publicidad

Jurados analizan si dan o no la pena capital a James Holmes, el verdugo de Colorado

Jurados analizan si dan o no la pena capital a James Holmes, el verdugo de Colorado

Los jurados en el juicio del tiroteo en un cine de Colorado recibieron instrucciones para que decidan entre pena de muerte o cadena perpetua.

Los jurados en el juicio del tiroteo en un cine de Colorado recibieron instrucciones el jueves antes de su siguiente ronda de deliberaciones con el fin de que decidan si hay alguna razón válida para anular una potencial pena de muerte y sentenciar a James Holmes a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional por 12 asesinatos y 70 intentos de homicidio.

Las largas instrucciones fueron el último paso antes de los argumentos de cierre en esta fase de la sentencia, la cual se enfoca en la niñez de Holmes, su enfermedad mental, sus vínculos con las personas que lo aman y otros posibles factores mitigantes que puedan reducir su "culpabilidad moral" y ser digno de su piedad.

publicidad

La semana pasada, los jurados acordaron por unanimidad que los ataques de 2012 fueron lo suficientemente crueles como para justificar la pena de muerte. Ahora se enfocan en si, pese a eso, le deben perdonar la vida.

Si deciden que la pena de muerte sigue siendo una opción, pasarían a una fase final donde escucharían testimonios de víctimas y sobrevivientes.

Padres de James Holmes tratan de salvarle la vida Univision

Su salud mental, un factor a considerar

El juez Carlos A. Samour Jr. describió que los factores que tendrían el potencial de mitigar serían cualquier hecho o circunstancia en su historia personal, antecedentes o salud mental que hagan que la pena de muerte sea un castigo inadecuado, pese a la horrible naturaleza de sus crímenes hace tres años.

El juez, nacido en El Salvador, recordó a los jurados que ya llegaron a un acuerdo de que hay aspectos de su crimen que justifican la aplicación de la pena de muerte, incluido el hecho de que mató a varias personas, puso en grave riesgo de muerte a otras, actuó de forma cruel o depravada y acechó a sus víctimas.

LEER: Revelan detalles que James Holmes escribió en un cuaderno antes de la matanza en Colorado

publicidad

Samour Jr. también dijo que Holmes ha mencionado factores que podrían hacerlo digno de piedad, como su edad o estado emocional al momento del ataque; su capacidad limitada para apreciar lo equivocado de su conducta, su cooperación con las autoridades y cualquier otra evidencia presentada por su defensa. Luego enumeró más de 50 factores de ese tipo, incluidos los siguientes:

-Todos los expertos están de acuerdo en que Holmes sufre de esquizofrenia, no está fingiendo la enfermedad que causó los sucesos y que, de haber estado sano, los crímenes no hubieran ocurrido;

-Holmes tiene una carga genética para experimentar un desorden psicótico dado el extenso historial de esquizofrenia del lado de la familia de su padre;

-En 2012 tenía 24 años, la edad en la que es más frecuente que los esquizofrénicos experimenten el inicio de esa enfermedad mental;

-Nunca antes fue arrestado por un delito;

-Creció en una casa con amor, rodeado de amigos y vecinos atentos;

-Los fármacos que le recetaron antes del ataque pudieron empeorar su manía y otros síntomas peligrosos, entre otros.

LEER: Psiquiatra advirtió estado mental de James Holmes

Se acerca a la pena de muerte

Fue exactamente hace una semana que el jurado encargado de juzgarle considerara "atroz" la matanza y concluyera que el acusado demostró "desprecio por la vida" al disparar contra una audiencia indefensa.

publicidad

Con su decisión, el jurado alejó a Holmes de la cadena perpetua, pena que reclama la defensa, y lo aproxima al corredor de la muerte.

El jurado -compuesto por nueve mujeres y tres hombres- debe dirimir hasta qué punto Holmes estuvo influido por su esquizofrenia paranoide cuando, en 2012, irrumpió en un cine con una máscara de gas y guantes negros y comenzó a disparar sus cuatro armas.

El jurado, sin embargo, declinó considerar como un factor agravante la muerte de Veronica Moser-Sullivan, una niña de 6 años que la noche del 20 de julio de 2012 estaba viendo The Dark Knight Rises, la última entrega de la trilogía de películas de Batman del director Christopher Nolan, cuando Holmes irrumpió en la sala.

Los miembros del jurado respaldaron la versión de la defensa de que Holmes desconocía que la niña estaba en el cine cuando perpetró el tiroteo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad