

publicidad

"Esta disparidad se nota en muchos sentidos", señala Ellen Coleman, directora ejecutiva de CancerCare, una organización que da servicios de apoyo gratuitos. "No se acercan al personal sanitario porque no creen que vayan a obtener ayuda", finalizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad