publicidad
Pena capital. (Imagen de archivo)

Justicia de Estados Unidos autoriza a Texas omitir datos sobre inyección letal

Justicia de Estados Unidos autoriza a Texas omitir datos sobre inyección letal

luego que el órgano judicial rechazó la apelación de un reo que exigía conocer el origen de los medicamentos destinados a ejecutarlo.

Pena capital. (Imagen de archivo)
Pena capital. (Imagen de archivo)

Pentobarbital en entredicho

DALLAS - La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos autorizó a Texas a omitir el nombre del fabricante de los compuestos de la inyección letal que usa para ejecutar a los reos condenados a muerte.

La decisión fue emitida luego que el órgano judicial rechazó la apelación del reo Robert James Campbell, que exigía conocer el origen de los medicamentos destinados a ejecutarlo.

La ejecución de Campbell, de 41 años de edad, fue suspendida por la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito, tres horas antes de que la ejecución programada para el 13 de mayo pasado.

La suspensión fue dictada para dar tiempo a los abogados del reo de sustentar el argumento de que padece de sus facultades mentales, y por tanto la pena de muerte es inaplicable en su caso.

publicidad

Los abogados de Campbell también pidieron conocer la identidad del fabricante del pentobarbital, fármaco que Texas utiliza en la inyección letal.

Las autoridades de Texas rehúsan dar a conocer la identidad del proveedor del pentobarbital, con el argumento de protegerlo de amenazas de opositores a la pena de muerte.

Diversas compañías farmacéuticas han cancelado la fabricación y el suministro de sustancias usadas para las ejecuciones, lo que ha provocado una escasez de compuestos utilizados en la inyección letal.

Varias de esas compañías farmacéuticas tienen sede en Europa, donde existe una larga tradición de oposición a la pena de muerte.

Esta situación ha motivado que las autoridades de los estados que aplican la pena de muerte busquen nuevos proveedores y nuevos fármacos que puedan ser utilizados para las ejecuciones.

Texas y otros estados han recurrido a farmacias de compuestos, que fabrican fármacos personalizados bajo pedido y adoptan nuevas mezclas no probadas, para abastecerse.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad